Domingo, 8 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
represión

La campaña #PresosPorQué denuncia la situación de dos activistas encarcelados

Mitzael Díaz Paseiro. (MARTÍ NOTICIAS)
Yosvany Sánchez Valenciano. (TWITTER/PRESOS POR QUÉ)

La campaña #PresosPorQué, que responsabiliza al régimen cubano por la situación de los presos políticos en Cuba, impulsada por la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado de Estados Unidos, denunció el encarcelamiento del opositor cubano Mitzael Díaz Paseiro, así como la situación en presidio de Yosvany Sánchez Valenciano.

En su cuenta oficial de Twitter, la campaña asegura que Díaz Paseiro, miembro del Frente de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo, fue golpeado repetidamente y enjuiciado bajo cargos ridículos.

Díaz Paseiro cumple una condena de tres años en la prisión de Guamajal, en Santa Clara. Fue condenado en noviembre de 2017 por el tribunal Municipal de Placetas por el delito de "peligrosidad social predelictiva".

Por su parte, Yosvany Sánchez Valenciano cumple una sentencia de ocho años en prisión por defender los derechos humanos y la democracia.

Acusado de "desorden público" sufre ahora de maltrato en prisión, incluyendo golpizas frecuentes, y ha encontrado pedazos de vidrio en su comida, denunció la campaña en una nota.

Sánchez Valenciano, miembro de UNPACU, fue encarcelado en 2016 luego de dos juicios: el primero, por un delito de desacato, si bien fue procesado inicialmente por 'desorden público' a causa de su participación en protestas en Centro Habana. El segundo no llegó a concretarse debido a que los testigos no asistieron a la vista.

La iniciativa #PresosPorQué, lanzada este martes, reconoce el estimado de 130 presos políticos por el Gobierno cubano y afirma que estos prisioneros son "un signo explícito de la naturaleza represiva del régimen y representan una flagrante afrenta a las libertades fundamentales que los Estados Unidos y muchos otros gobiernos democráticos promueven".

Para el líder opositor Jorge Luis García Pérez "Antúnez" la campaña es "una bofetada a la dictadura" que deja al descubierto el absurdo entramado judicial con el que se condena a los opositores.

Miguel Díaz-Canel calificó la presentación de la campaña en favor de los presos políticos cubanos impulsada por EEUU en la ONU como un "show anticubano", si bien el verdadero espectáculo lo ofreció la delegación cubana con un boicot a la manera de los mítines repudio que se realizan en la Isla a los opositores.

Funcionarios de otros países se quedaron desconcertados con el mitin de repudio escenificado por los cubanos. La propia Currie se preguntó "¿cómo se comportará la Policía?" si los representantes del Gobierno ante un organismo internacional proceden así.

Los diplomáticos cubanos, secundados por aliados, interrumpieron con alaridos y golpeando las mesas con puñetazos y gruesos libros la sesión del ECOSOC. Así estuvieron durante las dos horas que duró la sesión dedicada a los prisioneros políticos cubanos.

En la misma línea de Díaz-Canel se proyectó la prensa estatal, incluido Granma, órgano del Partido Comunista de Cuba. "Otra victoria de Cuba en la ONU frente a campaña anticubana", tituló su artículo el periódico.

Junto a varias críticas sobre la situación de los derechos humanos en el país vecino, sostuvo que en Cuba "los únicos presos que son privados de sus derechos y dignidad son los que mantiene el Gobierno de Estados Unidos en el centro de detenciones arbitrarias y torturas" de Guantánamo.