Viernes, 13 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Venezuela

En la mitad de los hogares venezolanos no se hacen las tres comidas diarias

Supermercado en Caracas. (REUTERS)

La política gubernamental en Venezuela de no revelar cifras oficiales coloca sobre la palestra los datos que generan universidades, organizaciones de la sociedad civil y también las encuestadoras. Según una encuesta que viene aplicándose de forma consecutiva en el país, en este 2019 la mitad de los encuestados aseguró que en su casa no se hacen las tres comidas al día.

Con una trayectoria de más de tres décadas, Consultores 21 es una de las empresas reconocidas que estudia la opinión pública en Venezuela. Según comenta a DIARIO DE CUBA su director, Saúl Cabrera, en 2015 observaron con preocupación los primeros indicios de la crisis humanitaria e incorporaron indicadores a sus encuestas nacionales.

"Comenzamos a preguntar sobre el problema alimentario y las percepciones de los venezolanos acerca de esto", precisa.

"Cuando lo iniciamos, en el año 2015, el 82% de la gente decía que en su casa se comía tres veces al día.  Ya observamos cambios importantes a fines de 2015 y particularmente en 2016. Desde ese momento y hasta ahora, con muy ligeras variaciones, la mitad de la población encuestada en todo el país nos dice que en su casa no hacen las tres comidas al día", contextualiza el director de Consultores 21.

En 2015-2016, cuando se hace notable el problema alimentario, con escasez generalizada, alta inflación y control gubernamental sobre las importaciones de alimentos, no existían sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro, ni en aquel momento la mayoría de la comunidad internacional occidental ponía en tela de juicio su legitimidad como jefe de Estado.

A Cabrera le preocupa otro tópico sobre el cual aún no puede ofrecer datos: "Hay otro gran tema que no hemos logrado llevarlo a las encuestas, que tiene que ver con la calidad de lo que come, que es otro gran problema en Venezuela".

En los estudios de Consultores 21, desde el año pasado al aliarse con organizaciones de la sociedad civil, se incorporó un indicador sobre la percepción del venezolano acerca de su seguridad alimentaria. "Medimos netamente la percepción y lo hacemos de forma trimestral", precisa Cabrera.

En este año 2019, en el primer trimestre, el 92% de las familias se sienten inseguras en poder acceder a los alimentos. "Es una tasa muy alta. Una encuesta no nos dice si la gente está comiendo o no, pero nos dice que percepción tiene la gente sobre eso", añade el experto con varias décadas realizando estudios de opinión pública.

Por otro lado, en el más reciente estudio de la firma Datanálisis se indica que 74,6% de los ciudadanos admiten acceder al plan de alimentos subsidiados del chavismo, bautizado como cajas CLAP. Según el estudio 95,7% de los ciudadanos que se autodefinen como chavistas sostiene que a sus hogares llegan los CLAP, un porcentaje que disminuye hasta 77,5% en el caso de quienes se dicen independientes y se ubica en 62,5% entre quienes se autodefinen como opositores.

El sistema implantado por el régimen de Maduro de distribución de alimentos, en su gran mayoría importados y con graves denuncias de corrupción, fue catalogado como un modelo de control político sobre la población más vulnerable, según el reciente informe que dedicó a Venezuela Michelle Bachelet, en su condición de alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.