Sábado, 19 de Octubre de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
Venezuela

Otro crimen del régimen de Maduro: la Policía deja sin ojos a un adolescente que protestaba por la escasez de gas

El herido, instantes después del ataque. (EFECTO CUCUYO)

El disparo a quemarropa de un militar impactó en los ojos del adolescente de 16 años Rufo Antonio Chacón Parada, quien protestaba en Táriba, estado Táchira, Venezuela, por la escasez de gas.

Chacó Parada es un estudiante de quinto año de liceo y participaba en una protesta la tarde del lunes que fue reprimida por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), la Policía de Táchira, adscrita a la gobernación, y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

En un vídeo, difundido por los presentes, se ve el momento en el que es dispersada la manifestación en la que los vecinos protestaban en la autopista de manera pacífica.

El vídeo muestra el instante en el que Rufo es alcanzado por el disparo. Ya en el suelo, es ayudado por manifestantes, quienes, junto a sus familiares, le llevaron a un centro asistencial. Sin embargo, por la gravedad de las heridas, los médicos no pudieron salvarle los ojos, alcanzados por los perdigones.

El doctor Luis Ramírez, director de la Corporación de Salud del estado Táchira, confirmó mediante un vídeo difundido por el periodista del estado, Alexander Boscán, la condición clínica del joven y la pérdida de ambos globos oculares.

Según periodistas locales, el Ministerio Público abrió una investigación para determinar responsabilidades individuales en la acción represiva.

El presidente interino Juan Guaidó expresó su rechazo al ataque contra la población desarmada, y aseguró que habrá una investigación para dar con los responsables, que serán juzgados por tribunales imparciales en democracia.

"No nos acostumbraremos, no dejaremos de llamarlos ASESINOS. No nos acostumbramos con Geraldine, ni con Alban, ni con Acosta Arévalo, ni lo haremos con el sádico acto en contra de los ojos de Rufo Chacón que tampoco se acostumbró a vivir sin gas en un país que tenía de sobra", escribió Guaidó en Twitter.

Al menos cuatro adolescentes han muerto producto de la acción represiva de cuerpos de seguridad en los últimos tres meses.

Los más recientes son Yonder Villasmil (15), quien murió el 2 de mayo por una herida de arma de fuego disparada presuntamente por un miembro de la GNB durante una protesta en el estado Mérida.

El 30 de abril, durante el alzamiento cívico militar liderado por Guaidó, murieron Joifre Hernández Vásquez (14) y Josner Graterol (16) por impactos de bala en Caracas y Aragua, respectivamente.

El fiscal del régimen, Tarek William Saab, informó que por el hecho fueron capturados los efectivos de Politáchira Javier Useche Blanco y Henry Ramírez Hernández. Anunció también que fue nombrado un fiscal para investigar los hechos.