Jueves, 12 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Nicaragua

El régimen de Daniel Ortega mintió a la OEA sobre la crisis política, denuncia organismo de DDHH

Rosario Murillo y Daniel Ortega. (AFP)

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) acusó este viernes al régimen de Nicaragua de mentir ante el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre el manejo de la crisis interna, que ha dejado cientos de muertos.

El CENIDH calificó de "mentirosa e inexacta" la presentación del vicecanciller Valdrack Jaentschke en Washington, quien afirmó que el régimen nicaragüense realiza "sus mejores esfuerzos" para solucionar la crisis, y enumeró una serie de acciones encaminadas a dicho objetivo.

"Una vez más el Gobierno de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo se perfila como el más mentiroso en la historia del trabajo del Consejo Permanente de la OEA, irrespetando a los embajadores y trasladando a esa instancia las mentiras que repiten a diario ante el pueblo de Nicaragua", resaltó el CENIDH en una nota de prensa, divulgada por EFE.

En su presentación, Jaentschke resaltó siete puntos sobre los avances que, según el régimen, ha realizado para superar la crisis, entre los que destacó la "liberación" de 236 manifestantes. Además expuso una propuesta para el retorno de decenas de miles de exiliados.

El vicecanciller también descalificó el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha responsabilizado al régimen de Ortega por los hechos violentos que han dejado al menos 325 muertos y unos 2.000 heridos desde el estallido social del 18 de abril de 2018, así como de torturas y otros crímenes "de lesa humanidad".

Jaentschke insistió ante los delegados de la OEA que el régimen de Nicaragua tiene "voluntad política de llegar a consensos y continuar cumpliendo con los acuerdos ya tomados, y avanzar en las conversaciones para nuevos acuerdos".

"Lo menos que el Gobierno tiene son gestos de buena voluntad", destacó el CENIDH, que ha criticado que ningún "preso político" ha recobrado su libertad.

Este mismo viernes los 12 países del Grupo de Trabajo para Nicaragua de la OEA pidieron a Ortega que libere a "todos" los manifestantes presos, en cumplimiento de lo acordado en las negociaciones con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El Grupo de Trabajo es integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guyana, México, Panamá y Perú.

El Consejo Permanente de la OEA inició la aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua el 11 de enero, pero desde entonces no se ha tomado ninguna iniciativa específica para avanzar en ese proceso.

De ser aplicada la Carta Democrática, Nicaragua sería suspendida de la OEA.

En sus 70 años de historia, la OEA solo ha suspendido a dos Estados (Cuba y Honduras); mientras que en su Asamblea General del año pasado dio un primer paso para iniciar ese proceso con Venezuela.