Jueves, 21 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
CHINA

Pekín ensalza a Marx en su bicentenario y le atribuye su éxito económico

Xi Jinping habla durante una celebración por el aniversario 200 del nacimiento de Karl Marx, en Pekín. (EFE)

China, un país donde Karl Marx seguramente nunca pensó que podrían aplicarse sus teorías, conmemoró este viernes con gran ceremonial el bicentenario del nacimiento del padre del comunismo, convencida de que su éxito económico prueba que el filósofo alemán tenía razón, reportó EFE.

Aunque el marxismo chino más heterodoxo, el de las granjas colectivas y las fuerzas productivas en manos del Estado, murió con Mao Zedong en 1976, el régimen que ahora preside Xi Jinping sigue considerándose heredero de las teorías del pensador alemán, y lo mostró con un acto solemne en la sede del Legislativo nacional.

"El marxismo, como un amanecer espectacular, ilumina el camino de la humanidad en su exploración de las leyes históricas y en la búsqueda de su propia liberación", dijo el presidente Xi en un discurso de hora y media pronunciado en el Gran Palacio del Pueblo, presidido hoy por un gigantesco retrato del filósofo de Tréveris.

"Doscientos años después, debido a los enormes y profundos cambios en la sociedad humana, el nombre de Karl Marx es todavía respetado en todo el mundo y su teoría aún resplandece con la brillante luz de la verdad", afirmó Xi en un discurso emitido en directo por la radio y la televisión estatales.

El bicentenario se ha conmemorado en China con numerosas actividades que van desde la organización de exposiciones a la reedición por editoriales estatales de clásicos marxistas como El Capital y El Manifiesto Comunista, este último escrito junto a su compatriota Friedrich Engels.

Xi, que está intentando cierto regreso a las raíces teóricas del comunismo desde su llegada al poder, ordenó la semana pasada en una reunión del Politburó —los 25 altos cargos más poderosos del régimen— que se promueva la lectura y el estudio del citado manifiesto, hoy olvidado por las generaciones más jóvenes.

La veneración en el país asiático hacia Marx también se notará este sábado, cuando se celebre el bicentenario propiamente dicho en Tréveris, ya que uno de los principales actos conmemorativos será la inauguración en la localidad alemana de una estatua del pensador donada por China.

Cabe siempre la duda de si la China actual, donde los gigantescos centros comerciales son nuevos templos del materialismo y que es el mayor mercado mundial de productos de lujo, es realmente lo que Marx tenía en mente cuando lanzó sus ideas, que tantas consecuencias tuvieron en todo el planeta durante el siglo XX.

Sin embargo, para los pensadores de este país, la China de los rascacielos, donde los Ferraris cruzan a toda velocidad las grandes avenidas de Pekín y Shanghái, no contradice el marxismo, porque sus ideas "eran flexibles, no dogmáticas", en palabras del historiador de la Universidad Popular de Pekín Xu Haiyun.

"En este país el marxismo ya comenzó a cambiarse, a 'sinizarse', con Mao Zedong y, mientras la URSS copiaba sus ideas, China las adaptó mejor a su propia situación", destacó en declaraciones a EFE el catedrático, quien aseguró que "el camino actual del país no lo previó Marx, pero tampoco el capitalismo".

Zhu Jiangnan, experta en China Contemporánea de la Universidad de Hong Kong, también insistió en que el marxismo tuvo que readaptarse desde el principio al país, dado que Mao hizo la revolución con campesinos y no con trabajadores proletarios como preveía el panfleto de Marx y Engels.

"El Partido Comunista de China, desde sus inicios, se dio cuenta de la importancia de ir adaptando el marxismo a la situación real de China y sus cambiantes condiciones sociopolíticas", según el análisis que hizo Zhu para Efe.

El sinólogo español Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China, lo define como un "eclecticismo ideológico" en el que las ideas de Marx han ido cambiando, según las circunstancias, incluso con los anteriores presidentes chinos, cuando el capitalismo parecía triunfar en el país tras la caída del Muro de Berlín.

"Jiang Zemin (presidente entre 1993 y 2003) tenía que asegurar el ingreso de China en la Organización Mundial del Comercio y eso le obligó a gesticular en cierta dirección, y Hu Jintao (2003-2013) incorporó en mayor medida la sensación confuciana al ideario del Partido Comunista en un momento de cierta crisis social", resumió.

Pese a todo, no deja de percibirse cierta contradicción con el marxismo en una China, que sobre todo tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU, se ha aupado como la gran defensora global del libre comercio, pero el presidente Xi lo tiene claro: este viernes aseguró que Marx es "el mayor pensador de los tiempos modernos".

9 comentarios

Imagen de Anónimo

No sospechaba que los chinitos tenían tanto sentido del humor...

Imagen de Anónimo

Apologia postuma a un excelso vago que prefirio ver morir a sus hijos antes que ponerse a doblar el lomo. Que no me jodan!

Imagen de Anónimo

China es el antimarxismo mas furibundo, pues desde posiciones marxistas acabaron con el marxismo, que es la economia estatizada y centralizada, sin espacio alguno para las leyes del mercado.Esto del presidente chino es UNA ESTUPIDEZ, PERO PUEDE CONFUNDIR A QUIENES NO CONOCEN EL MARXIMO LEGITIMO QUEE S EL DE LA DICTADURA DEL PROLETARIADO 

Imagen de Anónimo

La Muerte del MarxismoJorge Hernández Fonseca29 de Abril de 2018Hay solamente cuatro países con gobiernos declaradamente marxistas-leninistas en nuestro mundo. En ellos gobierna un partido comunista hegemónico o único: China, Viet Nam, Corea del Norte y Cuba. El marxismo es una teoría socio-económica que postula básicamente la estatización de toda la economía, con vistas a eliminar los “dueños” y desaparecer la explotación que hacían de sus trabajadores. El leninismo es otra teoría, en este caso política, que establece la necesidad de una dictadura partidaria en las sociedades marxistas, para evitar el regreso de los dueños y conservar las bondades de la nueva sociedad sin “explotadores”. Así, la unión de ambas teorías, la marxista con la leninista, conforma un esquema totalitario de gobierno marxista-leninista, denominado también comunista, porque el marxismo reza este objetivo como la finalidad perseguida por estas sociedades. Cuando en el seno de la sociedad marxista-leninista china, el partido comunista decidió eliminar la estatización marxista y llamar nuevamente a los dueños para que administraran toda la economía, de hecho, materializó la muerte del marxismo en esa sociedad, pero mantuvo la parte leninista, por el uso y abuso de la dictadura política que se había establecido, precisamente ¡para evitar el regreso de los dueños! De manera que, el impulsor de esta reforma, Deng Xiaoping, se dio a la tarea de justificar lo injustificable. Que una sociedad hubiera violado el marxismo y que continuara siendo marxista-leninista, y su partido el comunista. Sin entrar en detalles, vale decir que los chinos poseen profusa literatura justificando su nuevo tipo de sociedad, capitalista en la economía (asesinando al marxismo) y “comunista” en la política (dictatorial). Como el capitalismo en la economía los ha salvado de la ruina, propugnan ahora ese tipo de “cambios” sólo para conservar el poder. El actual jefe del partido comunista chino, Xi Jinping, se ha erigido en ideólogo y difusor de ese tipo de esquema mixto, capitalista con dictadura comunista y pretende extender esa doctrina a los otros países remanentes (Cuba y Corea del Norte, porque ya Viet Nam fue a ese esquema) donde todavía gobiernan partidos comunistas, de manera a mantener la dictadura política. Casi resuelto el problema en Corea del Norte, Xi hace ahora énfasis para su implantación en Cuba, por eso envió al jefe vietnamita a la isla donde dijo que es la única forma de mantener el poder. De manera que, en la actualidad los únicos países marxistas remanentes son Corea del Norte y Cuba. El fracaso del marxismo que sintió China en los años 70 del siglo pasado, también se materializa en la Cuba castrista mediante una economía absolutamente racionada de bienes y servicios hace más de medio siglo y en Corea del Norte, donde sucesivas hambrunas han matado de hambre a miles de sus ciudadanos. Por eso, no es descabellado que los comunistas chinos insistan en convencer a los norcoreanos y cubanos nada menos que de ¡las bondades del capitalismo! Las cosas en Corea del Norte se encaminan, en Cuba todavía es una incógnita. Aparentemente, el partido comunista cubano ha decidido ir al capitalismo en su economía, lo cual pone en evidencia su fracaso económico. Habiendo fracasado el marxismo en Cuba, no hay justificación entonces para la dictadura leninista, que se implantó precisamente para evitar “el regreso de los dueños”. Si estos, contradictoriamente ya están siendo llamados a la isla para que la salven, ¿por qué y quien justifica la dictadura política --castrista o canelista-- pura y dura?   Artículos de este autor pueden ser encontrados en http://www.cubalibredigital.com

Imagen de Anónimo

Puede decir lo que se le antoje  a este chinito llamado XI JIMPIN ,PERO EN LA REALIDA ,CHINA ES UN PAIS CON UNA ECONOMIA DE MERCADO. MAS DEL 70 POR CIENTO DE TODO EL SISTEMA FINANCIERO DE CHINA ESTA EN MANOS PRIVADAS Y LOS MILLONARIOS CHINOS DUENOS DE GRANDES EMPRESAS PULULAN POR TODA CHINA.EN China todo el sistema de salud es ,PRIVADO NO EXISTE NI UN SOLO HOSPITAL DEL ESTADO , SI NO PAGA ....,PUEDE IRSE A MORIR A SU CASA.EN USA HAY  MAS DE MARX QUE EN CHINA ,PUES HAY HOSPITALES PUBLICOS.Lo que realmente esta DICIENDO el chinito XI JIMPIN , DEJANDO SABER BIEN CLARO , ES QUE EN CHINA , nunca habra democracia , que nunca jamas se respetaran los Derechos Humanos , y que se impondra el culero a cada obrero chino, quiera o no  para que se defequen ,orinen y demas nesecidades ,pues no se puede dar , media hora de descanso en las factorias esclavistas.RENE LIBERTARIO.

Imagen de Anónimo

He; pero ven aca! Marx no criticaba 'la esplotacion del hombre por el hombre"?... Y los millonarios chinos no explotan a ningun obrero?

Imagen de Anónimo

a ver. atribuyan el exito economico de su economia de mercado a adam smith. la economia centralizada marxista solo destruye los generadores de riquezas y termina distribuyendo miseria a equidad...

Imagen de Anónimo

Pues en parte, solo en parte, lleva razón, porque un buen capitalista, uno inteligente, siempre tiene entre sus libros de cabecera El Capital de Marx. Lo que pasa que en este foro se mete mucha gente que el único Marx que conoce es el rebautizado teatro en La Habana. Y probablemente lo conocen de oidas, porque nunca fueron, ni siquiera cuando Alfredito Rodríguez daba sus "conciertos" allí.

Imagen de Anónimo

Jajaja, el éxito se lo deben a las inversiones desde los países libres, capitalistas y prósperos. Lo demás es babosada china