Miércoles, 23 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
REFORMA CONSTITUCIONAL

Sindicalistas independientes llaman a votar por el 'No' en el referendo constitucional en Cuba

Cubanas leen el texto de la reforma constitucional. (RADIO RELOJ)

La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) hace un llamado a acudir al referendo sobre el Proyecto de Constitución de Cuba el próximo 24 de febrero y votar por el "No" a la estrategia del Gobierno que "busca perpetuarse en el poder sin ánimos de suprimir su naturaleza autoritaria".

"Frente a la nueva acción legitimadora del modelo encabezado por el partido único, la ASIC considera que la estrategia más atinada no es el rechazo a ejercer el voto sino la asistencia masiva a las urnas para estampar la cruz en el NO de la boleta (…)", señala en un comunicado emitido este jueves.

"Esta postura significaría, la no aceptación de que el partido comunista, como expone el Proyecto de Reforma en su artículo 5, continúe otorgándole, a una élite minoritaria, la potestad de decidir los destinos y la vida de todo el pueblo, cuando ni siquiera la aspiración político-ideológica del referido documento y menos la de la mayoría de la población, tiene que ver con el establecimiento del sistema socialista o comunista", señala.

"Estamos conscientes de que el artículo 5, continuará respaldando la conformación de una estructura estatal, administrativa y político-militar, cuyo objetivo seguirá siendo el sometimiento de todos los cubanos a la voluntad de la cúpula castrense, responsable del atraso social y económico, la nulidad política y las carencias cívicas que afectan a todas las generaciones que han vivido bajo la sombra del neoestalinismo criollo" añade la ASIC.

Para la organización sindical independiente, "el voto por el NO significa no aceptar más el engaño de un régimen que en su discurso, y ahora con esta iniciativa, se jacta de garantizar todos los derechos humanos y laborales, mientras persiste en violarlos de manera flagrante y sistemática".

"El voto del NO significa dejar claro hoy, y en el futuro, que la ASIC como institución sindical, nunca aceptó ni aceptará una Constitución que dice proclamar la garantía de los derechos laborales, universalmente reconocidos, pero que en la práctica los desconoce olímpicamente, mientras persigue a los sindicalistas independientes y obliga a los trabajadores a afiliarse, mediante la coacción y un sinfín de medidas represivas, a la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), gremio oficialista que funciona como un apéndice del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del poder estatal", añade.

La ASIC considera que este voto por el NO de forma unida, "sumados a los de todos los ciudadanos inconformes, que en Cuba usualmente y en forma de protesta se abstienen de votar, rayan la boleta o la depositan en blanco, enviaría un claro y contundente mensaje al régimen".

"El NO representaría un rechazo explícito a todo el orden vigente. Es una oportunidad de enviarle un mensaje claro y fuerte al régimen, de la verdadera Cuba y no la que ellos imaginan desde su Olimpo. También constituiría una señal dirigida a la reserva cívica y moral que pudiera haber en los centros decisores de poder dentro del gobierno para que acaben de tomar acciones a favor del pueblo", concluye.

La ASIC no es la única organización que se ha pronunciado contra la reforma constitucional en la Isla. Esta semana una veintena de figuras internacionales, entre ellos activistas cubanos, intelectuales y políticos firmaron una declaración en la que condenan el nuevo texto porque "no incluye el respeto a varios derechos fundamentales, entre ellos la existencia de partidos políticos, la libertad de prensa, reunión y asociación".