Jueves, 21 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
REPRESIÓN

La CIDH condena la disolución violenta de la marcha independiente LGBTI en Cuba

Activistas LGBTI en La Habana, Cuba. (D.Y.SAEZ/FACEBOOK)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión condenaron la disolución de una marcha pacífica en apoyo a los derechos de la comunidad LGBTI, en La Habana, Cuba, que culminó con la detención de personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

La CIDH instó al Estado cubano a adoptar acciones para garantizar el ejercicio del derecho a la reunión pacífica y la libertad de expresión de estas personas, así como a respetar y garantizar el trabajo de personas defensoras de derechos LGBTI y de los periodistas y comunicadores que cubren protestas y manifestaciones en el país.

Según información de público conocimiento, el 6 de mayo, el gobierno cubano, a través del Centro Nacional de Educación Sexual del Ministerio de la Salud (CENESEX), anunció la decisión de cancelar la duodécima edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, recordó la comisión en un comunicado publicado este martes.

La decisión fue justificada por el CENESEX por "las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional" que afectan la vida cotidiana en Cuba.

No obstante, activistas y personas defensoras de los derechos de las personas LGBTI y de la libertad de expresión continuaron con los planes de desarrollar una marcha independiente de la postura oficial, que se desarrolló pese a la represión el 11 de mayo en el Paseo del Prado, en La Habana.

La marcha, que concentró más de 200 personas de manera pacífica, fue interrumpida por la policía cubana.

"La Comisión Interamericana recibió información que al menos cinco activistas LGBTI, fueron detenidos por los agentes de seguridad del Estado. Asimismo, se reportó la detención de tres periodistas independientes. Por otra parte, la CIDH también tuvo conocimiento que un corresponsal internacional del periódico Washington Blade, fue impedido de ingresar al país el día 8 de mayo. Según lo informado, uno de sus objetivos era precisamente reportar sobre la cancelación de la Conga contra la Homofobia", señaló el comunicado.

"La protesta social es una herramienta fundamental para la labor de defensa de los derechos humanos. Además, puede convertirse en el único medio que permite a sectores de la población y a grupos discriminados o marginados del debate público hacer escuchar sus reclamos y reivindicaciones sociales", recordó la CIDH.

La Comisión consideró que "resulta en principio inadmisible la penalización per se de las demostraciones en la vía pública cuando se realizan en el marco del derecho a la libertad de expresión y del derecho de reunión".

Al respecto, la presidenta de la CIDH, Comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño, advirtió que: "el ejercicio del derecho de reunión a través de la protesta social no debe sujetarse a una autorización por parte de las autoridades ni a requisitos excesivos que dificulten su realización".

Por su parte, la Comisionada Antonia Urrejola, Relatora para Cuba, consideró que "una detención basada únicamente en el acto de participar en una manifestación es en sí misma arbitraria e incompatible con los estándares internacionales".

Asimismo, la Comisionada Flavia Piovesan, relatora para los Derechos de las Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, manifestó que "en el caso de las personas LGBTI, las tradicionales marchas contra la intolerancia que se desarrollan en la mayoría de los países de la región son importantes herramientas para visibilizar sus derechos, contrarrestar estereotipos y demostrar que forman parte de sus sociedades en miras de generar cambios culturales, inclusión y tolerancia".

Respecto a los periodistas y comunicadores que se encuentran realizando su labor informativa en el marco de una manifestación pública, el Relator Especial, Edison Lanza, recordó que "la protección del derecho a la libertad de expresión exige que las autoridades cubanas aseguren las condiciones necesarias para que los periodistas puedan cubrir hechos de notorio interés público como los referidos a las protestas sociales. Asimismo, su material y herramientas de trabajo no deben ser destruidos ni confiscados por las autoridades públicas".

1 comentario

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Mi esposa y yo estamos en Jerusalén desde hace una semana. Ayer hubo una marcha gay aquí  y 48 personas fueron detenidas por la policía. Pobres gays, que represión!!