Domingo, 8 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
REPRESIÓN

UN Watch reitera demanda de 'liberación inmediata' para Eduardo Cardet

Eduardo Cardet. (EL ESPAÑOL)

La ONG suiza de derechos humanos UN Watch reiteró la demanda de "liberación inmediata" para Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), teniendo en cuenta el pronunciamiento realizado por el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas sobre el caso del líder opositor.

Un panel de cinco expertos apoyó en su totalidad una petición presentada por United Nations (UN) Watch y determinó que el régimen cubano está "deteniendo arbitrariamente" a Cardet, quien fue arrestado el 30 de noviembre de 2016 a raíz de unas declaraciones críticas sobre Fidel Castro.

En un comunicado, la ONG recordó que el Grupo de Trabajo resolvió que el Gobierno cubano arrestó a Cardet, médico de profesión, "sin ninguna base legal" y que además reclamó "reparaciones" para el líder disidente. La organización anunció que el texto con el veredicto del caso será circulado esta semana en Naciones Unidas.

"El Grupo de Trabajo resolvió que 'la detención de Cardet constituye una privación arbitraria de su libertad', destacando específicamente que se contradice con las siguientes garantías de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: el derecho a ser libre de arrestos arbitrarios, el derecho al debido proceso, el derecho a la presunción de inocencia, la libertad de conciencia, la libertad de expresión y la libertad de asociación", añadió UN Watch.

De acuerdo con la nota de la organización, como órgano independiente e imparcial de la ONU, el grupo de trabajo estuvo conformado por expertos de Australia, Benin, México, Corea del Sur y Letonia.

"Al alcanzar esta decisión, el Grupo de Trabajo reconoció los argumentos legales de United Nations Watch y rechazó todos los argumentos de (el Gobierno de) Cuba que buscaban justificar el encarcelamiento del Dr. Cardet", celebró.

"Esta es una importante decisión del Grupo de Trabajo (sobre Detenciones Arbitrariasde la ONU)", dijo el director ejecutivo de United Nations Watch, Hillel Neuer.

"El gobierno cubano se aferra al poder suprimiendo la democracia. Rutinariamente castiga al disenso político a través de un amplio espectro de abusos a los derechos humanos que incluyen las detenciones arbitrarias, golpizas y otros tratos crueles e inhumanos, y el acoso hacia activistas y sus familias", añadió.

"Realizando una revisión de los hechos y de la evidencia, el Grupo de Trabajo concluyó que el trato de Cuba hacia el Dr. Cardet, un activista prodemocracia, violó sus derechos bajo el derecho internacional. Pedimos a Cuba que cumpla con la decisión del órgano de la ONU, y que libere inmediatamente al Dr. Cardet", insistió UN Watch.

Por otra parte, a petición de la familia de Eduardo Cardet y del MCL, de acuerdo con un comunicado del movimiento, el abogado venezolano Juan Carlos Gutiérrez llevará el caso de Cardet a la Geneve Summit.

Gutiérrez es abogado de derechos humanos, presidente del Instituto de Derechos Humanos de la Asociación Mundial de Juristas y socio de la firma de abogados Cremades & Calvo-Sotelo. Es miembro de la Lista de abogados de la Corte Penal Internacional.

Es defensor del preso de conciencia venezolano Leopoldo López, el presidente interino Juan Guaidó y varios otros presos políticos prominentes en Venezuela. Es consejero de ONG que apoyan a presos políticos en Bolivia, Cuba, Turquía y Venezuela.

El jurista llevará a la Cumbre de Ginebra el caso de Cardet.

Cardet fue trasladado el pasado mes de febrero a un régimen de "mínima" en prisión. Fue condenado a tres años de privación de libertad por un supuesto "delito de atentado", una sentencia que el Tribunal Provincial de Holguín ratificó en mayo de 2017 y que todos los que le conocen siguen considerando injusta y fabricada.

El pasado 30 de noviembre cumplió dos años de cárcel después de que fuera detenido violentamente en 2016.

Como dijo el portavoz del MCL Regis Iglesias en pasadas declaraciones a DIARIO DE CUBA, el régimen se ensañó con Cardet por el trabajo que estaba haciendo dentro de la Isla con la iniciativa "Un cubano, un voto", y también por la promoción de este proyecto de reforma electoral fuera del país.

La iniciativa se presentó a la Asamblea Nacional del Poder Popular y entregó en manos de cada diputado. El régimen empezó a temer por esta campaña que demanda una nueva ley electoral que reconozca elecciones libres, que todos los cubanos puedan elegir y ser elegidos.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) declaró a Cardet "prisionero de conciencia" y ha lanzado varios llamados de acción urgente por su "liberación inmediata e incondicional".