Sábado, 16 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Brasil

Penalizar la homofobia es un 'completo equívoco' de la Justicia, dice Bolsonaro

Jair Bolsonaro. (AFP)

Jair Bolsonaro afirmó que la Corte Suprema de Brasil sobrepasó sus funciones al criminalizar la homofobia y volvió a barajar la posibilidad de nombrar a un juez evangélico en el máximo tribunal.

En un desayuno con periodistas en Brasilia, Bolsonaro consideró este viernes que la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de equiparar penalmente la homofobia al racismo podría perjudicar a los propios homosexuales. En el ámbito laboral, por ejemplo, un empleador "se lo va a pensar dos veces" antes de contratar a un gay, por temor de ser acusado de homofobia, dijo.

El STF cometió un "completo equívoco", porque "entró en el ámbito del Legislativo", afirmó el mandatario, electo el año pasado con un fuerte apoyo de las ultraconservadoras iglesias pentecostales.

El STF adoptó su decisión por ocho votos a tres. Pero según Bolsonaro, si en la corte hubiese un ministro evangélico, habría "pedido vista" (tiempo para analizar el caso), dejando la votación en suspenso.

"Tiene que haber un equilibrio ahí. Eso no es mezclar política con religión", sostuvo, según citas del portal G1.

El mandatario había mencionado a fines de mayo la posibilidad de nombrar un evangélico en el STF, que debe tener dos cargos vacantes por jubilación antes del fin de su mandato, en 2022.

El Supremo de Brasil decidió que la homofobia debe ser castigada como un delito, y que, hasta que el Congreso apruebe una ley específica para ello, tenga el mismo tratamiento penal que el racismo, con penas de hasta cinco años de prisión.

"La orientación sexual y la identidad de género son esenciales para los seres humanos, para la autodeterminación para decidir su propia vida y buscar la felicidad", señaló el juez Gilmar Mendes, según indicó el Supremo a través de su cuenta en la red social Twitter.

La sentencia fue dictada en la sexta sesión que el Supremo ha dedicado al caso desde finales de 2018, y era esperada por los colectivos LGBTI, que la consideraron "histórica" para un país en el que al menos una persona es asesinada cada día por su orientación sexual, indicó AP.

La sentencia aclaró que permitirá a los practicantes de todas las religiones manifestar su oposición a las relaciones homosexuales, siempre y cuando sea "de acuerdo a sus libros y códigos sagrados" y no se incurra en la discriminación.

Al menos 320 personas LGBT murieron en Brasil en 2018 y se han registrado 126 asesinatos en lo que va de año, según el Grupo Gay da Bahia.

Brasil también es el país más peligroso del mundo para ser transgénero, según datos del proyecto Trans Murder Monitoring, con al menos 167 personas asesinadas en los 12 meses anteriores a septiembre de 2018.

2 comentarios

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Ser racista o ser homofóbico no es un delito. Es un prejuicio. El delito es cometer un crimen de odio. Por otro lado, pertenecer a cualquier minoría, no es un mérito en sí mismo. Las políticas de acción afirmativa son erróneas. 

Imagen de El viajero

Hay que empezar por definir que cosa es Homofobia.  Ahora basta estar en contra del matrimonio gay para que te acusen de sentir odio o antipatía por los homosexuales.  Eso no es cierto.   La mayoría de las personas que no están de acuerdo con el matrimonio homosexual no necesariamente tienen alguna fobia contra los homosexuales ni padecen ningún tipo de desorden psiquiátrico. Pensar lo contrario no es mas que una forma de pensar totalitaria.  Es tan absolutista e intolerante como lo que dicen combatir.  Recuerda la forma de razonar de los castrista  y los fascistas. No hay punto medio. A la mas mínima critica lo convierten a usted  ya sea en gusano, traidor, de extrema derecha o lo que sea.  De la misma forma que la gente empezó a rechazar el castro-comunismo por su intransigencia, ahora empiezan  a rechazar la Agenda Política Gay. No hablo de Bolsonaro. Pero si por la gente que están hasta la cocorotilla que los estén chantajeando emocionalmente. "Food for thought".