Lunes, 14 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Venezuela

Las horas bajas de Nicolás Maduro

Apagón en Venezuela. (TELEMUNDO)
Félix Seijas. (NOTICIAS AL DÍA)

Con Félix Seijas se aplica el viejo refrán de hijo de gato caza ratón. Con su padre comparte el nombre y la pasión por la estadística. Su padre fue pionero de los estudios de opinión pública en Venezuela y, desde hace una década, el hijo fundó su propia empresa, Delphos. Decir en Venezuela el apellido Seijas es sinónimo de credibilidad en el análisis de los climas de opinión pública.

Félix Seijas respondió a algunas preguntas de DIARIO DE CUBA. La ola de apagones que padecen los venezolanos se suma a una serie de calamidades, como la falta de medicinas y alimentos, y a la inflación más alta del planeta. Los cortes de electricidad prolongados y sin previo aviso, sin planes de contingencia, colocan a Nicolás Maduro en su momento más bajo en los estudios de Seijas, que evalúan periódicamente las preferencias de los venezolanos.

Es la primera vez desde que el hijo político de Chávez asumió el poder en 2013, hace seis años, que ni siquiera tiene el respaldo de un 14%. Esto se lo señaló Seijas a DDC. De forma coincidente, Hercon Consultores —otra firma que analiza la opinión pública— indicó el pasado 1 de abril que el rechazo a Maduro es del 87,5%. Tal alto porcentaje de venezolanos no le cree al Gobierno la tesis de que los apagones son producto de un sabotaje de actores externos.

"Una gran mayoría de venezolanos está perfectamente clara de que la responsabilidad en esta crisis es fundamentalmente del Gobierno", sostiene Seijas.

Para el presidente de Delphos, ese 14% de venezolanos que aún respalda la gestión de Maduro "es un mínimo histórico desde que lo venimos midiendo. Lo hacemos desde que él asumió la presidencia en Venezuela, tras la muerte de Chávez".

Por su parte, Marcos López, de Hercon Consultores, confirmó a DDC los resultados de su última encuesta nacional. Un 87,5% rechaza de forma abierta y contundente a Maduro, mientras solo el 10% le respalda.

Lo constatado por Hercon Consultores coincide con los estudios de Seijas: "Tenemos un 10% que vienen siendo incondicionales del Gobierno, ese chavismo duro. Se trata de un sector que está dispuesto a reproducir y darle credibilidad a todo lo que el Gobierno de Maduro diga".

En relación con los apagones, ese 10% de venezolanos reproduce de forma acrítica la tesis oficial.

Venezuela está seriamente afectada por una ola de apagones desde el pasado 7 de marzo. A la fecha, se han producido tres apagones nacionales afectando en cada caso a más 15 estados (provincias), con corte en el servicio por más de 48-72 horas consecutivas.

El Gobierno de Nicolás Maduro difundió el pasado 3 de abril un cronograma de racionamiento eléctrico, en teoría con ausencia del servicio por lapsos de 3-4 horas en un día. Se excluyó a Caracas, la capital, de los cortes de electricidad.

Para muchos venezolanos que viven en el occidente del país, el cronograma es mera ficción. Félix R., un ingeniero de Maracaibo, confirmó a DIARIO DE CUBA que en su ciudad apenas tiene cuatro horas de electricidad cada 24 horas. En el estado Trujillo, la maestra Raiza B. indicó que hay poblaciones que ni siquiera se han recuperado del último apagón nacional. En Barquisimeto, la vendedora Silvia G. confirmó que en su casa solo tiene energía eléctrica en horas de la madrugada, con lo cual tiene alteradas todas sus rutinas cotidianas.

"Estamos percibiendo en los últimos estudios que la población está alterada, la gente trata de adaptarse a la situación, pero surgen nuevas dificultades en la vida cotidiana, y eso genera gran insatisfacción", afirma Seijas.

A su juicio, la ola de apagones genera problemas prácticos a los venezolanos que apuestan por el cambio y que respaldan las movilizaciones que viene encabezando Juan Guaidó desde el pasado 23 de enero. Guaidó es presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento) y es reconocido como jefe de Estado encargado por más de 50 países de occidente.

"Hay, sin duda, un gran deseo de cambio. Empero una buena parte del tiempo, los venezolanos se lo dedican hoy a tratar de solventar, de resolver asuntos de la cotidianidad", puntualiza el analista.

Al trazar un paralelismo entre Maduro y su padre político, Hugo Chávez, Seijas recordó que éste nunca tuvo niveles de aceptación y respaldo tan bajos como los que tiene el actual régimen.

"Cuando Chávez asumió la presidencia, en 1999, tuvo un respaldo de 60% en los sondeos de opinión, eso bajó hasta 35% en 2002, que fue su momento más bajo", dice Seijas.

El salvavidas que le lanzó Fidel Castro a Chávez en 2002 fue la implementación de las llamadas misiones sociales (especialmente Barrio Adentro), con lo cual logró remontar y ubicarse en un nivel de respaldo por encima del 55%.

La acción de Cuba, en su momento, cambió de forma sustancial el clima de opinión pública, especialmente en los sectores más populares, que vieron en las misiones la realización del discurso populista de Chávez, con medidas concretas como lo fue en su momento el arribo de miles de médicos cubanos.

Para Seijas, el nivel de rechazo que acumula hoy Maduro no se puede comparar con el nivel de rechazo que se registró con Chávez, incluso en el peor momento de 2002.

En las horas bajas de Chávez el papel de Fidel Castro terminó apuntalando al chavismo en Venezuela. En esta coyuntura contraria a Maduro, ¿qué cosa podría hacer Cuba para ayudarlo?