Domingo, 1 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Represión

Archivo Cuba lleva su denuncia sobre muertes y desapariciones en la Isla al Oslo Freedom Forum

María Werlau, directora de Archivo Cuba, y el cantante Henry Lazo. (ARCHIVO CUBA)

El proyecto Archivo Cuba, que dirige María Werlau, participa en el Oslo Freedom Forum para denunciar las muertes y desapariciones bajo el régimen cubano.

Archivo Cuba sistematiza la información sobre estas atrocidades, así como sobre los presos políticos y el contexto represivo cubano en general.

En esta edición del Oslo Freedom Forum participará también el Centro de Información Legal, Cubalex, liderado por la abogada Laritza Diversent.

La mayoría de los integrantes de este proyecto, que denuncia a nivel internacional los abusos y arbitrariedades del sistema legal cubano, han sido obligados a partir al exilio.

María Werlaw informó a DIARIO DE CUBA que como parte de la representación cubana en el evento está el rapero Henry Laso, El Encuyé, quien ha sufrido prisión en Cuba por su posición contestataria.

Laso considera que el "intercambio cultural" promovido por la Administración de Barack Obama "no ha sido reciproco ni inclusivo". El Gobierno cubano ha favorecido "a los artistas no críticos al sistema" y prácticamente solo ha permitido viajar "a los que tienen colaborando con la Seguridad de Estado".

"A todos los artistas que son invitados a salir de Cuba los prepara un oficial de la contrainteligencia, lo sientan para reclutarlo (la mayoría accede), lo preparan y lo infiltran", afirma Laso. "El primer objetivo es que hagan un trabajo de inteligencia, informando sobre las personas con quienes se ven fuera de Cuba. Además, les dan tareas de TOS (trabajo operativo secreto), tales como planes de un eventual sabotaje contra individuos", añade.

"Es importante que nos extiendan invitaciones para verdaderos intercambios culturales a los artistas independientes, que estamos vedados de trabajar en Cuba y nos negamos a colaborar con el régimen", reclama el cantante.

Las autoridades impiden trabajar a Laso desde 2015, cuando denunció haber sido extorsionado por Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música, quien supuestamente le exigió 1.500 dólares por una licencia de artista.

El Encuyé asegura que se negó y, a partir de entonces, no pudo acceder a los escenarios.

Lazo comenzó a cantar temas contestatarios, lo que le acarreó represión. Tras un incidente con un agente de la Seguridad del Estado que, según el artista, fue enviado a agredirlo, estuvo en prisión acusado de "desacato" y "atentado".

De acuerdo con su testimonio, estando en la cárcel reveló al agente cubano Héctor Fojaco Torres, presunto "traficante de drogas e identidades, buscado por Interpol", y quien "entraba a Estados Unidos con identidad falsa".

Laso afirma que no fue encausado para evitar que dijera lo que sabía.

El cantante sufrió prisión provisional tres meses y luego fue trasladado a un centro siquiátrico. Estuvo en una "celda de castigo tapiada" durante tres meses e hizo una huelga de hambre de un mes. Fue excarcelado en octubre 2018.