Lunes, 14 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
venezuela

La Policía venezolana reprime con gases lacrimógenos a estudiantes de la Universidad Central

La estudiante herida durante la represión. (EL NACIONAL)

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) impidió con gases lacrimógenos una marcha de los estudiantes universitarios, que con el apoyo del resto de la sociedad civil, reclamaban por la crisis que padece Venezuela y que ha afectado a las instituciones de educación superior, reportó EFE.

En medio de la situación, al menos una joven resultó herida, mientras que la Policía reportó un funcionario lesionado tras sostener discusiones con los estudiantes.

Los manifestantes intentaban salir de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en el centro de Caracas, donde previamente se habían concentrado para debatir los problemas de los centros educativos, pero los funcionarios de la PNB bloquearon las salidas de la institución con cercos policiales.

La grave crisis que afecta a Venezuela se ve traducida para los estudiantes y sus casas de estudio en bajos presupuestos, deserción, pagos de becas "casi nulos", fallos en el sistema de transporte y otros.

Ante el impedimento, los jóvenes apelaron por dirigir discursos a los policías en los que recordaban que la falta de medicinas y de alimentos es un problema que lleva unos cuatro años y también los afecta.

La Policía explicó que impedían la marcha debido a que no habían solicitado autorización para marchar por las calles de Caracas, un argumento que los jóvenes rebatieron al señalar que eso no está establecido en la Constitución.

Los estudiantes intentaron mediar con las autoridades para que los dejaran avanzar, pero tras una hora de discusión comenzaron los gases lacrimógenos.

Piden "becas dignas, un transporte que le permita a nuestros compañeros de Los Teques, Charallave (en los suburbios de Caracas)" llegar a las universidades, dijo a los periodistas Ernesto Rodríguez, miembro de la Federación de Centros Universitarios de la UCV.

Por su parte, el dirigente juvenil Hasler Iglesias denunció el deterioro de la UCV y señaló que cada vez "hay menos estudiantes en los pasillos y en las aulas de clases", "menos profesores y servicios cerrados".

"Mantener abierto el comedor y las rutas de transporte cada día es más difícil (…) esto ocurre mientras una dictadura celebra de manera cínica hoy el Día del Estudiante", apuntó.

Cada 21 de noviembre se celebra en Venezuela el Día del Estudiante Universitario para conmemorar el día en que los jóvenes se rebelaron contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1957.

Los estudiantes simpatizantes del oficialismo también marchan para conmemorar su día y expresar su respaldo al presidente Nicolás Maduro.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, atraviesa una grave crisis expresada en hiperinflación, escasez de alimentos y medicinas y fallos de los servicios públicos.

Esta situación genera pequeñas protestas casi diarias en los distintos estados del país.