Domingo, 1 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
COREA DEL NORTE

Pyongyang obtuvo 2.000 millones de dólares para armas nucleares a través de ciberataques

Kim Jong-un. (EFE/YONHAP/KCNA)

El Gobierno de Corea del Norte ha obtenido unos 2.000 millones de dólares (cerca de 1.787 millones de euros) para sus programas de armas de destrucción masiva usando ciberataques "generalizados y cada vez más sofisticados" para robar bancos y mercados de criptomonedas, según un informe confidencial de Naciones Unidas al que ha tenido acceso Reuters.

El documento afirmó que el régimen de Kim Jong-un "usó el ciberespacio para lanzar ataques cada vez más sofisticados para robar fondos de instituciones financieras e intercambios de criptomonedas para generar ingresos".

"Los actores cibernéticos de Corea del Norte, muchos de los cuales operan bajo la dirección de la Oficina General de Reconocimiento, recaudan dinero para sus programas de armas de destrucción masiva (ADM), con ingresos totales estimados hasta la fecha en hasta 2.000 millones de dólares", recoge el documento.

La Oficina General de Reconocimiento es una de las principales agencias de inteligencia militar de Corea del Norte, precisó el diario La Razón.

Además, las autoridades del país asiático utilizaron la informática para lavar el dinero robado, según el informe, redactado por el comité de sanciones a Corea del Norte del Consejo de Seguridad de la ONU, integrado por expertos independientes que supervisaron el cumplimiento.

Pyongyang también "continuó mejorando sus programas nucleares y de misiles, aunque no realizó una prueba nuclear o un lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales", añadió el reporte.

La misión de Corea del Norte en Naciones Unidas no ha respondido hasta ahora a una solicitud de comentarios sobre el informe, que fue presentado al comité del Consejo de Seguridad la semana pasada. El Consejo de Seguridad impuso por unanimidad sanciones a Corea del Norte en 2006, para intentar frenar la financiación de programas de misiles balísticos y nucleares.

Cuarto ensayo

La publicación del informe coincide con un nuevo lanzamiento de proyectiles del régimen coreano desde su costa oriental, lo que supone el cuarto test de este tipo en menos de dos semanas, según dijeron fuentes militares surcoreanas, citadas por EFE.

Los dos nuevos lanzamientos tuvieron lugar a primera hora de la mañana de este martes desde la provincia norcoreana de Hwanghae del Sur y, según los primeros análisis de Seúl, se trató de misiles balísticos de corto alcance, según dijo un portavoz del Estado Mayor Conjunto surcoreano (JCS) a la agencia local Yonhap.

Los proyectiles recorrieron una distancia de unos 450 kilómetros y volaron a una altura máxima de 37 kilómetros antes de caer al mar de Japón (denominado mar del Este en Corea), según dicho análisis.

"Las autoridades de inteligencia de Corea del Sur y EEUU creen que estos misiles de corto alcance tienen características de vuelo similares a los misiles balísticos que Corea del Norte disparó en su prueba del 25 de julio", señaló el JCS, que continúa con el análisis para determinar el tipo exacto de proyectil.

Este test armamentístico tiene lugar después de que el lunes Seúl y Washington iniciaran unas maniobras militares conjuntas a las que se opone el régimen norcoreano, que ha ejecutado otros tres ensayos con proyectiles desde el pasado 25 de julio.

Los ejércitos de EEUU y Corea del Sur "están analizando la situación y manteniendo una posición de preparación" en caso de que se produjeran lanzamientos adicionales, según la antes citada fuente.

En los tres anteriores lanzamientos, Corea del Norte probó una nueva variedad de misiles balísticos de corto alcance, según Seúl.

Aunque aún no se han pronunciado sobre el nuevo test, los medios norcoreanos publicaron este martes una declaración del portavoz del Ministerio de Exteriores que acusa a Seúl y a Washington de llevar a cabo maniobras militares "agresivas" y de vulnerar los acuerdos alcanzados en las cumbres bilaterales entre Pionyang y esos dos países.

EEUU "incrementa la tensión militar hostil contra nosotros desplegando una larga cantidad de equipamiento militar ofensivo en Corea del Sur, en incumplimiento de su compromiso para suspender ejercicios militares conjuntos realizado en las cumbres de Singapur y Panmunjom", señala la declaración, en alusión a dos de las reuniones bilaterales entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente estadounidense Donald Trump.

El régimen advierte a los dos aliados de que "si siguen ignorando sus repetidas advertencias", Pionyang "les hará pagar un alto precio", según reza el comunicado recogido por la agencia estatal KCNA.

Los ejércitos de Corea del Sur y de EEUU iniciaron este lunes unas maniobras castrenses cuya escala se ha reducido respecto a años anteriores a raíz de lo acordado en las mencionadas cumbres, con vistas a reducir la tensión y contribuir al diálogo, aunque esto no ha sido suficiente para contentar al régimen.