Miércoles, 16 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
DISIDENCIA

Cita la Asamblea Nacional a una de las promotoras de la campaña 'Un cubano, un voto'

Rosa María Rodríguez Gil. (MCL)

La activista Rosa María Rodríguez Gil, miembro del Consejo Coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), fue citada para presentarse en la Sala de Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular el día 9 de octubre a las 10:30AM.

Según informó el MCL en su sitio web, Rodríguez recibió una llamada telefónica en su casa para citarla.

La dirigente recordó que hizo entrega en las oficinas de ese organismo de la propuesta de reforma de la Ley Electoral "Un cubano, un voto", donde pide una legislación que garantice el derecho de todos los cubanos a elegir y ser elegidos.

Una nota publicada por el MCL asegura que la "propuesta ya había sido entregada en mano a más de cien diputados de la anterior legislatura y a otros tantos de la actual y recoge cinco puntos esenciales para que la Ley Electoral sea verdaderamente democrática e inclusiva".

A juicio de Rodríguez, la citación podría ser para darle respuesta sobre esa solicitud. Aclaró en entrevista con Radio Martí: "Quiero respuesta. Es una petición ciudadana, que el pueblo está pidiendo".

El Movimiento Cristiano Liberación (MCL) inició esa petición al órgano legislativo "por una Ley Electoral que garantice el derecho de todos los cubanos a elegir y ser elegidos".

La organización define la nueva legislación como "un primer paso creíble hacia la transición" para "empoderar a todos los cubanos por igual".

"Cuba es una República desde hace 114 años, pero lamentablemente durante la mayor parte de este tiempo, la soberanía popular ha sido usurpada por el poder. Los últimos 64 años han sido de ausencia total de democracia y de libertades políticas", sostiene el MCL en el texto que acompaña la campaña.

"Como consecuencia de este ambiente de exclusión y persecución, el pueblo cubano ha sido objeto de manipulaciones que han generado la división y el enfrentamiento entre hermanos, sin que medie ningún proceso de consulta popular de donde emerja el respeto a la decisión de la mayoría" añade.

Para la organización opositora, "se trata de que todos los cubanos puedan decidir, puedan elegir y ser elegidos", lo cual considera "que verdaderamente iniciaría un proceso de cambios, y reconciliación entre los cubanos" y sería "la señal más clara" de avances "hacia un proceso de democratización de la sociedad".

Recuerda que "durante el pasado congreso del Partido Comunista de Cuba, este grupo político que se ha proclamado y funge como rector social y como único partido lícito en el país, anunció que ordenará al órgano legislativo, la Asamblea Nacional, la redacción de una nueva ley electoral".

En tal sentido, el MCL "alerta a todos los cubanos y a la opinión pública mundial la real posibilidad de que un cambio fraude mantenga secuestrada la soberanía popular" y "presenta (…) a todas las personas e instituciones de buena voluntad hacia Cuba, una propuesta de cuatro puntos esenciales que deberá incluir la nueva ley electoral para ser considerada inclusiva, democrática y participativa".

Eduardo Cardet, líder del MCL está en prisión desde noviembre de 2016 por coordinar esa campaña.