Jueves, 14 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Guatemala

Triunfo sin brillo de Giammattei en las presidenciales de Guatemala

Alejandro Giammattei, presidente electo de Guatemala. (AFP)

Alejandro Giammattei será el nuevo presidente de Guatemala pese a no haber triunfado en la primera vuelta de las elecciones, pero su triunfo ha terminado empañado por la alta abstención, junto a un clima poco festivo registrado en los comicios que se realizaron este domingo 11 de agosto.

El consevador Giammattei, de 63 años, y quien fue candidato presidencial en otras cuatro oportunidades, obtuvo 1,9 millones de votos en un padrón electoral de 8,1 millones de guatemaltecos. Derrotó de forma clara a la exprimera dama Sandra Torres, quien obtuvo 1,3 millones de votos.

En un domingo en el cual reinó la apatía, algo más de 4,6 millones de ciudadanos decidieron no acudir a las urnas. Se trata de un claro rechazo no solo a los candidatos sino al propio proceso electoral que se vio enturbiado por inhabilitaciones, graves acusaciones de corrupción contra algunos aspirantes y el propio presidente actual, Jimmy Morales; así como la decisión de este de hacer de Guatemala "un tercer país seguro", tras firmar un acuerdo con Estados Unidos.

Entre la primera vuelta electoral, celebrada el 16 de junio, y la definitiva de este domingo, los gobiernos de Donald Trump y Morales firmaron un acuerdo para garantizar condiciones de permanencia en el país centroamericano para aquellos solicitantes de asilo estadounidense que hayan cruzado por Guatemala. Giammattei ha dicho en la campaña que su país no tiene capacidad para cumplir ese pacto con Washington.

En la primera vuelta, el abstencionismo sumó tres millones de votantes. Se registró un incremento del 50 por ciento entre aquella y la jornada del balotaje.

Giammattei, según el portal Plaza Pública de la Universidad Rafael Landívar, ha ofrecido poner énfasis en la economía con una propuesta de corte liberal. Entre otras cosas, se propone llevar adelante una reforma para flexibilizar la jornada laboral y establecer salarios diferenciados. Asimismo, ha prometido ampliar el establecimiento de zonas francas para la producción internacional con mano de obra local.

De los cinco ejes del programa de Gobierno, el aspecto económico y laboral es el más detallado, con acciones concretas e incluso propuestas de leyes. Las otras cuatro áreas, incluida la social, son en realidad un conjunto de intenciones, sin una precisión, lo cual no genera certeza de que vayan a cumplirse.

Otro ámbito que ha estado muy presente en el discurso electoral del ahora presidente electo es el tema de la seguridad ciudadana. Se esperan acciones en ese campo, incluso prometió la reactivación de la pena de muerte en el país centroamericano para delitos graves.

Varios analistas, por otro lado, coinciden en señalar que el triunfo de Giammattei terminará beneficiando al actual presidente, el excomediante de televisión Jimmy Morales.

En los últimos dos años hubo tres intentos de enjuiciar a Morales por casos de corrupción. La Corte Suprema de Justicia terminó desestimando tales solicitudes, incluso una que fue presentada por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de Naciones Unidas, que había sido creada una década atrás como resultados de los acuerdos de paz.

Morales decretó el cese de la CICIG, la cual concluirá sus labores el venidero 31 de agosto. El presidente electo dejó en claro que no quiere presencia internacional en la lucha contra la corrupción y anunció que habrá una comisión nacional para tales fines.

No se prevé que Giammattei, una vez que asuma la Presidencia en enero de 2020 por un período de cinco años, vaya a promover desde el poder acciones que puedan llevar a juicio a Morales.