Miércoles, 20 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Política

Cuesta Morúa: Díaz-Canel ha tratado de 'dar una vuelta de tuerca casi estalinista' en Cuba

Manul Cuesta Morúa. (EL PAÍS)

Han transcurrido 16 meses desde que Miguel Díaz-Canel fue ungido al frente de los consejos de Estado y de Ministros en Cuba, pero a juicio del historiador y activista disidente Manuel Cuesta Morúa, el liderazgo del sucesor de Raúl Castro aún no está asentado dentro de la Isla.

En una extensa entrevista en el diario Clarín, de Buenos Aires, Cuesta Morúa argumentó que Díaz-Canel "no está asentado todavía", en la medida en que "no puede esgrimir ni la épica ni el voto popular, los extremos que podrían darle la legitimidad ahora mismo".

El activista cubano participó el viernes 23 de agosto en un foro en recuerdo de las víctimas del totalitarismo, organizado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), en la capital argentina.

En su intervención, en una mesa junto a activistas de derechos humanos de América Latina, dijo que en Cuba tampoco se respeta la Declaración Universal de los Derechos Humanos. A su juicio, una posibilidad de cambiar tal situación sería a través de la articulación de una agenda tutelada por América Latina que vele por el cumplimiento de los derechos humanos, dentro de Cuba.

Cuesta Morúa añadió que el modelo idealista de la sanidad y educación, que difunde a la comunidad internacional la propaganda castrista, se está degradando de forma notable para los habitantes de la Isla.

En su entrevista con Clarín, Cuesta Morúa aseveró que difícilmente se pueda catalogar a Díaz-Canel como pragmático porque "de hecho él ha tratado de dar una vuelta de tuerca casi estalinista".

Para el historiador, en Cuba existe tanto un aislamiento que ha promovido Washington como un autoaislamiento, que se ha acentuado con la llegada de Donald Trump al poder, en Estados Unidos.

"No hay una salida clara (…) hay una combinación de aislamiento y de autoaislamiento", aseveró. Todo esto, en su opinión, genera discusiones sobre la capacidad que tendrá el liderazgo del régimen para imponerse ante de lo que arroja la realidad cubana.

Cuesta Morúa planteó al diario porteño que el proyecto de supuesta apertura que se manifestó en Cuba años atrás, sencillamente está paralizado.

"Eso no está funcionando. Pero son ellos (los gobernantes) quienes no quieren seguir profundizando las reformas económicas", puntualizó.

1 comentario

Imagen de José Prats Sariol

De acuerdo con Cuesta Morúa, por eso  a Díaz-Canel se le puede parodiar la frase de Raymond Chandler: "Hay lugares donde no se odia a los políticos, pero allí usted no podría ser político".