Domingo, 8 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
venezuela

Guaidó a los militares: 'No le deben lealtad a quien quema comida frente a hambrientos'

Manifestantes se dirigen a los militanres. (AP)

Guaidó a los militares: "No le deben lealtad a quien quema comida frente a hambrientos": "Quien usurpa hoy Miraflores ha tomado la peor decisión, el peor camino: el crimen de exterminio", dijo el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, al referirse a la represión del régimen de Nicolás Maduro para impedir la llegada de ayuda humanitaria al país desde Colombia, Brasil y Puerto Rico.

Guaidó habló en una conferencia de prensa junto al presidente colombiano, Iván Duque, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

"Hoy vimos como un hombre al que no le duele el pueblo de Venezuela manda a quemar necesaria comida para hambrientos", dijo Guaidó refiriéndose a la quema de al menos dos camiones con alimentos y medicinas.

"No le deben lealtad, señores de las Fuerzas Armadas, a alguien que quema comida frente a hambrientos" y "medicinas enfrente de enfermos", señaló dirigiéndose a los militares venezolanos, en un día en el que más de 60 han escapado a Colombia.

"Hoy el mundo vio en minutos, en horas, la peor cara de la dictadura venezolana", dijo Guaidó. "Los que bloquean los caminos de la libertad, de la paz, del reencuentro, de la reconciliación, son los que hoy están en Miraflores", agregó.

Pidió a los venezolanos "confianza" y aseguró que "es irreversible el cambio en Venezuela".

"Mi responsabilidad como presidente encargado es seguir buscando ayuda, exigir que entre a Venezuela; es buscar los caminos para abrir la democracia en nuestro país, para que cese la usurpación, para quitarle la careta (…) a la dictadura", afirmó Guaidó.

"Nuestra responsabilidad como pueblo es resistir e insistir, venezolanos", añadió.

El presidente encargado anunció su participación el lunes en la reunión del Grupo de Lima que se realizará en Bogotá y a la que asistirá el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

Por su parte, Duque calificó de "cobarde y vil" la agresión "a ciudadanos que querían llegar legítimamente a su país para atender a sus hermanos con alimentos y medicinas".

"La dictadura en Venezuela podrá apelar a la violencia para evitar que llegue la ayuda humanitaria, pero hoy han sellado su derrota moral, diplomática", manifestó Duque.

En su turno, Almagro consideró que "la comunidad internacional tiene que ser absolutamente dura a la hora de responder a estos agravios al derecho interamericano y al derecho internacional".

Al menos 285 heridos: El número de personas que resultaron heridas por la represión del intento de llevar ayuda humanitaria a Venezuela desde Colombia llegó a 285, informó este sábado en Cúcuta el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo.

"Estos hechos violatorios de derechos humanos causados desde y en territorio venezolano dejan un número hasta el momento de 285 lesionados", dijo Trujillo en una declaración conjunta con el ministro de Defensa, Guillermo Botero, y el director de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento.

La ayuda regresa a Cúcuta: La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia (UNGRD) informó este sábado de que la ayuda humanitaria que había sido cargada en varios camiones para ser llevada a Venezuela fue llevada de nuevo al centro de acopio de Tienditas.

El proceso, precisó la UNGRD, "lo verifica personal de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN)" de Colombia.

En el interior del centro de acopio varios funcionarios de la UNGRD ubicaban bolsas blancas, marcadas con un letrero que dice "donaciones", y docenas de cajas selladas.

La descarga se llevaba a cabo después de que dos vehículos con ayuda humanitaria fueran quemados por la Policía Nacional Bolivariana en el puente Francisco de Paula Santander, que conecta al país con Colombia, según denunció la diputada Gaby Arellano.

El Francisco de Paula Santander conecta específicamente a la ciudad venezolana de Ureña y a la colombiana Cúcuta, donde se almacenan toneladas de ayuda humanitaria que el Gobierno de Nicolás Maduro se niega a aceptar argumentando que se trata de un show político y que puede dar paso a una invasión extranjera.

El hecho formó parte de los hechos que se generaron en los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, cuando la Policía venezolana reprimió a civiles que pretendían acompañar el ingreso de la ayuda a Venezuela.

Al caer la tarde, el ministro colombiano de la Defensa, Guillermo Botero, explicó en rueda de prensa que del puente de Tienditas lograron salir ocho camiones con ayuda humanitaria.

"Cuatro se fueron con destino al puente Simón Bolívar, que comunica a Cúcuta (Colombia) con San Antonio (Venezuela)" y "cuatro hacia el Puente Francisco de Paula Santander que comunica con Ureña", aseveró.

Botero detalló que "los camiones que llegaron a Ureña lograron pasar la frontera. Tres de ellos se internaron en Venezuela y uno quedó en Colombia".

"De esos tres camiones, dos fueron incinerados y uno permanece en Venezuela. Eran camiones de placa venezolana pero su carga fue retirada para preservarla", sostuvo.

A renglón seguido, añadió que de los cuatro camiones que había en la frontera con San Antonio han regresado tres.

—Más de 60 militares venezolanos han escapado a Colombia: Más 60 militares venezolanos se han entregado a Migración Colombia este sábado, informó esa entidad.

Solo por la localidad Norte de Santander, 53 miembros de las Fuerzas Armadas venezolanas escaparon al país vecino. Entre ellos hay efectivos de la Guardia Nacional, de la Armada, de la Policía Nacional Bolivariana y de las Fuerzas Especiales.

Por el departamento de Arauca huyeron a Colombia otros ocho militares.

—Mientras su régimen quema ayuda humanitaria, Maduro dice estar 'dispuesto' a comprar alimentos a Brasil: Mientras su Policía quemaban ayuda humanitaria recolectada por la oposición y sus aliados para los venezolanos, Nicolás Maduro decía este sábado estar "dispuesto" a comprar a Brasil alimentos para subsanar las carencias del país.

"Nosotros hemos estado dispuestos a comprar todo el arroz, toda la carne que nos manden de Brasil (...) pero pagándolo chin-chin (al contado). No somos mala paga", dijo Maduro en un acto en defensa de su régimen en Caracas, reporta EFE.

Sostuvo además que miembros de una comisión de la Unión Europea (UE) hicieron saber a su gabinete que estaban "dispuestos a una asistencia de apoyo humanitario a Venezuela legal y formalmente", y dijo que él aceptó esta propuesta.

"¿Nos están bloqueando medicinas?, les dimos la lista completa de medicinas, ¿nos están bloqueando alimentos?, les dimos la lista completa de necesidades y les dijimos 'vamos a coordinar con ONU para a ver si cumplen su oferta'", afirmó Maduro.

"Todo lo que envíe la UE lo vamos a pagar, no somos mendigos de nadie", añadió.

Entretanto, en la frontera con Brasil se reportaban enfrentamientos que ya han dejado cuatro fallecidos y al menos una veintena de heridos, según la Asamblea Nacional venezolana.

Dos grandes camiones con ayuda humanitaria que se encontraban en la frontera de Brasil, cerrada por el Gobierno de Maduro, fueron retiradas hacia el interior del territorio brasileño por temor a posibles disturbios en la zona.

Yuretzi Idrogo, diputada venezolana exiliada en Brasil, dijo a EFE que se decidió retirar los camiones, cargados con alimentos y medicinas, de esa zona neutral entre los dos países "por precaución" y para "evitar posibles conflictos".

"La idea es que esa ayuda ingrese pacíficamente y sin ninguna violencia", señaló, después de que algunos grupos amenazaran con prender fuego al tanque de gasolina de los vehículos.

Guaidó califica de "crimen de lesa humanidad" la quema de ayuda humanitaria: El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, calificó este sábado de "crimen de lesa humanidad" la quema, por parte del régimen de Maduro, de al menos dos camiones de ayuda humanitaria destinada a los venezolanos.

"Seguimos recibiendo el respaldo de la comunidad internacional, que ha podido ver, con sus propios ojos, cómo el régimen usurpador viola el protocolo de Ginebra, donde se dice claramente que destruir la ayuda humanitaria es un crimen de lesa humanidad", dijo Guaidó en su cuenta de Twitter.

—El barco con ayuda humanitaria de Puerto Rico es interceptado y obligado a dar vuelta atrás. Un diputado venezolano confirmó esta tarde en una conferencia de prensa que el barco con ayuda humanitaria que salió de Puerto Rico "se encuentra asediado", reportó el diario El Nuevo Día.

Por otra parte, la periodista venezolana Mariana Reyes indicó en su cuenta de Twitter que la embarcación dio vuelta atrás "y espera instrucciones".

El Gobierno de Puerto Rico había enviado el miércoles pasado un barco con 250 toneladas de ayuda humanitaria para Venezuela.

En un reportaje para Telemundo 51, David Rodríguez indicó esta tarde que la Armada Venezolana se acercaba al barco.

Más temprano, el gobernador Ricardo Rosselló indicó que el barco se encontraba en ruta cercana a Venezuela.

En unas breves declaraciones emitidas esta tarde por La Fortaleza, el primer ejecutivo añadió que "estamos siguiendo minuto a minuto desde Washington la situación en Venezuela y el curso de nuestra ayuda humanitaria para ese sufrido pueblo. El gobierno federal tiene conocimiento de la ruta de que lleva la embarcación con la ayuda humanitaria hacia Venezuela."

—Miguel Díaz Canel: "ayuda humanitaria necesitan los pueblos empobrecidos." El gobernante cubano, Miguel Díaz Canel, tuiteó este sábado sobre de la situación venezolana.

Según su parecer, la ayuda humanitaria para Venezuela es un "pretexto para cubrir planes siniestros".

"Ayuda humanitaria necesitan los pueblos empobrecidos por tantas bases militares y tantas agresiones imperiales", escribió, desestimando la necesidad urgente que tienen millones de venezolanos, según instancias internacionales, de alimentos y medicinas.

Para Díaz-Canel, la ayuda humanitaria es cínica. 

El Gobierno cubano ha sostenido un apoyo indoblegable a su aliado Nicolás Maduro, al que apoya desde el punto de vista militar con la presencia de asesores y agentes represivos. La caída de Maduro sería una estocada mortal para el régimen de La Habana.

En esa cuerda, el sitio oficial Cubadebate considera que los sucesos del día han sido manipulados. En especial, el incendio de los camiones que intentaban cruzar la frontera colombo-venezolana

"Una imagen aérea del puente Francisco de Paula Santander, en la frontera entre Ureña, Venezuela, y Cúcuta, Colombia, desmiente la manipulación derechista sobre la supuesta responsabilidad de la Guardia Nacional Bolivariana en el incendio de dos camiones que portaban una carga de supuesta ayuda humanitaria", señala el sitio en su cobertura de los acontecimientos.

"Una imagen evidencia que los camiones se incendiaron del lado colombiano y frente al bloqueo de la Guardia Nacional Bolivariana que protegía la entrada a territorio venezolano", dicen.

No obstante, en esa misma foto se nota que el camión incendiado está detenido encima del lado venezolano del río. En segundo lugar, Cubadebate obvia la presencia de multitud de reporteros y cámaras que registraron el ataque de la tropa que lanzó gases lacrimógenos a la caravana e incendió la carga con proyectiles. Desde su punto de vista, el camión tuvo que ser autoagredido para buscar justificaciones.

No por gusto, según el propio sitio, "los medios en poder de la derecha dibujan un escenario de catástrofe en la frontera y en el resto del país, pero son incapaces de explicar por qué el Gobierno se mantiene firme y con autoridad."

A Cubadebate nunca se le ocurre que la represión violenta, incluso el ataque a una multitud desarmada, puede ser una buena respuesta para esa pregunta.

 

—El régimen de Maduro suspende su concierto de este sábado: El concierto chavista anunciado para este sábado fue suspendido, de acuerdo con dos fuentes del Gobierno de Nicolás Maduro que participaban en la organización, debido a la baja asistencia al evento similar realizado el viernes y a los disturbios en la zona, informa EFE.

Los organizadores indicaron que para este sábado se esperaba una mayor asistencia de espectadores y que de los 40 artistas que estaban anotados para participar en el espectáculo, que se desarrollaría entre el viernes y el sábado, se presentaron menos de 10.

Una de las fuentes que el concierto se suspendió debido a los disturbios que sacuden a San Antonio y Ureña, municipios del estado Táchira, cercanos al lugar donde aún permanece instalada la tarima en el puente de Tienditas.

En Ureña y San Antonio se han producido enfrentamientos de varias horas entre manifestantes y miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en medio de los intentos de la oposición por llevar ayuda humanitaria a Venezuela.

EFE pudo confirmar que la FANB ha sacado a las calles de estos municipios tanquetas militares para intimidar a los manifestantes mientras funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada), persiguen a los que protestan y les lanzan bombas lacrimógenas desde motocicletas.

—Cadena humana salva gran cantidad de medicinas y alimentos. Una gran cadena humana de voluntarios logró salvar una considerable cantidad de medicinas y alimentos de los tres camiones incendiados por efectivos policiales del régimen de Nicolás Maduro en el puente Francisco de Paula Santander, de Ureña.

—La Policía venezolana prende fuego a tres camiones con ayuda humanitaria. Efectivos policiales prendieron fuego a tres camiones de ayuda humanitaria cuando reprimieron el intento de centenares de voluntarios de llevarla al lado venezolano a través del puente Francisco de Paula Santander, de Ureña..

Los vehículos habían logrado pasar acompañados por una multitud, pero los efectivos militares lanzaron gases lacrimógenos, que provocaron una decena de heridos, incluido un menor.

Los ciudadanos presentes intentaron sacar parte de la mercancía y de apagar el fuego, con riesgo para sus vidas. 

A raíz de la represión en el puente de Ureña, Juan Guaidó hizo, acompañado por los mandatarios de Chile y Colombia, así como del secretario general de la OEA, una breve intervención. Dijo que se habían producido otros incidentes violentos en zonas fronterizas, sobre todo en la población de Santa Helena de Guairén, limítrofe con Brasil, donde "están masacrando al pueblo".

En ese sitio, precisamente, la ONG Foro Penal reportó cuatro muertos y 18 heridos por la represión violenta.

Guaidó agregó que después de hoy, "todo va a cambiar en Venezuela. Como lo dijimos el 5 de enero, la cadena de mando está rota y lo vimos hoy con oficiales que se ponen de lado de la Constitución", dijo, refiriendo la decena de militares que lo han reconocido como su superior.

Denunció que la Fuerza Armada no está reprimiendo, sino colectivos paramilitares de civil apoyados por la Policía. Llamó por ello al Ejército a tomar control de la situación.

Reiteró que su propósito es hacer llegar la ayuda humanitaria a los necesitados, conseguir el fin de la usurpación y convocar a elecciones libres de inmediato.  

—La Policía reprime una caravana con ayuda humanitaria en el puente Ureña. Un convoy de camiones con ayuda humanitaria que era custodiado por decenas de civiles fue atacado en el puente Ureña, fronterizo con Colombia.

El presidente interino Juan Guaidó tuiteó que "los camiones de la ayuda humanitaria provenientes de Colombia ya están en territorio venezolano".

No obstante, indicó, el "régimen usurpador está impidiendo su paso".

El canal televisivo VTI transmitió en vivo cuando la caravana fue atacada con gases lacrimógenos, provocando la desbandada de la multitud.

También reportó una decena de heridos por el impacto de los proyectiles.

Si bien existen reportes también de disparos de armas de fuego desde el lado venezolano hacia territorio colombiano, los informes son confusos y no concluyentes. 

En diversos puntos fronterizos de Venezuela se han sucedido choques y escaramuzas violentas, aunque hasta el momento no se han reportado sucesos sangrientos de magnitud.

—Cruzaron la frontera los primeros camiones con ayuda. El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, confirmó en su perfil de Twitter que anunciaba oficialmente la entrada "del primer cargamento de ayuda humanitaria por nuestra frontera con Brasil".

Mientras, avanza también la caravana desde Cúcuta, que encabeza el propio Guaidó, quien viaja en el camión que abre el convoy.

El diputado a la Asamblea Nacional Winston Flores, destacó en su Twitter que la entrada del primer cargamento desde suelo brasileño se consiguió "gracias al pueblo de Bolívar y a nuestros diputados que se encuentra ahí y la fuerza de los pemones que de manera digna hacen valer la entrada de alimentos y medicinas".

En reporte exclusivo para DIARIO DE CUBA de Juan Arturo Gómez Tobón, hemos sabido que "los camiones uno y dos que intentarán pasar por el puente internacional Simón Bolívar llevan esencialmente medicamentos. A un kilómetro de la entrada los esperan voluntarios para acompañarlos."

—Marco Rubio denuncia la presencia de agentes cubanos en la represión al pueblo. El senador republicano por la Florida Marco Rubio dijo que Estados Unidos ha interceptado transmisiones de agentes de Cuba que estarían dirigiendo la represión en una ciudad fronteriza en Venezuela este sábado.

"Estamos recibiendo transmisiones interceptadas de agentes cubanos presentes y dirigiendo acciones represivas en Ureña", publicó Rubio en Twitter.

En otros tuits, el senador dijo que los agentes cubanos estaban vestidos de oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana y que estaban conversando entre ellos sobre las fracturas dentro de la Guardia Nacional y de grupos de milicias ciudadanas.

"Ellos saben que muchos están buscando la oportunidad de unirse al esfuerzo humanitario", apuntó.

La Guardia Nacional Bolviariana reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma a venezolanos que intentaban pasar esta mañana a Colombia , desde la ciudad fronteriza de Ureña, en el estado de Táchira.

—Un mayor del ejército de Maduro deserta y reconoce a Guaidó en el puente Tienditas, de Cúcuta. El mayor del Ejército Hugo Parra Martínez desertó en el puente Tienditas y reconoció a Juan Guaidó como presidente interino

Es la deserción más importante de la jornada, y se suma a las de los cuatro agentes de la Guardia Nacional que decidieron desconocer al régimen de Nicolás Maduro en Ureña.

El mayor del Ejército Hugo Parra Martínez, perteneciente a la promoción general de división Fernando Rodríguez del Toro, anunció su ruptura con el régimen de Nicolás Maduro este sábado en el puente Tienditas.

"Reconozco a nuestro presidente ingeniero Juan Guaidó y estaré en lucha con el pueblo venezolano en cada marcha", dijo en un discurso ante cientos de voluntarios reunidos para recibir la ayuda humanitaria proveniente de Colombia.

"Con el corazón de nuestra patria y la ayuda de Dios, que reine en nuestros corazones y que haya paz. Vamos para adelante. Para Venezuela, nuestro país, que nos lo han robado", agregó Parra Martínez.

Y cerró su breve discurso con un mensaje para Guaidó. "¡Ordene mi Comandante en jefe!", exclamó.

También un teniente de fragata cruzó el río Arauca para pedir protección ante la Defensoría del Pueblo, según un vídeo compartido en su Twitter por el periodista Miguel Cardoza Cadenas.

Tres miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desertaron por la mañana en el Puente Internacional Simón Bolívar y un cuarto uniformado lo hizo en el Puente Francisco Paula Santander, cruzando hacia Colombia y reconociendo en el proceso la legimitidad de Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Su abandono del régimen chavista se dio en un momento de extrema tensión en la frontera, cuando se espera que comience el intento de llevar a Venzuela la humanitaria enviada por Estados Unidos y acopiada por miembros de la oposición en Colombia, a pesar de que Maduro ha ordenado impedirlo por la fuerza.

—Guaidó se sube al camión que encabeza la caravana de ayuda humanitaria: El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, se subió este sábado al camión que encabeza la caravana que lleva la ayuda humanitaria de Colombia a su país.

Guaidó recibió minutos antes la ayuda recogida en Colombia, en una presentación conjunta ante la prensa con el presidente Iván Duque.

"Exigimos que se permita su ingreso de forma pacífica", dijo Duque. "Impedirlo es un atentado y podría constituir un crimen de lesa humanidad", añadió.

"Hoy se realiza un ejercicio multilateral de carácter pacífico y humanitario", enfatizó Duque.

Responsabilizó al "usurpador Nicolás Maduro (…) de cualquier acto de violencia" que pueda ocurrir.

"Pedimos a las Fuerzas Armadas de Venezuela que se ubiquen del lado correcto de la historia y reciban a sus hermanos", dijo.

—Disturbios en puntos fronterizos; queman un ómnibus en Táchira. La agencia Venepress reportó disturbios en el paso fronterizo de Ureña, Táchira, el mismo sitio donde al amanecer de este sabado le Guardia Nacional respondió con gases y perdigones a una multitud que pedía cruzar hacia Colombia para asistir a sus puestos de trabajo.

En un vídeo subido a su Twitter, la agencia reportó el incendio de un ómnibus que, según sus reportes, era utilizado por simpatizantes de Maduro como barricada para impedir el paso de la multitud.

Además, un reporte refiere que una alcabala militar ubicada a unos diez kilómetros de frontera Brasil-Venezuela fue tomada por colectivos armados chavistas, mientras en el lugar se encontraban diputados opositores.

El senador Marco Rubio señaló que sabía del suceso y conocía la identidad de la banda armada. "Tendrán que enfrentar la Justicia ante cualquier violencia", advirtió

Mientras, en un campamento improvisado que se habilitó cerca de la entrada al puente Tienditas, en la frontera con Colombia, donde hay almacenadas centenares de toneladas de alimentos y medicinas para Venezuela, las personas esperan con ansias las indicaciones que les den para colaborar y llevar la ayuda.

Otro reporte, en este caso de la periodista Carmen Victoria Inojoso, indicó que ya están listos los diez camiones cargados con ayuda humanitaria que se encuentran en el Puente de La Unidad, en Tienditas, donde funciona el centro de acopio.

Se espera que ingresen a territorio venezolano de un momento a otro. 

—Militares venezolanos desertan y civiles derriban bloqueos de puente fronterizo con Colombia. Dos tanquetas con tres guardias nacionales venezolanos rompieron las barreras colocadas por el Ejército de Nicolás Maduro en el Puente Internacional Simón Bolívar.

Los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se entregaron a las autoridades colombianas, después de desertar y abandonar sus posiciones, reportó Reuters.

La periodista Carmen Victoria Inojosa compartió imágenes de vídeo de ambos momentos en su perfil de Twitter.

El presidente de Colombia, Iván Duque, planea entregar este sábado cientos de toneladas de alimentos y medicinas al líder opositor venezolano Juan Guaidó para que la traslade a ese país y la distribuya entre miles de necesitados.

Pero el mandatario Nicolás Maduro, cada vez más aislado, ha anunciado que no permitirá el paso de la ayuda a Venezuela.

Maduro quien califica como un "show mediático" la entrega de la asistencia humanitaria, ordenó reforzar la seguridad en las fronteras para evitar cualquier incursión.

Juan Manuel Caidedo, responsable de prensa de la Dirección de Migración de Colombia dijo al respecto que "la situación se presentó, como un hecho aislado, cuando tres miembros de la guardia venezolana escapaban de la dictadura de Maduro y no tenemos reporte de heridos de gravedad en el lugar, salvo una mujer que se golpeó con una valla durante el incidente."

"Así mismo quiero confirmarles que en estos momentos se entregó un cuarto miembro de la guardia venezolana, un sargento, en el Puente Francisco de Paula Santander", agregó.

Guaidó, por su lado, saludó desde Twitter la acción de los cuatro militares y dijo que no eran desertores, sino que decidieron "ponerse del lado del Pueblo y de la Constitución".

Reiteró a los miembros de las Fuerzas Armadas desobedecer el mandato de sus superiores y apoyar la llegada y entrega de la ayuda que aguarda en diversos puntos fronterizos.

—Militares venezolanos dispersan con gases y perdigones a manifestantes en puente con Colombia. Militares venezolanos dispersaron con gases lacrimógenos y perdigones a decenas de personas que exigían cruzar hacia Colombia por un puente fronterizo de Ureña, Táchira, cuyo cierre fue ordenado la noche del viernes por Nicolás Maduro, reporto AFP.

"¡Queremos trabajar!", gritaba la multitud frente a un piquete de efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines que bloquea el puente Francisco de Paula Santander, uno de los cuatro que comunican el estado venezolano de Táchira con el departamento colombiano Norte de Santander.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodrí­guez, justificó la medida en lo que definió como "amenazas" del Gobierno de Colombia, que respalda el paso de ayuda gestionada por Guaidó.

Guaidó fijó para este sábado el día para que la asistencia de alimentos y medicinas cruce "sí­ o sí­" pese a la negativa de Maduro, que la considera una "excusa" para una invasión militar liderada por Estados Unidos.

Vecinos de Ureña pedían a los militares autorización para atravesar el paso peatonal, como hacen cotidianamente.

Tras momentos de tensión, el piquete militar avanzó y comenzó a disparar gases lacrimógenos, a lo que algunos respondieron con piedras.

Algunos también quemaron neumáticos, luego de que los efectivos militares desplegaron un vehículo con barricadas para impedir el paso.

"Yo tengo que pasar para cumplir mis ocho horitas de trabajo. ¿Qué pasa si no llego? Mi familia depende de mí", dijo a la AFP, antes de los disturbios, Unay Velasco, un joven de 24 años que hace servicios de limpieza en un supermercado en Cúcuta.

Unos 40.000 venezolanos cruzan a diario las fronteras tachirenses, según autoridades migratorias. La mayoría regresa a su paí­s tras trabajar o comprar medicinas o productos escasos en Venezuela.

1 comentario

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Lamentablemente, danny68 tenía razón. Un fracaso esa puesta en escena en contra del régimen de Maduro. Mi abuela me lo decía: el comunismo es como la hierba mala. Veinte años más de socialismo es lo que le espera a Venezuela y a Cuba. Difícil que la gente vuelva a emocionarse con Guaidó. Parece que los lideres no deben salir de laboratorios de inteligencia. Yo pensé que Maduro estaba liquidado. Reprimió, ganó y los “presidentes”, llorando.