Sábado, 21 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
REPRESIÓN

La lista de presos políticos de Cuban Prisioners Defenders, una amenaza para el régimen cubano

Presos cubanos. (EFE)

Cuban Prisioners Defenders (CPD) ha denunciado "varios movimientos del régimen de Cuba" en los últimos meses "altamente preocupantes" porque atacan la labor de documentación que está realizando esta ONG dentro y fuera de la Isla.

En un nuevo informe publicado este jueves, CPD contabiliza 4.000 presos políticos en las cárceles de a Isla.

"Varios presos políticos en Cuba recibieron, hecho insólito hasta ahora, la orden de que, si se comunican con Iván Hernández Carrillo, uno de los fundadores de CPD, eso les supondría perder las llamadas durante un año, a familiares incluidos", señala.

Anteriormente a la creación de la organización, las comunicaciones del Sr. Hernández Carrillo eran habituales con reclusos políticos en la Isla, sin que ello significara represalias, "más que meras amonestaciones verbales".

CPD cita que "ya son dos los casos de presos políticos a los que clausuraron la opción de llamar porque se han comunicado con el Sr. Hernández Carrillo". Ellos son Yosvany Socarrás González, quien esta semana obtenía la libertad por cumplimento de condena, y Félix Juan Cabrera Cabrera. "A este último le han prohibido incluso hablar hasta con su familia por teléfono como castigo".

La ONG explica que en un interrogatorio un agente de la Seguridad del Estado habló de la presencia de Cuban Prisoners Defenders en Bruselas a un opositor detenido en recientes fechas en Cienfuegos. Se trata de Juan Alberto de la Nuez Ramírez, coordinador del Movimiento Ciudadano Reflexión y Reconciliación, a quien le indicó que CPD estaría usando a los opositores para lograr "intereses ocultos" y "engañarles".

Cuban Prisoners Defenders es reconocida como la organización que presenta la lista de presos políticos adoptada mayoritariamente por los países democráticos con representación diplomática en Cuba.

"Los pequeños éxitos, obtenidos en fechas recientes, están recabando la atención del régimen del clan de los Castro", señala.

CPD atribuye la reciente liberación de Hugo Damián Prieto, quien fue exonerado de su condena de forma completa, a "gestiones diplomáticas al más alto nivel basadas en los informes de CPD".

También incluye en esos esfuerzos "el otorgamiento de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor del preso político Edilberto Arzuaga Alcalá".

Más de 4.000 presos políticos en la Isla

El informe de prisiones que está elaborando Cuban Prisoners Defenders arroja, además, un dato altamente preocupante: el número de convictos y condenados con 'peligrosidad social pre-delictiva' se cifra por miles.

La ONG pone como ejemplo que, en la prisión José Luis Robao, en el municipio de Corralillo, Villa Clara, con una población reclusa del entorno de 300 presos, "existen al menos 24 de ellos condenados" por esta figura penal, incluyendo a Orlando Triana González, ya presente en la lista de CPD.

Explica que sus nombres no aparecen en la lista de Convictos de Conciencia actual por ser necesario para ello un estudio de cada caso.

"Entre los miles que estamos encontrando por esta falsa condena, están: Luis Emilio Camacho Rodríguez, Landi Arteaga Romero, Jesús Cárdenas Herrera, Eduardo Jesús Santos, Esteban Manso Manso, Osmel Loyola Martí, Liván Machado Ruíz, Yoanqui Sotolongo Gil, Lázaro Jiménez Triana, Gleider Abrantes Valdés, Santo Borroto Benavidez, Dani Navarro Espinosa, Richel Sanfiel González, Yasmani Lara Suárez, José Manuel Díaz Milián, Disniel Pedraza Álvarez, Eduardo Marte Cabrera, Yadiel González Guevara, Juan Ramón González Olivera, Orlando Lovato Rodríguez, Yoelvis Tomás Díaz Continuo, Yoslandi Morera Ramírez y Elio Luis Carvajal Reyes".

"Estamos obteniendo cifras altamente preocupantes de los condenados por 'peligrosidad social predelictiva' entre la población carcelaria y la población con medidas de seguridad de trabajo forzado en régimen domiciliario, que nos permiten establecer la cifra entre 4.000 y 8.000 convictos y condenados políticos, al menos, por 'peligrosidad social predelictiva' en toda Cuba", indica CPD.

La ONG compara la figura de "peligrosidad social predelictiva", presente en el Código Penal de Cuba, con la Ley de vagos y maleantes, del Orden Penal español de 4 de agosto de 1933 aprobada por las Cortes de la II República, con Manuel Azaña,​ referente al tratamiento arbitrario de vagabundos, nómadas y otros comportamientos considerados "antisociales". Posteriormente fue modificada por la dictadura franquista, denominándola Ley sobre peligrosidad y rehabilitación social para permitir reprimir también a los homosexuales.

CPD califica la figura del código penal cubano como "bochornosa" e "indignante":

Artículo 72. Se considera estado peligroso a la especial proclividad en que se halla una persona para cometer delitos, demostrada por la conducta que observa en contradicción manifiesta con las normas de la moral socialista.

Por su parte, el artículo 76.1 dice que "las medidas de seguridad pueden decretarse para prevenir la comisión de delitos o con motivo de la comisión de éstos. En el primer caso se denominan medidas de seguridad predelictivas, y en el segundo, medidas de seguridad postdelictivas".

El artículo 78 establece que "al declarado en estado peligroso en el correspondiente proceso, se le puede imponer la medida de seguridad predelictiva" y el 80.1 que "las medidas reeducativas son: a) internamiento en un establecimiento especializado de trabajo o de estudio; b) entrega a un colectivo de trabajo, para el control y la orientación de la conducta del sujeto en estado peligroso".

El artículo 80.2, por su parte, establece que "las medidas reeducativas se aplican a los individuos antisociales" y el punto 3 que "el término de estas medidas es de un año como mínimo y de cuatro como máximo".

Siguen creciendo los presos políticos de conciencia en Cuba que pertenecen a la oposición

La última lista de presos políticos pertenecientes a la oposición de Cuban Prisoners Defenders ha vuelto a experimentar un crecimiento, a pesar de las diversas liberaciones por término de condena o eliminación de pena en el mes de abril de 2019, señala otro punto del informe.

Según la organización, "ya son 144 los convictos de conciencia, condenados de conciencia y presos políticos pertenecientes o protegidos por organizaciones opositoras y auspiciados por CPD".

Entre los 85 convictos de conciencia, dos de ellos, muy recientes, son dos padres cristianos que practicaban el homeschooling en sus hogares. La pareja formaba a sus hijos en materias docentes para evitar que fueran adoctrinados por la escuela oficial del régimen.

Se trata de Ayda Expósito Leiva y Ramón Rigal Rodríguez, detenidos en abril y condenados de forma expresa a un año y medio y dos años de prisión, respectivamente, por "otros actos contrarios al normal desarrollo del menor".

"La evaluación de los menores, su nivel de conocimientos culturales y en ciencias ni siquiera se ha tenido en cuenta a la hora de juzgarles. La condena, por tanto, se ha dado por no permitir el adoctrinamiento ideológico de la escuela oficial, pero no por situación alguna de desventaja cultural o formativa de los menores", puntualiza CPD.

Entre los 27 condenados de conciencia, Cuban Prisioners Defenders destaca las incorporaciones de Luis Andrés Domínguez Sardiñas, Henry Rey Rodríguez, Emir González Jonero e Ibrahim Alemán Urrutia, quienes están en un régimen de trabajo forzado sin internamiento; Andrés Avelino Rodríguez Beltrán, quien se encuentra en condena de limitación de libertad domiciliar, y Carlos Rafael Aguirre Lay, quien ha sido fuertemente amenazado si mantiene actividades de conciencia, condicionando su régimen domiciliar a privación de libertad en cualquier momento.

La ONG incluye otros 32 presos políticos adicionales, entre los que están las condenas más altas y los presos con mayores períodos de cumplimiento en las cárceles cubanas.

En la lista está Ariel Ruiz Urquiola, quien debe ser liberado de su condena por cumplimiento este día 2 de mayo.

Avances del estudio de población carcelaria en Cuba: más de 100.000 reclusos

Según Cuban Prisoners Defenders, Cuba tiene la mayor población reclusa per cápita de todo el mundo, con más de 950 presos cada 100.000 habitantes, repartidos en cientos de penales e instituciones de todo tipo diseminadas por todo el país. Es decir, en Cuba la población reclusa es superior a los 100.000 presos.

Esta estimación se basa en la cobertura del estudio en nueve de sus provincias y la comparativa con el estudio realizado en los años 90 por la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) que lidera Elizardo Sánchez.

El informe será publicado al terminar de censar todas las provincias restantes, pero el estado actual del mismo permite a CPD hacer su anticipo. "Confirmamos que Cuba es, por tanto, el país con la mayor población reclusa relativa del mundo", subraya, por delante de EEUU (6.551), Salvador (6041), Turkmenistán         (5521), Islas Vírgenes (5421) y Tailandia (5261)

Análisis sobre la duración de las condenas

En cuanto a la duración de las condenas, la ONG señala como la media en los convictos de conciencia, tres años y 11 meses. Entre los presos políticos que no pueden ser considerados de conciencia únicamente por haber concurrido otras circunstancias de tipo penal en sus actos (la condena política se solapó con la de robo, intento de asalto, rebelión, piratería y otros), 32 casos, las penas se distribuyen de una manera más radical, siendo la más usual (37,5%) la cadena perpetua.

Más del 78% de las condenas por motivos políticos, en las que ha habido algún delito aparentemente real en los acontecimientos de oposición al sistema y que no pueden encuadrarse exclusivamente en el marco de "conciencia", tienen penas iguales o superiores a los 20 años.