Martes, 19 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Represión

La policía política libera al activista Roberto Miguel Santana, pero le prohíbe viajar

Roberto Santana. (FACEBOOK/ROBERTO SANTANA)

El activista antirracista Roberto Miguel Santana Capdesuñer fue liberado por la Seguridad del Estado este lunes en Holguín, después de permanecer 48 horas en detención arbitraria.

El proyecto Di.Verso, asociado al Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), lo confirmó en su muro de Facebook: "De camino a su casa despues de más de 40 horas desaparecido por el teniente coronel Yoan Torres, violando los derechos humanos de las personas."

"Además, el activista fue objeto del despojo de sus pertenencias y de su dinero", denunció la nota. Di.Verso aseguró que el propio agente de la policía política "le anunció que se encuentra regulado y no puede salir del país."

Santana Capdesuñer agradeció en su muro de Facebook la solidaridad con su caso. 

El activista había sido detenido la tarde del sábado cuando se dirigía desde Antilla, su municipio de residencia en la provincia de Holguín, hacia La Habana.

Según denunció a DIARIO DE CUBA Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador del CIR, el activista fue arrestado arbitrariamente en la Terminal de Ómnibus de la provincia de Holguín a las 6:45PM aproximadamente.

La madre de Santana Capdesuñer dijo posteriormente a Madrazo Luna, "después de pedir información al responsable de la delegación de la Seguridad del Estado de Antilla (se hace llamar Henry)" que el activista se encontraba en el Centro de Procesamiento Penal y Criminalística conocido como Pedernales, "bajo proceso investigativo".

"El Comité Ciudadanos por la Integración Racial hace responsable al Gobierno de Miguel Díaz-Canel Bermúdez de la integridad física de este joven, y de todos los actos represivos que se han tomado en contra de los activistas de nuestra organización en estos meses", manifestó Madrazo Luna.

Recientemente, las autoridades cubanas denegaron la salida del país a casi una decena de activistas y defensores de derechos humanos que se disponían a participar de actividades en el marco de la edición 49 de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre ellos el propio Madrazo Luna.