Domingo, 17 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
corrupción

Evo Morales, airado ante las acusaciones de implicación en la trama de Odebretch

Evo Morales. (LA REPÚBLICA)

Las investigaciones acerca de los supuestos vínculos de políticos bolivianos con los casos de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht y el conocido como "Caso Lava Jato" desataron este martes un duro cruce de palabras entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el candidato y exmandatario Carlos Mesa, a quien el oficialismo implica en estas indagaciones.

En un acto en la región amazónica de Beni, Morales aseguró que Mesa le ha involucrado en el caso Lava Jato y le emplazó a presentar en las próximas 24 horas pruebas de ello o a retractarse, reportó EFE.

"Si no, tendrá que atenerse a las consecuencias. Que no se meta con el movimiento indígena, que no se meta con los movimientos sociales, nosotros somos la reserva moral de la sociedad", espetó.

El gobernante también señaló que él no es "cobarde ni maleante como Carlos Mesa" y sostuvo que defenderá la "dignidad" y "orgullo" de los movimientos sociales e indígenas.

El expresidente Mesa publicó en Twitter una respuesta a Morales nada más concluido el acto en el que el gobernante le aludió.

"He preguntado por qué no se incluye a su gobierno en la investigación. ¿Acaso no se pagaron sobornos de Camargo durante su gestión? Lo que no haré es rebajarme a su lenguaje y sus insultos haciendo acusaciones sin pruebas. No es digno del cargo que ocupa", escribió Mesa, que aspirará a la Presidencia en 2019.

Odebrecht y Lava Jato están considerados los mayores casos de corrupción de la historia de Brasil, con investigaciones también en otros países, en el caso de Bolivia por supuestos sobornos de empresas brasileñas como Camargo Correa en obras de carreteras del Servicio Nacional de Caminos, ya desaparecido.

A pedido de Morales, la Asamblea Legislativa, controlada por el Movimiento al Socialismo (MAS) que sustenta su Gobierno, conformó una comisión especial para investigar supuestos sobornos de la firma brasileña Odebrecht a empleados estatales bolivianos.

El informe, que será presentado ante el pleno este miércoles, considera sospechosos de sobornos en los casos de corrupción de Odebrecht y Lava Jato a miembros de tres gobiernos de Bolivia de la década de 2000, según adelantó la Cámara baja la semana pasada.

Estas personas, cuyos nombres no detalla, fueron ministros, viceministros y gerentes del antiguo Servicio Nacional de Caminos en los gobiernos de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003), Carlos Mesa (2003-2005) y Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006).

Mesa ha enviado una carta al vicepresidente del país y presidente del Legislativo, Álvaro García Linera, para pedirle que le permita defenderse ante los parlamentarios en la sesión de mañana.

1 comentario

Imagen de Un Cubano Libre

Que se creen estos corruptos líderes de la izquierda poco a poco los estamos viendo caer y en las prisiones por lo que han robado al pueblo y la corrupción del grupito que gestionó Chávez y su petrodólares y el escándalo de Odebretch. Todos a la carcel por ladrones y corruptos!