Martes, 19 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
salud

Sindicalistas independientes piden a Bolsonaro resolver el 'limbo legal' en que quedaron los médicos cubanos en Brasil

Médicos cubanos en Brasil. (CUBADEBATE)

La Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC) dirigió una carta al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, donde le piden dar solución al "limbo legal" en que han quedado centenares de médicos cubanos en ese país.

La misiva dice a Bolsonaro que hay una "contradicción entre su clara decisión de apoyar a nuestros compatriotas y la del ministerio de Salud Pública (de Brasil) que no acaba de aclarar el estatus legal en que quedan los profesionales cubanos".

La organización sindicalista recuerda que esa contradicción se hizo patente cuando, al preguntársele por la posibilidad de reincorporar a los galenos cubanos a su trabajo, la secretaría de Trabajo y Educación del Ministerio de Salud respondió que "el Gobierno de Cuba canceló el programa, no el de Brasil".

"Al parecer, su ministerio no tiene conocimiento sobre el hecho de que cualquier cubano, al desobedecer el orden impuesto por el régimen totalitario, como fue el caso de estos médicos, al decidir quedarse en su país, automáticamente se convierten en no-personas y por tanto a expensas de represalias como la de no permitirle la entrada a Cuba durante ocho años, entre otros castigos no menos aberrantes", recuerda la carta.

La misiva, firmada por Iván Hernández Carrillo y Alejandro Sánchez Zaldívar, del secretariado nacional de la ASIC, pide a Bolsonaro intervenir para resolver el asunto.

El Gobierno de Cuba decidió en noviembre pasado abandonar el programa Más Médicos que tenía en Brasil, como forma de protesta por los que consideró comentarios "amenazantes y despectivos" del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien calificó a los médicos cubanos como "esclavos" de una "dictadura" y llegó ofrecerles asilo.

También impuso ciertas condiciones para seguir adelante con el programa de salud, entre ellas que los profesionales de la Isla recibieran el sueldo íntegro y que pudieran tener a sus familias de forma permanente en Brasil.

Como respuesta, La Habana ordenó el regreso de sus médicos, que hasta ese momento totalizaban 8.332 ejerciendo de manera activa en el gigante sudamericano.

Para cubrir las plazas que quedaron vacantes, el Gobierno de Brasil creó el programa Más Salud, que fue completado con profesionales brasileños formados en el extranjero.

Tras conocer esa noticia, médicos cubanos que decidieron "romper las cadenas" con La Habana, manifestaron sentirse "traicionados" y "engañados" por Bolsonaro.

El ministerio de Salud Pública (MINSAP) cubano se ha aprovechado de la situación al declarar que "está dispuesto a recibir en la patria" a los 2.000 profesionales cubanos que se quedaron en Brasil tras la suspensión de la participación cubana en Más Médicos, y les ratificó ofertas de empleo y asistencia para el regreso.

El MINSAP aprovechó para atacar a quienes cataloga como "los adversarios históricos de la Revolución y los enemigos de su sistema de Salud Pública", así como al programa de refugio en EEUU que hoy intentan reactivar los senadores Bob Menéndez (demócrata) y Marco Rubio (republicano) y que el congresista Albio Sires introdujo al Congreso de ese país, en el que ponen sus esperanzas profesionales cubanos varados en terceros países y en situación desesperada.

Menéndez y Rubio presentaron una iniciativa en la que citan una investigación iniciada por DIARIO DE CUBA, que denuncia los abusos contra los médicos cubanos enviados al exterior, y acusan a La Habana de someter a esos profesionales a una "trata de personas patrocinada por el Estado".

1 comentario

Imagen de Balsero

Muchachos, por favor no caigan en la misma cantaleta que cayeron los propios médicos cubanos que se quedaron en Brasil. No traten por tonto a Bolsonaro y a su ministerio, ya que forman parte del mismo gobierno. TODOS saben que la vuelta a Cuba en estos momentos no es conveniente. No hace falta repetírselo. Peticionen, soliciten amablemente, diríganse con respeto, cuiden las formas y el vocabulario, pero no quieran imponer SU trabajo en un país democrático, que no es el suyo. No me canso de decir que lo peor que pudieron haber hecho es despertar los sentimientos nacionalistas en los médicos brasileños, y en consecuencia, los obligaron a actuar corporativamente. Esa misiva que cita la nota me hace acordar a un vecino mío que decía "al Comandante no le dicen las cosas que están mal, si no él las hubiera arreglado", y hace 60 años que en Cuba nadie arregla nada. Cuando leí lo que pusieron algunos galenos en el fcbk - con insultos a Bolsonaro - llegué a pensar en que el Minint había mandado gente a jod.. por si alguien se quería quedar.