Jueves, 19 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
ACTIVISMO

El rapero David D'Omni reivindica el papel de la sociedad civil para la emancipación de Cuba

David D'Omni. (FACEBOOK)

El rapero y artivista David D'Omni culpó al difunto dictador Fidel Castro y a su "transparente complejo mesiánico" de convertir a Cuba en un pueblo dependiente con una profunda crisis de valores y llamó a un grito emancipador en una reflexión pública en la que también reivindicó la valentía de la sociedad civil independiente.

"Creo que el gran error de Fidel Castro, como de otros tantos que se perpetúan en el poder, fue no confiar en su pueblo, acostumbrándolo al paternalismo y mutilando las iniciativas de toda la sociedad. Él era el gran económico, el gran político, el gran artista, el gran Papá cercano a ser Dios del cual dependía todo un pueblo. Tal manifestación del ego, tendiente a mutilar la diversidad natural del amplio espectro humano, basado en un transparente complejo mesiánico, trajo como consecuencia una profunda crisis de valores en nuestra sociedad", escribió en su Perfil de Facebook.

"Ningún ciudadano nacido en Cuba a partir de 1959 con irrefrenables ideas propias encontró apoyo bajo el manto del gran 'Papá' que prohibió las huelgas, los partidos o cualquier otra manifestación social que se alejara de los lineamientos del único partido imperante. La emigración y represión constante de librepensadores, durante varias décadas, nos ha dejado una sociedad huérfana", manifestó.

Lamentó que, aunque ya el gobernante no está, "antes de partir se clonó en todas las instituciones legales de nuestra Isla. Todos los negocios, la política, el arte y la educación están en poder de dos o tres generales del ejército militar".

El artista, partícipe de la campaña contra el Decreto 349, consideró que "ahora cae sobre los hombros de la sociedad civil de Cuba, escasísima y estigmatizada, luchar con valentía para sembrar escasas pero fértiles semillas en esta árida tierra que nos dejó 'Papá'".

"Es cierto que en mi país la falta de democracia es mayúscula, pero no es más cierto que la capacidad de obrar en libertad que habita en la voluntad del hombre", sostuvo.

D Omni no cree "que sean tiempos para esperar por plataformas democráticas que el Gobierno no tiene interés en crear", de ahí que sienta un "profundo respeto a la sociedad civil cubana que, bajo golpes y detenciones arbitrarias, decide tomar la rienda de la libertad en sus manos y sí están creando espacios democráticos, aunque el Gobierno pretenda minimizarlos".

"Ya el árbol de la revolución cubana creció, dio sus frutos y murió mucho antes que Fidel (…) Solo veo esperanzas en lo que seamos capaz de hacer, si queremos democracia, es hora de tener democracia en nuestros hogares, si queremos prosperidad es hora de crear sindicatos y sociedades independientes, si queremos libertad, es tiempo de caminar con la cabeza erguida propagando a los cuatro vientos un grito emancipador", reivindicó.

"Todo esto es ilegal en Cuba, pero es auténtico e inherente al alma, y solo la sociedad civil ha sido capaz de cargar esta cruz y aguantar el estigma. Es la sociedad civil actual la portadora del legado de Félix Varela y José Martí, y no me asombra que sea calumniada, perseguida y temida por muchos", dijo.