Sábado, 7 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Venezuela

Guaidó a Rusia y China: 'Les conviene un cambio de Gobierno'

Juan Guaidó en un discurso ante partidarios en Caracas. (AP)

Juan Guaidó, reconocido por la mayoría de naciones occidentales como el presidente encargado de Venezuela, afirmó el jueves en una entrevista con Reuters que a China y Rusia, dos de los principales prestamistas del país petrolero, les conviene un cambio de Gobierno.

El líder opositor dijo que envió cartas a los dos países, cuyos gobiernos han defendido su alianza con Nicolás Maduro frente a la presión internacional, que pide la celebración de elecciones como forma de que la nación supere la crisis política.

"La certidumbre que le podemos dar a Rusia, China y mercados es que colaboren con el cese de la usurpación, la transición y elecciones", dijo el ingeniero de 35 años, cuyo liderazgo cobró fuerza el 23 de enero, cuando juró como presidente encargado ante una manifestación multitudinaria.

"Lo que más le conviene a Rusia y China es la estabilidad de país y un cambio de Gobierno", agregó el también presidente de la Asamblea Nacional.

Moscú dijo que no ha recibido la carta de Guaidó, pero Pekín matizó este viernes su postura y dijo que está "manteniendo contactos cercanos con todas las partes" del conflicto en Venezuela "a través de varios canales".

Durante la rueda de prensa diaria, el portavoz de la cancillería china Geng Shuang expresó que el Gobierno "está preparado para trabajar con todas las partes" y que la cooperación entre ambos países "no debería verse afectada, evolucione hacia donde evolucione la situación" venezolana.

El pasado 24 de enero el Ministerio de Asuntos Exteriores de China había dado su apoyo a Maduro y censurado la "intrusión en asuntos internos" por parte de EEUU en el país sudamericano.

"No tengo temor"

Guaidó concedió la entrevista a Reuters en los jardines del edificio en el cual reside en el este de Caracas, poco después de alertar de que fuerzas especiales llegaron a las inmediaciones del lugar pidiendo información sobre su familia.

La acción provocó el rechazo del Gobierno de Estados Unidos, que advirtió al régimen de Maduro que los actos de intimidación tendrán consecuencias y dijo que Rusia y otros países deben cesar el "saqueo" de petróleo y oro venezolanos.

Guaidó regresó a su vivienda y apareció con su bebé de 20 meses en brazos y su esposa Fabiana Rosales luego de haber participado en un acto público en el que presentó un plan que busca recuperar la producción petrolera, abrir capitales extranjeros en empresas estatales y expandir el gasto público para impulsar el consumo.

"Es evidente que no tengo temor, demostramos el compromiso que tenemos con el país", agregó en la conversación mientras su hija jugaba con su abuela y familiares.

Pese a la actuación de las fuerzas especiales, Guaidó mantuvo su discurso de llamado a los militares y funcionarios para que desobedezcan al Gobierno de Maduro y agregó que ya ha conversado con varios de ellos, aunque no dio detalles.

"Hoy no queda nadie leal a Nicolás, no queda nadie leal al usurpador", aseguró Guaidó en la entrevista.

La crisis de gobernabilidad en Venezuela se agudizó este mes luego de que Maduro asumió un segundo mandato el 10 de enero, el cual ha sido considerado ilegítimo por decenas de naciones encabezadas por Estados Unidos y Europa, al condenar como fraudulentas las elecciones celebradas el año pasado.

Maduro acusa a Guaidó de llevar a cabo un golpe de Estado respaldado por Washington. El Tribunal Supremo prohibió esta semana la salida del país del opositor y congeló sus cuentas bancarias, a la vez que lo investiga por sus supuestas acciones que habrían llevado a sanciones de Estados Unidos contra la petrolera estatal PDVSA.

Guaidó agregó en la entrevista que su equipo evalúa todas las opciones para tomar control de Citgo, la filial de PDVSA en Estados Unidos, en búsqueda de fondos para su Gobierno interino. En un eventual liderazgo opositor, aseguró que la gigante petrolera venezolana seguirá en manos del Estado.

Citgo negó el jueves que considerara declararse en quiebra en Estados Unidos.

Previamente, fuentes conocedoras de la situación dijeron a Reuters que el Gobierno de Maduro ordenó a decenas de empleados que trabajan para Citgo Petroleum Corp en Estados Unidos que vuelvan a Caracas para fines de febrero.

La falta de inversión, una administración deficiente y la huida de miles de trabajadores de PDVSA han llevado la producción de crudo del país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a su nivel más bajo en casi siete décadas.

Las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense esta semana bloquearían 7.000 millones de dólares en activos de la empresa más 11.000 millones de dólares en ingresos por exportaciones perdidas durante el próximo año.

Venezuela, que obtiene nueve de cada 10 dólares de las exportaciones del crudo, vive su peor crisis económica marcada por cinco años de recesión y una espiral inflacionaria de más de un millón por ciento.

1 comentario

Imagen de javier monzon velazques

Cuando las tropas eliminen en los cuarteles a los agentes de G2 que los vigilan (cubanos y venezolanos), solo entonces podrán ponerse del lado de la Constitución, y dar el jaque mate al chavismo y a la cúpula militar corrupta; ese paso (eliminación de los militares chivatos) es requisito sine qua non. para sacar a Maduro.