Domingo, 1 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
REPRESIÓN

El régimen condena a un año de cárcel a la activista Rosario Morales

Rosario Morales. (MARTÍ NOTICIAS)

La activista Rosario Morales, acusada de "desacato, venta ilícita, alteración del orden público y resistencia" fue condenada a un año de privación de libertad por un tribunal de La Habana en un juicio celebrado el pasado 7 de marzo que la opositora cubana consideró "amañado", según declaró a DIARIO DE CUBA.

"Me sancionaron a un año de privación de libertad, aunque debo de esperar por escrito la notificación de la sentencia. Me dijeron que tenía diez días para apelar", precisó.

En un inicio Morales fue procesada junto a la también activista Leonor Reyno, quien salió en defensa de un cuentapropista "acosado" por la Policía. Ambas estuvieron detenidas12 días en el Vivac a raíz de lo sucedido en diciembre pasado.

"A Leonor no la citaron para nada más", especificó Morales. "Fue a mi sola, en un proceso amañado como se sabe que actúa aquí el Gobierno contra los activistas de derechos humanos", dijo.

"Un año fue lo que finalmente estableció el fiscal. Primero pedían tres años y ya cuando se celebró el juicio me dijeron que un año, pero seré notificada personalmente por un funcionario de ellos que me va a traer la sentencia a mi domicilio. Estoy esperando a ver, para poder corroborar o no lo que me comunicaron verbalmente allí", apuntó Morales.

"Yo voy a apoyarla a ella (a Leonor Reyno) y el resultado es que salí como sancionada yo", acotó.

Todo ocurrió a raíz de que policías uniformados se presentaron en la Villa Panamericana y comenzaron a pedir documentos a un grupo de cuentapropistas que en ese lugar estaban vendiendo escobas, recogedores y otros artículos del hogar.

Recordó que Reyno increpó a los oficiales por "molestar" a los vendedores.

Reyno recibió órdenes entonces de enseñar su carné de identidad, a lo que ella se negó. Los policías vieron esto como una falta de respeto y procedieron a su detención dentro de una patrulla, desde donde llamó a Morales.

Según contó Morales, ella acudió al lugar y no puede decir si hubo falta de respeto o no, pero sí se manifestó contra la detención.

"Yo sí levanté mi voz. Grité: '¡Abajo el hambre y la miseria, libertad para los presos políticos, vivan los derechos humanos! Porque soy defensora de los derechos humanos, defiendo el legado de la Dama de Blanco Laura Pollán y entonces me montaron a mí también en la patrulla", relató.

"Se enfocaron en las frases que libremente expresé. A Reyno ni la molestaron para nada más. Son cosas que pasan y a las que nos enfrentamos aquí", lamentó resignada.