Martes, 12 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
Nicaragua

Ortega acepta la llegada de expertos internacionales a Nicaragua

Un niño atraviesa con su bicicleta una barricada en Masaya (AFP)

El Gobierno de Daniel Ortega aceptó finalmente la llegada de representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas y la Unión Europea, para investigar los hechos violentos ocurridos en el país desde el 18 de abril, cuando comenzaron las protestas contra el presidente que ya se han cobrado más de 187 vidas, informa EFE.

“Agradecemos la invitación”, escribió en su cuenta de Twitter Pablo Abráo, secretario ejecutivo de la CIDH. La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, también confirmó que ya preparan la visita, y el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, dijo que la Unión Europea estaba en la misma situación.

La invitación a los tres organismos internacionales fue acordada en la mesa de diálogo del pasado 16 de junio, como vía para continuar las conversaciones en busca de una salida a la crisis. Pero como el Gobierno no había presentado pruebas de que había cumplido con su compromiso, se suspendió la sesión programada para el martes.

Ese mismo día se intensificó la represión gubernamental en la ciudad de Masaya (al sudeste de Managua), donde murieron tres personas y resultaron heridas alrededor de 40, y por la noche la norteña localidad de Estelí, donde se reportaron dos muertos más y unos 12 heridos que, según testimonios de quienes les socorrieron, no fueron atendidos en centros hospitalarios públicos por “órdenes superiores”.

El Gobierno reiteró que no ha ordenado que se niegue atención a los heridos en las protestas, pero la Asociación Médica Nicaragüense, que aglutina a más de 40 federaciones de doctores y especialistas, ya había denunciado que algunos centros hospitalarios no ofrecían ese servicio.

Carlos Trujillo: EEUU busca contribuir a la paz

Carlos Trujillo, representante permanente de Estados Unidos ante la OEA, concluyó ayer miércoles una visita de 24 horas a Nicaragua, tras reunirse con las partes involucradas en el diálogo nacional, incluido el Gobierno de Daniel Ortega, según informaciones de El Nuevo Diario.

La embajada de Estados Unidos en Nicaragua emitió un comunicado explicando la misión de Trujillo en Nicaragua.

"El embajador Carlos Trujillo, representante permanente de los Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), partió hoy de regreso hacia los Estados Unidos después de hablar con diferentes grupos de la sociedad nicaragüense antes de la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre Nicaragua, donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentará este viernes 22 de junio un informe sobre su visita en mayo, hallazgos y recomendaciones sobre la crisis actual en Nicaragua", indicó un comunicado de la legación diplomática.

La embajada estadounidense confirmó que Trujillo participará este viernes en Washington en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para abordar la crisis en Nicaragua, donde se conocerá un informe de la CIDH.

Trujillo llegó el martes pasado al país centroamericano y se reunió con miembros de la Alianza Cívica. "El propósito de la visita del embajador Trujillo fue ver de primera mano la realidad de lo que está sucediendo en Nicaragua y reunirse con las partes involucradas en el diálogo liderado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), incluida la CEN, la alianza cívica y el Gobierno", señala un comunicado de la embajada de Washington en Managua.

Luego de la reunión que sostuvo con la Alianza Cívica, el embajador Trujillo confirmó que tenía prevista una reunión con Ortega. El diplomático dio pocas declaraciones durante su visita a Nicaragua, pero sostuvo que durante el encuentro con la Alianza Cívica hubo una buena conversación.

"Hemos tenido buenas conversaciones con la sociedad civil... queremos pacificar Nicaragua y que haya paz en Nicaragua", dijo Trujillo.

La represión se recrudeció ayer en Masaya

Sin embargo, la combativa ciudad de Masaya, volvió a vivir escenas de extrema violencia mientras resistía el asedio de las fuerzas del Gobierno. Barricadas de adoquines, casas quemadas, luto, dolor y pánico.

"Esto está horrible. La gente se está muriendo por este Gobierno que no se quiere ir", dijo a AFP Ramona Alemán, ama de casa de 40 años, en un cementerio de Masaya donde sepultaron a Marvin López, muerto en una trinchera de un disparo en la garganta. Su féretro fue cubierto con la bandera de Nicaragua.

Todavía el miércoles algunas se escuchaban disparos de balas y el estallidos de morteros en algunas zonas de la ciudad. Camionetas de antimotines con pasamontañas recorrían el casco central, pero en los barrios de la periferia aún muchos pobladores permanecían atrincherados.

Pobladores reportaron también disparos y ataques de hombres fuertemente armados en las ciudades de Jinotepe, León, Matagalpa y Estelí, donde el miércoles murió una persona.