Domingo, 17 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
IRÁN

La UE activa una línea de créditos para Irán para intentar salvar el acuerdo nuclear

Reunión de la Comisión Conjunta de 'plan de acción conjunta' este viernes, en Viena, Austria. (EFE)

Representantes de Irán, la UE, China y Rusia están reunidos este viernes en Viena para tratar de encontrar una fórmula que permita a Teherán salvar las sanciones impuestas por EEUU y que no cumpla su amenaza de saltarse las obligaciones del acuerdo de 2015 que limita su programa nuclear, reportó EFE.

Según fuentes diplomáticas en Bruselas, citadas por el diario El País, Francia, Alemania y Reino Unido tienen previsto anunciar el establecimiento de una línea de crédito para activar el mecanismo de intercambio comercial que permitirá a Irán esquivar las medidas estadounidenses.

En encuentro de este viernes se da cuando la República Islámica está a punto de superar los 300 kilos de uranio poco enriquecido que el acuerdo le impuso como límite, una de las medidas para asegurar que el régimen no pueda hacerse rápidamente con armas nucleares.

Irán ha amenazado con superar ese límite en las próximas horas e incluso aumentar la pureza del combustible nuclear que procesa, algo si cabe más delicado ya que le sitúa más cerca de disponer del nivel necesario para fabricar una bomba atómica.

La República Islámica ha tomado este rumbo tras las nuevas sanciones, enfocadas en su industria petrolera, un año después de que EEUU abandonara el acuerdo, del que fue uno de los firmantes junto con Alemania, Francia, Reino Unido, China y Rusia.

Los países que quedan del llamado "plan conjunto de acción" (JCPOA, en sus siglas en inglés) por ahora han fallado a la hora de compensar la salida de EEUU del acuerdo.

En todo caso, Teherán mostró una "paciencia estratégica" durante el pasado año y les facilitó suficientes oportunidades, "pero no ha dado ningún rédito", dijo el viceministro de Exteriores iraní y negociador nuclear, Abas Araqchi, informa la agencia de noticias iraní, IRNA.

Ocho países europeos, entre ellos España, Holanda y Austria, expresaron su apoyo explícito al JCPOA, al calificarlo como "un instrumento clave del régimen de no proliferación y una contribución decisiva a la estabilidad de la región".

"Estamos trabajando con Alemania, Francia y el Reino Unido (...) para establecer canales que faciliten el comercio legítimo y las operaciones financieras con Irán", aseguran.

"Una de las iniciativas más importantes (es) el establecimiento de un Instrumento en Apoyo de los Intercambios Comerciales (INSTEX)", agrega el comunicado.

"En este contexto, es crucial que la República Islámica de Irán cumpla y respete plenamente los términos y previsiones del acuerdo nuclear", concluyen los ocho países.

Irán había advertido ayer de que si EEUU continúa con su política de sanciones, significará el fin del acuerdo, e incluso amenazó con abandonar el Tratado de No Proliferación (TNP) que controla el desarrollo de armas atómicas.

Un alto cargo iraní aseguró a varios medios internacionales, entre ellos EFE, que su país "ha dejado claro a los europeos, que si vuelven sanciones antiguas y se dictan nuevas, eso será el final del JCPOA, y Teherán empezará con el proceso de salir del TNP".

La Unión Europea (UE) ha desarrollado un mecanismo, el INSTEX, en sus siglas en inglés, que debería servir para mantener el comercio con Irán, evitando las sanciones estadounidenses.

En el acuerdo de 2015, Irán se comprometía a reducir el tamaño y el alcance de su programa nuclear para demostrar que no tiene ni la capacidad ni el interés de desarrollar armas atómicas a corto plazo.

A cambio, iba a recibir alivios económicos, como el levantamiento de las sanciones internacionales que pesaban sobre el país.

Ya antes de la reunión este viernes de los firmantes del acuerdo de 2015, Irán mantuvo un encuentro separado con China y Rusia, señalan los medios iraníes.