Jueves, 19 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
VENEZUELA

Trump y Bolsonaro mantienen 'todas las opciones' ante Venezuela

Bolsonaro y Trump con la prensa al final de su encuentro. (EFE)

—Trump dice que Bolsonaro y él mantienen "todas las opciones" ante Venezuela. El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró este martes que mantiene junto a su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, "todas las opciones sobre la mesa" en lo relativo a Venezuela, a pesar de que el Gobierno brasileño ha descartado la opción militar para hacer frente a la situación en ese país.

"Creo que puedo hablar por ambos países: todas las opciones están sobre la mesa", dijo Trump durante una reunión con Bolsonaro en la Casa Blanca.

El presidente estadounidense respondió así a la pregunta de si querría que Brasil se implicara en una potencial intervención militar estadounidense en Venezuela, aunque luego matizó que todavía no había conversado del tema con Bolsonaro y que planeaba "hablar de ello" durante el encuentro de este martes.

Bolsonaro no hizo mención a Venezuela durante la comparecencia conjunta ante las cámaras en el Despacho Oval. Trump, por su parte, dijo que sabe "exactamente" lo que quiere que pase en Venezuela a partir de ahora, pero no quiso precisar qué es.

"Estamos hablando sobre cosas diferentes, todas las opciones están sobre la mesa. Es una pena lo que está pasando en Venezuela, la muerte y la destrucción, el hambre. Es difícil creer que uno de los países más ricos sea ahora uno de los más pobres, así que hablaremos largo y tendido sobre eso", afirmó Trump.

El mandatario estadounidense se pronunció así a pesar de que el mes pasado, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, descartó la opción castrense para resolver la crisis venezolana.

"Para nosotros la opción militar nunca fue una opción. Brasil siempre aboga por las soluciones pacíficas de cualquier problema que ocurra en los países vecinos. Abogamos por la no intervención", indicó Mourao a periodistas en Bogotá a finales de febrero.

Trump aprovechó la conferencia de prensa para pedir a los militares de Venezuela que "detengan su apoyo a (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro, que realmente no es nada más que una marioneta de Cuba", para "que su pueblo finalmente sea libre".

El mandatario no quiso pronosticar cuánto tiempo pasará, a su juicio, para que Maduro abandone el poder, pero opinó que "en algún momento las cosas cambiarán".

"Todavía no hemos apostado por las sanciones realmente duras. Podemos optar por las sanciones duras, todas las opciones están abiertas, así que podríamos hacer eso", advirtió Trump, y evaluó las restricciones impuestas hasta ahora por Washington como "medianas".

—EEUU acusa en Ginebra a Rusia, China y Cuba de apoyar al "exrégimen" de Maduro. La subsecretaria de Estado de EEUU para Control de Armamento, Yleem Poblete, acusó este martes a Rusia, China y Cuba de apoyar al "exrégimen" de Nicolás Maduro en la represión de la democracia en Venezuela.

"El exrégimen de Maduro, con ayuda no disimulada de Rusia, China y Cuba, ha usado tácticas de represión contra elementos democráticos y ha intentado acorralar la Asamblea Nacional, única institución democrática en ese país", señaló Poblete.

La subsecretaria hizo estas declaraciones en un duro discurso donde también criticó a Irán, Siria y Corea del Norte, con motivo del acceso de Estados Unidos a la presidencia de la Conferencia de Desarme en Ginebra, reportó EFE.

"La historia ha demostrado que un régimen que oprime a su pueblo y se salta a la torera el estado de derecho desprecia las leyes internacionales, por lo que esperamos que un representante del presidente legítimo Juan Guaidó pueda asumir la presidencia de turno venezolana de esta Conferencia de Desarme en mayo", afirmó Poblete.

En su intervención, Poblete señaló que "las acciones agresivas y desacato de Rusia han sacudido la arquitectura de seguridad europea" a través de todo tipo de acciones, como la de "seguir apoyando y defendiendo las tácticas brutales del régimen sirio de Bachar al Asad contra su propio pueblo, incluyendo el uso de armas químicas".

Pero "el de Damasco no es el único régimen aborrecible que apoya Rusia, también el de Maduro en Venezuela", añadió la subsecretaria de EEUU.

EEUU asume la presidencia de una Conferencia de Desarme que no ha conseguido la firma de acuerdos internacionales en esta materia en las dos últimas décadas, lo que ha minado su reputación y ha generado una "parálisis" que en palabras de la delegación norteamericana debe contrarrestarse con voluntad política.

"La influencia y las acciones de regímenes desesperados por aferrarse al poder menoscaban mecanismos como éste, por lo que pedimos a la Conferencia de Desarme que aúne la voluntad necesaria para detener a estos actores malignos y hacer que rindan cuentas", dijo la subsecretaria.

—EEUU y Rusia mantienen sus diferencias sobre Venezuela tras las consultas bilaterales en Roma. Estados Unidos y Rusia no lograron este martes acercar sus posiciones sobre la crisis de Venezuela, aunque ambos consideraron útil las consultas mantenidas en Roma entre el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, y el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

Reunidos en un hotel de la capital italiana a puerta cerrada, Abrams reiteró que para Washington "todas las opciones están sobre la mesa" pero "también decimos que EEUU ha elegido el camino de ejercer presión económica y política sobre el régimen (de Nicolás Maduro) para el futuro pacífico de Venezuela", según dijo después a los periodistas en la embajada de su país.

El enviado de Donald Trump para la crisis de Venezuela calificó de "positiva, seria y sustanciosa" la reunión mantenida con Riabkov, a pesar de que Washington y Moscú mantienen posiciones diametralmente opuestas, dado que el primero reconoce a Guaidó como presidente encargado, y el segundo es un aliado clave de Maduro.

"Fue útil para nosotros entender que Rusia considera que la crisis en Venezuela es muy grave, a diferencia de Maduro" y particularmente desde el punto de vista económico y humanitario, explicó Abrams.

Añadió que al menos es positivo que "ambas partes salen con una mejor comprensión de las posiciones recíprocas" y de acuerdo en que se necesita una solución pacífica.

En la embajada de Rusia, Riabkov dijo, por su parte, que "la conversación fue difícil, pero franca", citado por la agencia TASS.

Indicó que aunque las partes no lograron un acercamiento de opiniones, "por nuestra parte tenemos una mejor comprensión de la postura de EEUU al respecto".

"Analizaremos las señales que recibimos de los representantes estadounidenses. Partimos del criterio de que Washington se tomó en serio nuestras prioridades, nuestros enfoques y advertencias", comentó.

El alto diplomático ruso subrayó que el diálogo con EEUU respecto a Venezuela es una necesidad "evidente", dijo que Moscú está preocupada con las sanciones impuestas por Washington contra Caracas y dejó claro que la delegación rusa advirtió a EEUU de que Moscú continuará defendiendo los intereses de las empresas rusas en el país caribeño.

"Como comprendemos que los representantes de la Administración de EEUU no descartan la posibilidad del uso de la fuerza militar para intervenir en Venezuela, advertimos claramente a la parte estadounidense que evite ese paso imprudente", afirmó.

El viceministro afirmó que "Rusia no solo se opone categóricamente al uso de la fuerza militar en el marco de una intervención extranjera, sino contra los métodos de presión de la llamada 'baja intensidad'".

"Estamos dispuestos a continuar el diálogo con EEUU al respecto, debido a que la gravedad de la situación no nos da margen para un error. Debemos comprender las intenciones de cada parte con la mayor exactitud posible", indicó.

—La Policía impide en Caracas una marcha de trabajadores que respaldan a Guaidó: La Policía Nacional Bolivariana (PNB) impidió este martes a los trabajadores públicos de Venezuela que respaldan al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, marchar hasta la sede del Legislativo, al que exigen aprobar una ley para la "protección" de los empleados que "defiendan" la democracia, reportó EFE.

La marcha iba a recorrer una avenida del centro-oeste de Caracas hasta llegar a la sede del Parlamento, pero los trabajadores no pudieron ni siquiera concentrarse en el punto de partida de la movilización, la plaza Morelos, debido a que fue acordonada por la policía.

Una comisión de los empleados, sin embargo, acudió hasta la sede del Legislativo y entregó un documento con la exigencia de que se apruebe lo que han llamado como "ley de garantías laborales".

Esta norma "es una protección para todos los trabajadores que en un momento dado salgan a defender la democracia, salgan a defender la institucionalidad", dijo a periodistas el secretario general de la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), José Elías Torres.

Explicó también que la ley busca defender los derechos de los trabajadores ante la posibilidad de que el Estado intente despedir a alguno "por discriminación política".

Los empleados también exigen al Parlamento que señale al responsable del masivo apagón que sufrió el país hace 11 días y que debata si hay causales para que se emprenda un juicio a nivel internacional.

Asimismo, exhortan al Legislativo a que exija a la comisión enviada a Venezuela de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas que se reúna con los trabajadores.

Entre los trabajadores que tenían previsto marchar se encontraban empleados de la empresa estatal de electricidad Corpoelec, de la de comunicaciones Cantv, de la Cancillería, del Seguro Social, del sector petrolero y universitario.

El lunes varias organizaciones sindicales, entre ellas la CTV, convocaron a esta movilización y a una protesta contra la crisis tras sostener un encuentro con Guaidó, que se declaró presidente interino del país en enero pasado y es reconocido como tal por unos 50 gobiernos.

Los sindicalistas manifestaron su respaldo a Guaidó en la puja que mantiene con el mandatario Nicolás Maduro por el poder.

Sin embargo, recordaron este martes que, así como le manifestaron su apoyo, también le exigirán que cumpla con la defensa de los derechos de los trabajadores que, aseguran, han sido violados por la administración chavista.

—Cabello confirma dos muertes por el 'impacto directo' del apagón en Venezuela: El presidente de la Asamblea Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, considerado el número dos del chavismo, confirmó este lunes dos muertes como consecuencia del "impacto directo" del apagón que dejó en la oscuridad a casi todo el país hace más de una semana, reportó EFE.

"Hubo, según el reporte que yo tengo, dos personas fallecidas por impacto directo del apagón", dijo Cabello durante una rueda de prensa en la que actuó como portavoz del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y destacó que "afortunadamente" no hubo que lamentar más víctimas.

Sin precisar detalles de las muertes, Cabello indicó que el número de fallecidos no fue más elevado porque en los hospitales "a los que estaban en terapia intensiva manualmente los ayudaron" a seguir respirando.

Estas cifras son las primeras que se ofrecen en medio de la opacidad informativa del Gobierno de Nicolás Maduro, que aún no ha informado de manera oficial sobre muertes o pérdidas por el apagón.

—Un diputado venezolano eleva a 26 los muertos en hospitales por apagón: El diputado opositor José Manuel Olivares, sin embargo, denunció también el lunes que al menos 26 personas murieron en los hospitales de Venezuela durante las 72 horas de apagón.

"Estos 26 fallecidos que han sido tristemente discriminados o relatados en las redes sociales. Es importante que entiendan que en ese periodo hubo un promedio del 55% de hospitales de nuestro país sin electricidad", afirmó Olivares en una rueda de prensa.

Olivares, que además es médico, explicó que la vida de algunos de los que fallecieron "dependía de una máquina" y al no contar el centro médico con una planta fallecieron.

En otros hospitales había planta eléctrica y de todas formas varios pacientes murieron.

Entre ellos citó el caso de un paciente oncológico en un hospital militar que "tuvo una hemorragia" mientras se encontraba en el segundo piso.

Tuvo que ser movilizado, pero al no haber ascensor porque "la planta eléctrica solo sirve para mantener la emergencia y la terapia intensiva no pudo ser trasladado y perdió su vida".

Acerca de la situación que se vive hoy en los hospitales de Venezuela afirmó que los médicos que denuncian lo que ocurre están siendo amenazados y despedidos.

Hasta el momento la ONG Médicos por la Salud, una organización que se encarga desde hace cinco años de registrar las deficiencias que hay en los 40 hospitales más importantes del país, había denunciado que 21 personas habían muerto por el apagón.

El médico Julio Castro, uno de los voceros de esta organización, difundió en su cuenta en Twitter un listado sobre los fallecidos hasta las 9:00PM del 10 de marzo.

De acuerdo con la organización, solo en el Hospital Manuel Núñez Tovar de Maturín, en el estado Monagas (este), habían muerto 15 personas por las fallas eléctricas, mientras que en Caracas se ha reportado el fallecimiento de cuatro, todos ellos neonatos.

El 10 de marzo el jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó, señaló que 17 personas murieron en los hospitales como consecuencia del apagón.

Guaidó había dicho antes que la cifra de fallecidos por el apagón alcanzaba las 79 personas, aunque luego rectificó y aseveró que estos muertos eran solo atribuibles a la mala atención hospitalaria, dentro de la aguda crisis económica que atraviesa el país.

La tarde del día 7 de marzo Venezuela sufrió un masivo apagón que afectó a casi todo el país y que el Gobierno de Maduro no pudo controlar hasta cinco días después.

Cabello insistió el lunes en que el apagón se produjo tras un "ataque terrorista dirigido por EEUU".

De acuerdo con Maduro, un "ataque cibernético" desde EEUU a la sala de control de la central hidroeléctrica del Guri, la más importante de Venezuela, provocó un fallo que luego se extendió a toda la red.

La pasada semana, la Universidad Central de Venezuela, la principal del país, presentó un análisis sobre el apagón que rebate la tesis de sabotaje de Maduro y traslada la responsabilidad del corte eléctrico a un incendio que sobrecargó las líneas de transmisión y desactivó las salas de máquinas generadoras del Guri.

— Zapatero regresa a Caracas por primera vez durante el desafío del Parlamento a Maduro: El expresidente de Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero llegó la noche del lunes en vuelo privado a Venezuela, donde el opositor Juan Guaidó le disputa la presidencia a Nicolás Maduro.

El gobierno no ha confirmado el motivo de la visita de Rodríguez Zapatero, adelantada por medios locales citados por el diario El Mundo. En otras oportunidades, el socialista fungió como facilitador de negociaciones entre el oficialismo y la oposición.

El aterrizaje de Zapatero fue recibido con un aluvión de críticas en las redes sociales. El presidente del Parlamento, Juan Guaidó, ha descartado que la oposición participe en otro "falso diálogo" con el Gobierno de Maduro.

"Zapatero solo se representa a sí mismo", recordó la eurodiputada Beatriz Becerra. El Gobierno de Pedro Sánchez ha tomado distancia de las iniciativas del penúltimo presidente socialista, incluso calificando de "tirano" a Maduro y apoyando la presidencia interina de Juan Guaidó.

España lidera la iniciativa de la Unión Europea (UE) de un Grupo de Contacto para intentar solucionar la crisis sociopolítica del país petrolero. La próxima reunión, prevista para finales de mes, se realizará en Quito.

La ausencia de Zapatero durante los dos meses y medio que dura el desafío de Guaidó contra Maduro ha llamado la atención de los analistas políticos de Caracas, aunque no ha pasado desapercibido que su principal interlocutor opositor, Timoteo Zambrano, es el único dirigente de peso que no se ha sumado a la causa de Guaidó.

El antiguo líder del PSOE apostó incluso porque Zambrano presidiera la Asamblea Nacional, según aseguraron fuentes parlamentarias a El Mundo.

"Apelo a Europa, EEUU y las máximas autoridades para apoyar la negociación en Venezuela. Es un argumento fundamental", sostuvo Zapatero durante una entrevista vía radiofónica en febrero en el programa televisivo Análisis Situacional, del canal Globovisión, comprado en 2013 por empresarios cercanos al chavismo.

—La UE elogia la tarea del grupo de contacto pese a la "frustración" sobre el terreno: La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, destacó el lunes los elogios de los Estados miembros al papel del grupo de contacto internacional impulsado para apoyar una solución a la crisis en Venezuela, pero reconoció "frustración" por la situación que se vive sobre el terreno, reportó EFE.

"La frustración está relacionada con la situación sobre el terreno, pero en esta ausencia de movimiento, el grupo internacional de contacto es lo único que da alguna esperanza sobre que las cosas podrían desarrollarse de mejor manera", indicó Mogherini en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros de Exteriores comunitarios.

La jefa de la diplomacia europea, que informó brevemente a los ministros sobre los progresos del grupo de contacto, dijo que ha visto "aún más determinación de los Estados miembros en invertir en su trabajo", así como "interés de otros países en crear más conexiones" con el grupo.

El grupo internacional impulsado por la UE con países europeos y de la región pretende fomentar, mediante contactos con todas las partes, las condiciones para que Venezuela celebre nuevas elecciones presidenciales justas.

"Es la única iniciativa política existente con acceso a todas las partes en Venezuela, la región y la comunidad internacional", subrayó la política italiana.

Según dijo, los países europeos "elogiaron el trabajo del grupo de contacto e incluso animaron al grupo a que avance en términos de, quizá, abrir el camino para una mediación formal o facilitación, que podría ocurrir mientras progresamos con los trabajos del grupo".

Según dijo, esa mediación podría recaer en las Naciones Unidas.

—Bolivia expulsa a venezolanos acusados de conspirar para atacar la embajada de Cuba: El Gobierno de Bolivia expulsó de su territorio a seis ciudadanos naturales de Venezuela "involucrados en actividades conspirativas", luego de que estos se manifestaron frente a la embajada de Cuba en La Paz, informó este lunes el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, citado por la AFP.

Los venezolanos expulsados "confesaron estar involucrados en acciones conspirativas y [...] en actividades políticas que afectan el orden público, a cambio de dinero", señaló.

Los acusados ingresaron ilegalmente a Bolivia, según Romero, para "hostigar y atacar la embajada de Cuba, conspirando políticamente". El ministro añadió que admitieron haber "recibido dinero por esta acción" de parte de un periodista de un "medio de comunicación prestigioso".

Romero sostuvo que no se confirmó la participación de periodistas, pero sí que "fueron pagados y traídos al país para protagonizar una acción política", razón por la que "fueron puestos en la frontera".

—Bolsonaro llama a 'liberar Venezuela' antes de su encuentro con Trump: El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, llamó este lunes a que su país y EEUU liberen Venezuela, un día antes de su reunión con Donald Trump en la Casa Blanca en la cual esta crisis tendrá un lugar preponderante, precisó la AFP.

"Debemos resolver el problema de nuestra Venezuela. Venezuela no puede seguir así. Deben ser liberados. Y obviamente creemos y contamos con el apoyo de los Estados Unidos para lograr este objetivo", dijo en un discurso ante la Cámara de Comercio estadounidense.

Bolsonaro llegó a Washington en la tarde del domingo, en su primer viaje oficial al exterior desde que asumió el poder el 1 de enero, una gira con la que busca sellar una naciente alianza conservadora.

Tras el discurso de Bolsonaro, el portavoz del Gobierno brasileño, Otçávio Régo Barros, dijo a la prensa: "El tema de Venezuela tiene que ser resuelto y contamos con nuestra diplomacia".

La férrea oposición al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que consideran una "dictadura", es uno de los asuntos en que más convergen Trump y Bolsonaro.

EEUU, que reconoce junto con otros 50 países al jefe parlamentario opositor Juan Guaidó como presidente interino, ha aplicado sanciones económicas y un embargo al crudo de Venezuela.

Para Bolsonaro la visita es un escaparate para promover negocios e inversiones, que aprovechó para firmar un acuerdo de salvaguardias tecnológicas que permitirá el uso de la base de Alcántara (norte de Brasil) para el lanzamiento de cohetes estadounidenses.

Su decisión de romper la tradición de los nuevos mandatarios brasileños de realizar su primera visita oficial a Argentina es un gesto que Trump correspondió alojando a Bolsonaro en Blair House, la residencia oficial para huéspedes situada frente a la Casa Blanca.

"Nuestro objetivo es claro: ¡Queremos a Brasil entre las economías más libres del mundo!", dijo en Twitter Bolsonaro.

1 comentario

Imagen de Un Cubano Libre

Tiempo al tiempo.......Tic, tac, tic, tac, tic.....tac!