Miércoles, 8 de Abril de 2020
Última actualización: 16:47 CET
Represión

'Desaparecido' desde el viernes el periodista independiente cubano Ricardo Fernández Izaguirre

El periodista independiente Ricardo Fernández Izaguirre. (14YMEDIO)

El periodista independiente Ricardo Fernández Izaguirre está en paradero desconocido desde el viernes por la mañana, cuando salió de la sede de las Damas de Blanco, en La Habana, denunciaron medios con los que colabora.

"Se encuentra desaparecido desde el viernes", indicó en un mensaje Henry Constantín, director de la revista La Hora de Cuba.

Entretanto, el diario digital 14ymedio citó a la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, quien explicó que el periodista, residente en Camagüey, estuvo en la sede de la organización, en la barriada habanera de Lawton, y salió de allí a 11:00 de la mañana del viernes para dirigirse a la terminal de ómnibus nacionales. A partir de ese momento, se perdió la comunicación con él.

Fernández Izaguirre, también colaborador de Christian Solidarity Worldwide, tenía la intención de viajar a Pinar del Río, precisó Soler

La esposa del periodista, Yuleysi Gil, dijo que este quería visitar a su hija, quien vive en la capital pinareña.

"La última vez que tuvimos noticias de él fue el viernes a las 5:00 de la madrugada que llamó a su mamá, pero desde entonces no sabemos nada más y estamos todos muy preocupados", dijo Gil.

"Cualquier intento de llamar a su teléfono móvil solo devuelve un mensaje de servicio que indica que el número de celular está 'apagado o fuera del área de cobertura'", apuntó 14ymedio.

El exprisionero de conciencia Ángel Moya, esposo de Berta Soler, consideró en un mensaje publicado en Twitter que Fernández Izaguirre podría haber sido detenido por la Seguridad del Estado.

La sede de las Damas de Blanco estaba bajo vigilancia de la policía política el viernes, como cada semana, para intentar impedir que el grupo femenino realice su habitual protesta dominical para exigir la liberación de los presos políticos.

Este domingo, Soler y cinco exprisioneros políticos dedicaron la manifestación a las víctimas del remolcador 13 de Marzo, hundido por el régimen el 13 de julio de 1994, en un hecho que costó la vida a 37 personas, entre ellas diez niños.

Tanto la líder de las Damas de Blanco como los opositores fueron arrestados al salir de la sede de la organización femenina con carteles que exigían justicia e incluían fotos de los fallecidos en la masacre.