Sábado, 21 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
Represión

La Seguridad del Estado encarcela y priva de sus antirretrovirales a activista LGBTI de Pinar del Río

Leodán Suárez Quiñones. (DDC)

La activista Leodán Suárez Quiñones, delegada nacional de la comunidad LGBTI del partido Cuba Independiente y Democrática, fue detenida durante casi 15 horas por la policía política de Pinar del Río, donde reside.

Este viernes, Suárez Quiñones, de 26 años, estaba invitada a un almuerzo con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y la Bifobia, en la Embajada del Reino de los Países Bajos, en La Habana.

En esa cita, cursada por la embajadora Alexandra Valkenburg y Marriet Schuurman, exjefa de la Unidad Especial para el Consejo de la ONU y Embajadora de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos, Suárez Quiñones iba a dialogar sobre la situación actual de la población LGBTIQ cubana.

La activista fue detenida casi a medianoche del jueves en Pinar del Río, mientras intentaba tomar un taxi hacia la capital cubana. "Cuatro agentes, de civil, en un auto Lada, me pidieron acompañarlos, y cuando les dije que no los conocía, que no iba a ninguna parte con ellos, me metieron a la fuerza en el carro y me llevaron hasta el conocido como DTI de Pinar", contó a DIARIO DE CUBA la activista.

"Allí estuve toda la noche, en una celda, incomunicada, hasta que hoy a las 9:30AM me llevaron a mi municipio, San Juan y Martínez, donde estuve hasta las 2:30PM, que es cuando me ponen en libertad", denunció.

En esas horas, Suárez Quiñones sufrió toda clase de humillaciones: "Me tuvieron bajo hostigamiento, maltrato, ofensas, riéndose de mí como si fuera un chiste, hablaron barbaridades de los homosexuales, me dijeron que por ser homosexual, contrarrevolucionario y enfermo de VIH-SIDA lo mejor era ahorcarme, que aquí en Cuba nunca voy a tener vida..."

El funcionario al frente de tales vejaciones se nombra Orestas Ayala. "Es el jefe de la Seguridad del Estado en San Juan y Martínez", dijo la activista.

En ese periodo, no le ofrecieron desayuno ni almuerzo. "Me dijeron que si quería comer que le pidiera a los EEUU la comida. Yo tomo antirretrovirales dos veces al día, porque soy paciente HIV, pero el medicamento de hoy por la mañana no me lo dejaron tomar. Me dijeron que no tenía acceso a nada, que ellos no me reconocían como cubano por ser opositora al sistema."

El día 16 de mayo de 2019 Suárez Quiñones había sido citada ante la unidad de la Policía de su localidad, pero no asistió "porque no he cometido delito alguno", dijo.

"Antes de darme la libertad me levantaron un acta de advertencia por desorden público y por querer acudir a actividades en contra del país, me multaron con 50 pesos por no asistir a la cita de la Policía y me advirtieron que si continuaba mi activismo a favor de los gays se encargarían de hacerme pagar bien caro por lo que estoy haciendo a favor de los que tanto el Gobierno de este país reprime y discrimina", aseguró.

El pasado sábado, Suárez Quiñones fue detenida en la carretera, a la altura del municipio Los Palacios, cuando se dirigía hacia La Habana para participar en la Marcha Alternativa LGBTI que allí se celebró.

En 2018, la activista también fue reprimida antes de viajar a Argentina para participar en un taller auspiciado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). 

En esa ocasión también pasó por un calabozo de la Policía en La Habana, donde sufrió vejaciones, burlas y el registro y decomiso de pertenencias.

Suárez Quiñones, quien es transgénero y se define como mujer, relató entonces a DIARIO DE CUBA que estuvo hospedada en La Habana entre el 25 y el 31 de marzo para gestionar su visa argentina. Finalmente, fue interceptada por la Seguridad del Estado, la tuvieron presa y luego fue trasladada a San Juan y Martínez, desde donde regresó a la capital y viajó a Argentina.

Las acciones represivas contra miembros de la comunidad LGBTI cubana han aumentado desde que se celebrara la Marcha Alternativa LGBTI en La Habana, el pasado 11 de mayo.

Este jueves, el diseñador y activista LGBTI Roberto Ramos Mori, coordinador de la popular galería taller habanera La Marca, fue detenido y liberado tras cinco horas en paradero desconocido, según informaron varios amigos y colegas en las redes sociales.

1 comentario

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Ustedes me disculpan, pero esto se esta poniendo comico. Que los cubanos, machos machotes demuestren esta solidaridad con los homosexuales, no me suena autentico. Que las noticias mas importantes de DDC hoy esten relacionadas con los heroicos combatientes homosexuales, es irrisorio. A mi se me ha acusado en esta pagina de homofobico (siempre diciendo que uno no ha salido del closet, para tocar la acusacion con el insulto imprescindible), pero de lo que si no se me puede acusar es de Transfobico y Bifobico, porque no se de que carajo me estarian hablando. Este problema de la mariconeria y el tortillerismo, que deberia ser privado, se ha convertido en un capitulo de la psico-sociologia moderna, y las variantes mariconiles y tortilleriles son infinitas; pero para mi, que tengo origen guajiro, maricon es maricon, qué decirles?