Martes, 15 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Represión

El régimen quiere recluir en Mazorra al cantante Henry Laso

El cantante de música urbana Henry Laso. (FACEBOOK)

Las autoridades judiciales de Cienfuegos emitieron esta semana la orden de trasladar para el Hospital Psiquiátrico de La Habana, conocido como Mazorra, al cantante de música urbana Henry Laso, al considerar al artista como una persona "peligrosa para la sociedad producto de serios trastornos mentales", denunció el propio afectado a DIARIO DE CUBA.

Laso aún se encuentra ingresado en la sala de Psiquiatría del Hospital General Gustavo Aldereguía, de Cienfuegos, a pesar de que asegura poseer el documento donde le otorgan su libertad y le retiran la acusación de "atentado" que pesaba en su contra.

"Quieren hacer ver que estoy loco y que todo lo que he hecho es producto de una personalidad trastornada, lo cual es falso. No aceptaré que me encierren en Mazorra porque no considero que tenga problemas mentales", afirmó Laso.

El artista fue detenido el pasado 6 de febrero después de tener un altercado con un agente de la Seguridad del Estado. Estuvo encarcelado dos meses. Producto de los golpes recibidos en la pelea, exigió atención médica hasta que, a mediados de abril, lo trasladaron para el hospital bajo custodia.

El cantante cienfueguero comenzó a recibir amenazas de la Seguridad del Estado a partir de que denunciara a DIARIO DE CUBA, en mayo de 2016, ser víctima de una estafa por parte del Instituto Cubano de la Música.

En agosto de ese año realizó una protesta pacífica en la Plaza de la Revolución para exigir poder trabajar como artista.

Meses después, comenzó a escribir canciones contestatarias y se vinculó al movimiento opositor Cuba Independiente y Democrática. La última canción que compuso se llama "Un rey falso" y critica abiertamente al fallecido Fidel Castro.

Enviar a opositores a hospitales psiquiátricos e incluso someterlos a "tratamiento" es una práctica represiva que el régimen aplicó a principios de la Revolución y, recientemente, contra Daniel Llorente Miranda, el hombre que corrió con la bandera de Estados Unidos por la Plaza de la Revolución durante el desfile del Primero de Mayo de 2017, en La Habana.