Viernes, 20 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Derechos Humanos

Más de 12 organizaciones piden a obispos de Cuba, Venezuela y Nicaragua interceder por los presos políticos

Manifestantes piden la liberación de los presos políticos en Nicaragua. (REUTERS)

Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos, radicadas en Estados Unidos, América Latina y Europa, pidieron a las jerarquías católicas de Cuba, VenezuelaNicaragua que intercedan ante las autoridades de esos países por la libertad de los encarcelados por motivos políticos.

Freedom House, CubaDecide, Victims of Communism Memorial Foundation, el Centro para una Cuba Libre, el Centro para la Apertura y el Desarrollo en América Latina (CADAL), la Sociedad Internacional por los Derechos Humanos, la Unión Liberal Cubana y otras organizaciones, anunciaron el inicio de una campaña internacional en esta Navidad para conseguir que La Habana, Caracas y Managua liberen a sus presos políticos.

"Quisiéramos rogarles que hagan todas las gestiones posibles con las autoridades para conseguir la amnistía de todos los cautivos por razones políticas en su país", dicen los firmantes.

"Esta petición (…) va dirigida a sacerdotes, pastores, rabinos y hombres y mujeres de buena voluntad alrededor del mundo", señalan en la carta, recibida en la redacción de DIARIO DE CUBA.

"Quiera Dios que la liberación de estos seres humanos sea el primer paso para conseguir la paz, la justicia y la reconciliación", afirman.

Otras organizaciones que suscriben la carta son la Plataforma para los Derechos Humanos en Cuba, la Comisión Permanente de Derechos Humanos, MAR por Cuba, el Directorio Democrático Cubano y el capítulo de Colombia de la Sociedad Internacional por los Derechos Humanos.

Según los firmantes, la petición ha sido enviada al cardenal Leopoldo Brenes Solorzano y al obispo auxiliar Silvio José Báez, de Nicaragua; a los arzobispos Juan García Rodríguez y Dionisio García Ibáñez, y al obispo Jorge Enrique Serpa, de Cuba; además de al cardenal venezolano Baltazar E. Porras Cardozo, y a otros 100 obispos y sacerdotes.