Sábado, 22 de Febrero de 2020
Última actualización: 23:17 CET
VENEZUELA

Maduro otorga una licencia para usar armas a los 'colectivos' paramilitares

Juan Guaidó. (EFE)

—Maduro otorga "licencia para matar" a los "colectivos". El régimen de Nicolás Maduro reparte carnés que autorizan a los miembros de los llamados "colectivos" a portar armas, lo que supone otorgar "licencia para matar" a estos grupos de paramilitares, con los que se amedrenta a la población de Venezuela. Así lo denunció la abogada de derechos humanos Tamara Suju, que ha publicado imágenes de uno de estos documentos a través de su cuenta de Twitter.

En concreto, se trata de una credencial para un miembro del llamado colectivo Alí Primera 4F, de un municipio en la ciudad de Barquisimeto (estado Lara), al que se "autoriza porte de armas de fuego, si la Patria lo requiere".

Suju, directora del Instituto CASLA y nombrada representante diplomática en la República Checa del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró al diario español ABC que estos paramilitares tienen "luz verde para asesinar. Les pagan por atacar a la población civil, aunque estén pasando las mismas necesidades que el resto de los venezanos, sin luz y sin agua".

En las últimas semanas, ante la ofensiva de Guaidó para acabar con la usurpación del poder, Maduro ha arengado tanto a los militares como a sus simpatizantes a "defender la revolución" y ha llamado a la "resistencia cívica" a los "colectivos" paramilitares.

En conversación teléfonica desde Praga, donde ha entregado sus credenciales y se tramita su estatus como jefa de misión especial diplomática, Tamara Suju señaló que Maduro "desconfía de la Fuerza Armada Nacional y utiliza a los paramilitares y las milicias para salir a la calle a amederantar a la gente".

A su juicio, el presidente ilegítimo se encuentra "desesperado, porque está acorrolado y dispuesto a sacar a estas personas a la calle a intimidar".

—Suiza representará diplomáticamente a Estados Unidos en Venezuela. Suiza acordó este viernes con EEUU representarlo en Venezuela, tras la ruptura de relaciones diplomáticas entre Washington y Caracas el 23 de enero, informó la Radio Televisión de Suiza (RTS).

El ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Ignazio Cassis, y el embajador estadounidense en este país, Edward McMullen, firmaron en Berna el acuerdo para formalizar esta representación, con la que, según el jefe de su diplomacia, la Confederación Helvética "busca contribuir al mantenimiento de la paz", reportó EFE.

Cassis explicó que Estados Unidos fue el que solicitó esta delegación de funciones diplomáticas, que ya fue discutida por el ministro suizo en su reciente visita a Washington con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo.

El jefe de la diplomacia helvética también subrayó que este tipo de representación entre gobiernos enfrentados es "una larga tradición" del país centroeuropeo, que ejerce actualmente también este papel en Irán para EEUU, en Rusia para Georgia (y viceversa), en Arabia Saudí para Irán (y viceversa) y en Egipto para el régimen iraní.

El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, rompió relaciones diplomáticas con el Gobierno de Estados Unidos a raíz de que este reconociera al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado.

Suiza se desmarcó de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países occidentales y no reconoció a Guaidó, cuyo enjuiciamiento fue aprobado esta semana por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente.

—Chavismo y oposición pugnan el sábado en las calles: La oposición de Venezuela y el chavismo se volverán a medir el sábado en las calles para rechazar y respaldar, respectivamente, el mandato de Nicolás Maduro con protestas y marchas en varios estados del país, anunciaron el jueves sus dirigentes, reportó EFE.

El antichavismo expresará también su rechazo a los frecuentes apagones ocurridos en el mes de marzo que paralizaron por completo al país más de diez días, pues se vieron afectados los comercios, el suministro de agua, las comunicaciones y el transporte.

Desde un acto con dirigentes estudiantiles en la sede del Parlamento, el jefe de esta institución, el opositor Juan Guaidó, indicó que la actividad del sábado será "el inicio de la Operación Libertad", una fórmula de presión con la que espera lograr definitivamente el "cese de la usurpación" que considera hace Maduro de la Presidencia.

"Vamos a entregar la tarea bien hecha Venezuela, vamos a entregar la misión completa", dijo Guaidó, quien en enero pasado invocó la Constitución para asumir como presidente encargado y trazó una ruta que incluye sacar a Maduro del poder, instaurar un Gobierno de transición y llamar a "elecciones libres".

Guaidó, reconocido por más de cincuenta países, alentó además a protestar contra los apagones y pidió a los jóvenes no acostumbrarse a vivir sin los servicios que dependen del fluido eléctrico como la telefonía, el acceso a internet y el bombeo de agua potable.

"Que ni por un segundo nos acostumbremos (...) a que la norma sea que no haya agua", remarcó el opositor que sostiene que los fallos en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) son producto de la negligencia y corrupción del Estado.

Por su parte, el vicepresidente de movilización y eventos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Darío Vivas, indicó en un contacto telefónico con el canal oficial, VTV, que el sábado los simpatizantes de Maduro también tomarán las calles para marchar.

Los chavistas se concentrarán en tres puntos del centro y oeste de Caracas para ir hasta la sede del palacio presidencial de Miraflores y, además de expresar su apoyo al mandatario venezolano, manifestarán su rechazo a los "ataques terroristas" que, aseguran, ha cometido la oposición y EEUU contra el SEN.

Según el Gobierno de Maduro, la principal hidroeléctrica del país, el Guri, ubicada en el estado Bolívar (sur), fue atacada de forma "cibernética" y con un fusil de larga distancia y ello produjo los recurrentes apagones durante marzo.

El domingo, luego de que el Gobierno comenzara a recuperar la energía eléctrica en estados del oriente y centro del país, Maduro ordenó un racionamiento por 30 días del que no se conocen detalles.

En ese sentido, el jueves instruyó a los ministerios de Energía Eléctrica, Educación, Transporte, de Salud y de Aguas a crear grupos de WhatsApp en las comunidades del país para informar a la población sobre el racionamiento eléctrico y ante la "manipulación" que, dijo, hay con el "ataque imperialista".

Además, anunció que otorgará facilidades a los ciudadanos que se inscriban en el sistema de la tarjeta gubernamental "carnet de la patria" para que puedan reponer los electrodomésticos que se les dañaron a causa de los fallos eléctricos.

Aseguró que los electrodomésticos serán vendidos a través de "cómodas cuotas" y pidió al despacho de la Presidencia iniciar la venta desde este viernes en todos los estados del país.

Según dijo, en el sistema del carnet ya se han inscrito 137.230 personas, de las cuales solo el 20% reportó que se les dañó un electrodoméstico producto de los apagones.

"Aquí hay un Gobierno revolucionario que a través del carnet de la patria y del Sistema Patria, inscribiéndote allí, te va a hacer llegar tu lavadora para que vayamos sanando las heridas que va dejando la guerra eléctrica brutal del imperialismo y del Gobierno de Donald Trump contra el pueblo de Venezuela", apuntó.

La región más afectada por estos fallos eléctricos ha sido el oeste del país, donde se encuentra Zulia, un estado que desde hace meses vive frecuentes apagones y que ha llegado a estar hasta más de una semana sin luz.

—Los apagones en Venezuela hundieron la producción de petróleo en marzo: Los cortes al suministro eléctrico que hundieron a Venezuela en la oscuridad durante gran parte de marzo también redujeron por la mitad la producción de crudo del país, según personas familiarizadas con la situación.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, los apagones generalizados en gran parte del país, que comenzaron el 7 de marzo, paralizaron la mayoría de los pozos y plataformas petrolíferas del país, que lentamente han vuelto a entrar en funcionamiento.

La producción de petróleo registró una media de menos de 600.000 barriles al día durante los apagones, dijeron estas personas, quienes pidieron que no se revelara su identidad porque la información no es pública.

Para el mes completo, la producción diaria fue de 890.000 barriles, según una encuesta de Bloomberg realizada a funcionarios y analistas, y datos de seguimiento de barcos.

La pérdida de producción debido a los apagones supone otro golpe para la ya deteriorada industria petrolera de Venezuela, que sufre el impacto de años de mala administración y de las sanciones de EEUU, que hicieron que perdiera a su mayor cliente.

La producción de crudo de la nación, una de las pocas fuentes de efectivo para el régimen de Nicolás Maduro, ha caído más de un 65% desde antes de que los trabajadores de PDVSA se declararan en huelga en diciembre de 2002.

Cerca de la cuenca del Orinoco, en el este, donde se extraen cuatro de cada cinco barriles, el petróleo pesado, similar al alquitrán, ha comenzado a obstruir las tuberías y tanques después de que el sistema de calefacción sufriera un corte eléctrico, según Wills Rangel, exdirector de la junta de PDVSA y presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras del Petróleo, del Gas, sus Similares y Derivados de Venezuela (FUTPV).

Limpiar o retirar las tuberías podría llevar meses, señaló.

"El daño causado por los apagones en los campos de petróleo del Cinturón del Orinoco es considerable", añadió Rangel en una entrevista.

—Caída de la producción: Debido al golpe a la producción del Cinturón del Orinoco, habrá una gran caída en las cifras de marzo que Venezuela comunicará a la OPEP, dijo Rangel. Durante los apagones, la producción se redujo a un nivel similar al informado a la OPEP por Venezuela en enero de 2003, cuando se desplomó por la huelga de PDVSA contra el entonces presidente Hugo Chávez.

El área del Cinturón del Orinoco no se ha recuperado completamente de los apagones y actualmente produce cerca de 300.000 barriles al día, dijo.

La extracción de petróleo en los campos de la Faja del Orinoco requiere algo de electricidad, pero la mayor demanda de energía proviene de los mejoradores, instalaciones que convierten el petróleo extrapesado en mezclas más comerciales, ubicadas a unos 300 kilómetros de distancia en el norte, cerca de la costa. Los cuatro mejoradores del país todavía están trabajando para reanudar las operaciones.

"Si PDVSA reestablece la energía en sus cuatro mejoradores, propiedad conjunta de Chevron, Total, Equinor y Rosneft, ello podría tener un impacto en la red nacional", dijo Rangel.

Los mejoradores solo tendrán energía total cuando la eléctrica estatal lo permita, agregó. El flujo de electricidad de la red nacional debe estabilizarse antes de poder suministrar energía a otros servicios de alta demanda, como el metro de Caracas y los sistemas de bombeo de agua.

En los campos petrolíferos, se espera que los pozos y las bombas se conecten, según un plan de racionamiento de energía del Gobierno que está en vigor.

—Venezuela dice que habrá más militares rusos por cooperación técnico-militar: El vicecanciller venezolano para Europa, Yván Gil, dijo el jueves que, como parte de la cooperación técnico-militar entre Venezuela y Rusia, llegará más personal militar ruso al país sudamericano porque requiere una presencia "constante" de los especialistas rusos.

"Hay una cooperación dinámica en materia militar que tiene ya 15 años de funcionamiento y en este marco siempre van a estar presentes técnicos" rusos, dijo a EFE Gil, al margen de un foro empresarial ruso-venezolano, que se celebra con ocasión de la XIV Comisión Intergubernamental de Alto Nivel entre los dos países.

"Tenemos un sistema de armas bastante completo y complejo en nuestro territorio que nos permite defender la soberanía y siempre vamos a estar en contacto con los técnicos rusos para la actualización de sistemas, de entrenamiento, de capacitación, y todo lo que tiene que ver con transferencia de tecnología", explicó.

"Y esto da continuidad a que tengamos presencia constante de técnicos especialistas en Venezuela en esta materia", añadió Gil.

En opinión del viceministro, "se ha querido mediatizar" la "presencia puntual" de un grupo de militares rusos que llegó recientemente a Venezuela, "cuando es un hecho normal que tengamos una cooperación dinámica y es permanente la ida y venida de técnicos, asesores y entrenadores de sistemas de armas".

"Venezuela tiene un sistema muy completo de defensa aérea, equipos de transporte terrestre y aéreo que ha adquirido en Rusia durante más de 15 años y que requieren un constante intercambio", enfatizó Gil.

"Eso va a ser constante. Es un hecho constante. El hecho puntual ahora de la presencia de unos técnicos no es algo novedoso. Es algo constante que ha venido ocurriendo y que va a seguir ocurriendo", explicó el vicecanciller para Europa.

Venezuela es el mayor comprador de armas de Rusia en América Latina y en el pasado ha recibido de su socio tanques, cazas multifuncionales Su-30MK2, helicópteros de combate Mi y sistemas de misiles y de defensa antiaérea.

La llegada de aviones rusos con personal militar a Venezuela ha provocado el enfado del presidente de EEUU, Donald Trump, quien ha dicho que "mantiene todas las opciones abiertas" para que los uniformados abandonen Venezuela.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, advirtió por su parte a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, que Washington "no se quedará de brazos cruzados ante la presencia rusa en Venezuela.

Según el viceministro, la participación en las protestas de la oposición ha ido disminuyendo.

—Un millón de niños necesitará ayuda por la crisis en Venezuela, según UNICEF: UNICEF calcula que 1.100.000 niños necesitarán protección y acceso a servicios básicos en 2019 en América Latina y el Caribe debido a la crisis migratoria en Venezuela, tanto los desarraigados del país, los que regresan y los que están en comunidades de acogida y de tránsito.

De acuerdo con los datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, citados por EFE, en la actualidad alrededor de 500.000 niños necesitan asistencia, por lo que hacen un llamado a los Gobiernos de la región para que defiendan los derechos de estos niños, incluidos migrantes y refugiados.

Según sus cálculos, 4.900.000 personas de toda la región (incluido Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Perú y Trinidad y Tobago) requerirán de ayuda especial este año a causa de las condiciones políticas y económicas en Venezuela, que están provocando una oleada migratoria.

Esto provoca que los países de tránsito y acogida estén sufriendo una sobrecarga que dificulta la prestación de servicios esenciales como protección, atención sanitaria y educación.

De acuerdo con el organismo para la infancia, los niños desarraigados y sus familias afrontan dificultades añadidas a la hora de regularizar su estatus migratorio, algo que puede afectar a su acceso a protección social, atención sanitaria, desarrollo infantil temprano y educación, etcétera.

Por otro lado, la falta de políticas públicas integrales en las comunidades de acogida en materia migratoria pone a los niños en un mayor riesgo de sufrir discriminación, violencia, separación familiar, xenofobia, explotación y abuso, algo por lo que UNICEF ha mostrado su especial preocupación.

"Los estándares internacionales de los Derechos Humanos piden a los Estados que permitan la entrada y el registro de los niños como una precondición para llevar a cabo los procesos iniciales de evaluación para su protección", explicó la directora regional de la agencia para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval.

Además, UNICEF hizo un llamamiento por valor de 69.500.000 dólares para abordar las necesidades de estos infantes, con los que busca trabajar con Gobiernos locales y nacionales, comunidades de acogida y los aliados para garantizar el acceso a agua potable, saneamiento, protección, educación y servicios sanitarios.

UNICEF se encuentra en trabajos con los Gobiernos de países de tránsito para asegurar su adhesión a los estándares internacionales en los procesos oficiales de migración: proteger a los niños, no devolución, no separación de las familias y su reunificación, no detención de los niños y familias, etc.

—La ONU debería liderar la ayuda a Venezuela por el agravamiento de la crisis: Mujeres y bebés están muriendo en Venezuela y hay muchas enfermedades debido a un sistema de salud colapsado y una grave escasez de alimentos, dijeron el jueves investigadores que instaron a una respuesta a gran escala de Naciones Unidas.

Un informe de investigadores de Human Rights Watch y de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins dijo que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, debería declarar oficialmente que Venezuela enfrenta una "crisis humanitaria compleja", reportó Reuters.

Esto permitiría formalmente a las agencias de la ONU responder con más ayuda para el país sudamericano, llegando con alimentos, medicina y la atención médica que necesitan con urgencia.

"El sistema de salud de Venezuela está en un colapso total, que, combinado con la escasez generalizada de alimentos, está agravando el sufrimiento y poniendo en riesgo a más venezolanos", dijo en un comunicado Shannon Doocy, profesora asociada de salud internacional de la escuela.

"Necesitamos el liderazgo de la ONU para ayudar a terminar con esta grave crisis y salvar vidas", dijo Doocy, investigadora del reporte.

Abordar la propagación de enfermedades prevenibles con vacunas, como el sarampión y la difteria, junto con el aumento de casos de enfermedades infecciosas, incluida la malaria y la tuberculosis, requiere una "respuesta total" de la ONU, según el informe.

El portavoz Stephane Dujarric dijo que la ONU está "muy preocupada por las importantes necesidades humanitarias" y que estaba hablando con el Gobierno de Caracas para llegar a una "comprensión común de las necesidades del país".

"Naciones Unidas continúa considerando todos los mecanismos disponibles para asegurar que se satisfagan las necesidades de los venezolanos", dijo Dujarric a la Fundación Thomson Reuters en una respuesta enviada por correo electrónico.