Domingo, 22 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
REPRESIÓN

El periodista Boris González denuncia a un jefe de Inmigración por 'abuso de autoridad'

Boris González Arenas. (B.G.ARENAS/FACEBOOK)

El periodista independiente Boris González Arenas presentó ante la Fiscalía Militar de La Habana una denuncia contra el teniente coronel Roilán Hernández Concepción, jefe jurídico de la Dirección de Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior por "abuso de autoridad", una figura prevista y sancionada en el artículo 133 del Código Penal cubano.

Según precisó una nota enviada a DIARIO DE CUBA, el pasado 2 de junio de 2019 González debía asistir a una reunión de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) en la Ciudad de Panamá. En el aeropuerto le fue comunicado por las autoridades de Inmigración que contra el activista pesaba una prohibición de salida.

Ese mismo día impidieron la salida a Enyx Berrió Sardá, portavoz de la MUAD; Fernando Palacio Mogar y María Elena Mir Marrero, miembros de la Secretaría Ejecutiva de la plataforma opositora.

"Ni a Enyx ni a mí nos habían comunicado la prohibición dispuesta", comentó González Arenas. "A Fernando y María Elena los detuvieron de forma violenta en el camino y no les permitieron llegar al aeropuerto. En días posteriores indagué en las oficinas de Inmigración la razón de esta prohibición, pero los funcionarios migratorios afirman que ellos no conocen las razones", añadió.

Producto de esa prohibición y falta de información, Boris González solicitó a Roilán Hernández Concepción el pasado 26 de junio, que le hicieran saber o notificaran "(…) de manera oficial y con las formalidades establecidas a ese efecto, la prohibición para salir del país…, por qué autoridad fue dispuesta, y amparada en qué supuestos de los previstos legalmente(…)".

Para realizar la solicitud González Arenas se sirvió de los artículos 61 y 53 de la nueva Carta Magna. El artículo 61 otorga el derecho de dirigir quejas y peticiones a las autoridades y el 53 otorga el derecho a solicitar y recibir del Estado la información que se genere en sus órganos y entidades.

"Como no recibí respuesta, el pasado miércoles 10 de julio me presenté en la Dirección de Inmigración en la Calle 20 entre Quinta y Séptima en el municipio Playa, allí me comunicaron que mi petición estaba siendo tramitada y que la prohibición de salir del país seguía pesando sobre mí. En los próximos días debo viajar a EEUU al evento que organiza la Asociación para los Estudios de la Economía Cubana (ASCE por sus siglas en inglés) y es posible que no pueda hacerlo ​por una prohibición de cuyo origen y sostenimiento no tengo información", precisó el también activista.

"Es por esa falta de respuesta que Boris González formuló su denuncia contra el funcionario militar por abuso de autoridad y situarlo en un estado de indefensión que le ha producido además daño moral y perjuicio material".

El Decreto-Ley 302 de octubre de 2012 facilitó la entrada y salida al territorio nacional de los ciudadanos cubanos que por décadas necesitaban de un permiso para salir y encontraban numerosas trabas para entrar a su país una vez que decidían permanecer en el exterior.

Sin embargo, poco después, en diciembre de 2015, el Gobierno cubano anunció el restablecimiento de las restricciones de viaje a médicos y especialistas de salud. En los últimos tiempos, igualmente, se ha experimentado un creciente número de denuncias asociadas a la prohibición de salida para muchos ciudadanos relacionados con la prensa independiente, el activismo político y de la sociedad civil.