Martes, 12 de Noviembre de 2019
Última actualización: 08:41 CEST
Política

Venezuela, semana funesta para el régimen de Nicolás Maduro

Nicolás Maduro durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. (Peter Foley/EFE)

Nicolás Maduro ha vivido una semana en la que ha quedado en evidencia el aislamiento cada vez mayor del régimen venezolano en el escenario internacional.

Así, este martes el Departamento del Tesoro de EEUU anunció nuevas sanciones contra el "círculo cercano" del presidente de Venezuela

Unas medidas que afectan principalmente a su esposa, Cilia Flores; a la excanciller y actual vicepresidenta, Delcy Rodríguez; al ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez; y al titular de Defensa, Vladimir Padrino López.

Como consecuencia, quedan congelados los activos que estas personas puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se les prohíben las transacciones financieras con entidades o personas de EEUU.

Denuncia ante la Corte Penal Internacional

Un día después, el miércoles, un grupo de cinco países latinoamericanos –Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú– remitió una carta a la Corte Penal Internacional (CPI) para solicitar que se inicie una investigación por supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Maduro. A la petición se sumó Canadá.

Es la primera vez, desde su fundación en 2002, que la CPI, con sede en La Haya, recibe la solicitud de un Estado para que intervenga en otro país. 

La denuncia se basa en sendos informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y el panel de expertos independientes de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según este último documento, publicado en mayo, la violencia del Estado venezolano se ha saldado con al menos 8.292 ejecuciones extrajudiciales y 12.000 casos de detenciones arbitrarias en los últimos cinco años. Además, da cuenta de la existencia de unos 1.300 presos políticos en el país.

En sus conclusiones postula que hay "fundamento suficiente" para considerar que se han cometido crímenes de lesa humanidad en Venezuela y que el Estado carece de voluntad y capacidad para enjuiciar a sus responsables.

La iniciativa no supone la apertura automática de una investigación. Esto dependerá de la decisión de la fiscalía del Tribunal Internacional de La Haya, que es la instancia habilitada para emprenderla.

De abrirse la investigación, la CPI puede emitir órdenes de captura internacional contra individuos sospechosos de tales hechos, incluso contra jefes de Estado, como es el caso de Nicolás Maduro. Los declarados culpables pueden enfrentar penas de hasta 30 años de cárcel.

Resolución del Consejo de Derechos Humanos 

Finalmente, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó este jueves la primera resolución de su historia sobre Venezuela, en la que insta al Gobierno a aceptar ayuda humanitaria internacional para paliar la escasez de alimentos y medicinas que afecta a la población.

En un gesto político firme hacia el Gobierno de Nicolás Maduro por parte de este órgano intergubernamental creado en 2006, 23 países votaron a favor de la resolución, siete en contra, el régimen cubano entre estos, y 17 se abstuvieron.

Las anteriores tentativas de introducir el caso de Venezuela en la agenda del Consejo habían fracasado, pero esta vez el llamado Grupo de Lima (compuesto por países del continente americano que buscan una salida a la crisis venezolana) consiguió este objetivo.

La resolución aprobada recuerda que la falta de alimentos, fármacos y suministros médicos ha dado lugar a "un aumento de la malnutrición". Asimismo, alerta del riesgo de brote de enfermedades que habían quedado erradicadas o bajo control en Suramérica.

Por último, el texto también hace mención expresa de "la profunda preocupación" de los países por "las graves violaciones de los derechos humanos en el contexto de la crisis política, económica, social y humanitaria" que atraviesa Venezuela.

Por lo pronto, el régimen venezolano parece hacer oídos sordos a los reclamos de la comunidad internacional.

Durante su breve estadía en Nueva York, en la que sostuvo encuentros con el presidente iraní, Hasan Rohaní, y el canciller ruso, Serguéi Lavrov, el mandatario venezolano se sumó a último momento al peregrinaje de su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel, a la iglesia Riverside de Harlem, que en su día visitara Fidel Castro.

Maduro dijo compartir con el presidente de Cuba el haber sido "víctimas de una gran agresión imperialista" y enfatizó que "la Revolución Bolivariana de Venezuela está de pie, está viva y está victoriosa".