Miércoles, 1 de Abril de 2020
Última actualización: 16:47 CET
Represión

Entre detenciones y cerco policial, UNPACU celebró su octavo aniversario

Protesta de miembros de UNPACU. (UNPACU)

La sede nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), así como los hogares de varios de sus militantes están bajo asedio policial desde la semana pasada.

Así lo denunció el exprisionero político José Daniel Ferrer, coordinador de esa organización, quien aseguró que la nueva oleada represiva, que además llegó a sus activistas de La Habana y Camagüey, se produce para evitar las celebraciones que tenían programadas con motivo del octavo aniversario de uno de los grupos más activos de la oposición en la Isla.

"El régimen castrocomunista detuvo a 15 activistas de UNPACU, allanó un hogar, sitió varios, citó a una decena, amenazó e impidió a varias decenas llegar a las sedes de sus equipos de trabajo. Todo para impedir actividades por el octavo aniversario. Siempre hicimos más de lo que esperaban", escribió en Twitter Ferrer.

Desde el pasado 24 de agosto, varios miembros de UNPACU han denunciado en redes sociales el incremento de la atmósfera de persecución. 

"Rodeados de patrullas y militares como si fuéramos los más peligrosos delincuentes, pero su presencia solo indica nuestra gran efectividad. Y a ocho años les seguimos reafirmando que no pactamos con la dictadura y que Cuba sí va a decidir su futuro", escribió el sábado Katerine Mojena, una de las activistas del Consejo Coordinador de la organización.

 

Por esa causa, los alimentos que suelen preparar en la sede nacional, ubicada en el barrio Altamira, de Santiago de Cuba, para repartir a ancianos desvalidos de la ciudad, no pudieron llegar y tampoco las cocineras encargadas de su elaboración. "Hoy varios ancianos enfermos no podrán recibir los alimentos que les damos", lamentó Ferrer.

José Daniel Ferrer denunció además el viernes la detención de los activistas Jesús Sánchez Romero, Alexis Rodríguez Chacón, Sandy Ramírez Águila y Aldo "El barbero". Ferrer especificó que Ramírez Águila había recibido una "fuerte golpiza" por parte de los agentes.

También Roilan Zárraga Ferrer fue apresado, cuando intentaba romper el cerco de la Policía que impide el acceso a la sede nacional.

UNPACU denunció que, aparte de la violencia represiva, las detenciones y golpizas, el régimen había dejado sin servicio los teléfonos móviles de muchos activistas.

No obstante, Ferrer aclaró que UNPACU había anticipado esas acciones, por lo que los activistas conmemoraron su nuevo aniversario con grafitis, octavillas, repartición de impresos y audiovisuales, así como ejecutando mítines en sitios "donde menos lo esperan".

UNPACU fue fundada un 24 de agosto de 2011 y apenas tres años después reunía en sus filas alrededor de 3.000 personas, entre activistas, simpatizantes y colaboradores. Hoy posee una de las redes más activas de la región oriental de Cuba.