Domingo, 1 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
REPRESIÓN

Archivo Cuba atribuye al menos 20 muertes al régimen cubano en 2018

Personas recorren el cementerio simbólico con el que se recuerda a las miles de víctimas del castrismo, en Tamiami Park, Miami. (EFE)

Archivo Cuba documentó este 2018 unas 20 muertes "atribuidas al Estado cubano", una cifra resultante de "una investigación en curso que sigue estando muy limitada por el carácter cerrado de la dictadura cubana, así como por falta de recursos para la tarea de documentación".

La organización incluye en su registro "asesinatos extrajudiciales probables" de dos exprisioneros políticos que sufrieron "abusos por agentes estatales".

Se trata del defensor de los derechos humanos Alexei Pécora Ravel, de 43 años, quien murió el 3 de septiembre de 2018 en el hospital provincial de Santiago de Cuba tres días después de sufrir una hemorragia cerebral.

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) "había sufrido numerosos arrestos, golpizas y amenazas. Lo habían lanzado de un vehículo en movimiento por instrucción de un policía, causándole lesiones en el cuerpo y la cabeza; estas últimas le afectaron la visión, la audición y la memoria y le provocaron fuertes dolores de cabeza", señala Archivo Cuba.

El otro caso es el de José Gabriel Ramón Castillo, Pepín, de 61 años, quien murió el 16 de julio de 2018 en el Hollywood Memorial Hospital de Florida, EEUU, de una cirrosis hepática "que se sospecha fue provocada por las autoridades de prisión en Cuba".

El periodista independiente y defensor de los derechos humanos fue liberado de prisión por razones médicas a petición del Gobierno español y enviado al exilio en España en 2008; eventualmente se mudó a los EEUU. En Cuba, había estado cumpliendo 20 años de prisión después de que él y otros 74 miembros de la sociedad civil fueran castigados con décadas de privación de libertad durante la Primavera Negra del 2003.

Siete muertes en detención-prisión

Según el informe de la organización de derechos humanos, "un detenido fue asesinado extrajudicialmente, las autoridades informaron que tres presos se suicidaron (fueron suicidios inducidos o asesinatos) y cuatro presos murieron por falta de atención médica".

Archivo Cuba puntualiza que "documenta muertes en prisión o detención sin importar la causa. Sin embargo, solo se conoce una pequeña fracción de las muertes reales que ocurren en las prisiones de Cuba y hay una falta extrema de acceso a los centros de reclusión".

Los casos denunciados sirven para ilustrar las terribles condiciones y los abusos que todos los presos, comunes o políticos, deben soportar.

La organización incluye los casos de Yojander Espinosa Rodríguez, de 28 años, hallado muerto, colgando, en su celda de castigo el 2 de mayo de 2018 en la prisión provincial de Canaleta, Ciego de Ávila; Raidel García Otero, de 29 años, fallecido el 23 de enero de 2018 en el Hospital Salvador Allende de La Habana.

García Otero era técnico económico de una compañía militar y estaba recluido en la prisión de Valle Grande con "medida de precaución" desde octubre de 2016. Sus compañeros presos notificaron a la familia que estaba muy enfermo y sin recibir atención médica. Sus padres fueron a la prisión, pero no se les permitió verlo. Fue trasladado al hospital en estado de coma sin notificarle a su familia y murió cuatro días después.

También reporta los fallecimientos de Geovany Matos Mata, de 27 años, presuntamente ahorcado el 1 de enero de 2018 en la prisión de Canaleta, Ciego de Ávila; Miguel Ángel Martínez Torres, de 44 años, en la misma cárcel, de un supuesto ataque cardíaco.

Archivo Cuba incluye en su informe los casos de Alejandro Pupo, de 46 años, "asesinado por agentes estatales en una estación de policía en Placetas", Villa Clara, el 9 de agosto de 2018; Alejandro Socarrás Rodríguez, de 40 años, quien fue hallado colgando, en un supuesto suicidio, el 5 de septiembre de 2018 en la prisión de Guamajal, Villa Clara, y Bárbaro Verdecia, de 29 años, quien murió en octubre de 2018 en la prisión Combinado del Este de La Habana, de una infección bacteriana "sin recibir atención médica".

Migración forzada y trabajo en el exterior

En su informe de 2018, Archivo Cuba también incluye a cuatro personas que murieron en intentos de salida de Cuba y que identifica como "migración forzada", así como seis médicos cubanos desplegados en áreas remotas de Brasil que murieron en accidentes o por razones de salud.

En la primera situación registra los decesos de Vivian Rondón Reyes, de 28 años, ahogada en el mar Caribe cerca de Honduras; Osmani Hidalgo Leyva, de 21 años, y el matrimonio de Niurka García Roque, de 46 años, y Reinaldo Delgado Díaz, de 45 años, que murieron en Santa Victoria del Palmar, Brasil, junto a otras cinco personas en un accidente automovilístico en un intento de cruzar varios países para llegar a EEUU.

Entre los médicos cubanos fallecidos, se encuentran Ramón Domínguez Rivera (16/8/2018), Jaime Alfonso Martínez (10/2018), Luis Alberto Martínez Vila (17/7/2018), Adrián Reyes Valverde (29/4/2018), Yanier Samón de Hombre (2/8/2018) y Eduardo Vázquez Roque (5/11/2018).

La organización explica que "están incluidos en la base de datos de Archivo Cuba porque todos laboraban al servicio del Estado cubano en circunstancias de explotación, condiciones de privación y eran sujetos a la violación sistemática de sus derechos humanos básicos tales como la confiscación de salario, la separación forzada de sus familias, la incapacidad de abandonar o ingresar libremente a su país y la incapacidad de ejercer su profesión libremente".

Archivo Cuba tiene en cuenta los 112 de los 113 pasajeros de un vuelo de Cubana de Aviación que perecieron poco después del despegue del avión de La Habana en ruta a Holguín en mayo pasado.

"Las víctimas de este accidente aéreo no están incluidas en la base de datos de Archivo Cuba en espera de los resultados de la investigación sobre la causa del accidente, sin embargo, hay fuertes indicios de negligencia grave por parte de las autoridades de aviación civil de Cuba", sostiene.

"Si el estado cubano resulta responsable del siniestro, la cuenta de muertes documentadas para 2018 sería de 132", añade.

Según los datos de la organización, "las muertes y desapariciones durante seis décadas de régimen comunista ascienden a 7.330 casos, todos con su registro individual".