Martes, 3 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Venezuela

La desnutrición infantil hipoteca ya el futuro de una generación de venezolanos

Desnutrición infantil en Venezuela. (EL ESTÍMULO)

No se trata del presente, que ya de por sí importa, es también el futuro. La directora de Caritas Venezuela, Janeth Márquez, advirtió que debido a la desnutrición que ha crecido de forma constante en Venezuela, una generación de venezolanos tendrá su futuro hipotecado.

Caritas, que es la agencia humanitaria de la Iglesia Católica, lleva un registro de la desnutrición en 17 de los 24 estados de Venezuela y constató que 12% de los niños venezolanos entre cero y cinco años padece desnutrición aguda.

La data de Caritas corresponde al mes de julio. La organización hace de forma regular mediciones de peso y talla en infantes venezolanos y aplica cuestionarios a las familias.

"Las condiciones de vida de nuestras familias y en sí, de los niños, va decayendo. Ya solo pueden comer cuatro alimentos de 12 necesarios y cada vez más las proteínas se eliminan de las mesas de nuestras familias vulnerables", destacó Márquez entrevistada por Radio Fe y Alegría.

Marianella Herrera, nutrióloga y directora del Observatorio Venezolano de la Salud, comentó a DIARIO DE CUBA que, además de la desnutrición infantil, se registra un alto índice de mujeres embarazadas subalimentadas o en estado igualmente de desnutrición.

A su juicio, habrá una generación de venezolanos con enfermedades crónicas debido a la desnutrición durante la gestación o en sus primeros años.

Márquez advirtió, además, que esta generación tendrá problemas para incorporarse a actividades escolares y, en el largo plazo, para desarrollarse laboralmente. "Su intelecto no se va a desarrollar", recalcó la directora de Caritas Venezuela.

El cuadro de la emergencia humanitaria compleja en Venezuela sigue sin recibir respuesta del régimen de Nicolás Maduro, que ha bloqueado iniciativas del ingreso de ayuda humanitaria. Tampoco las agencias de Naciones Unidas, que sí cuentan con el aval de Caracas, han orquestado un programa masivo de apoyo a la población venezolana en riesgo.

Por su parte, Susana Raffalli, nutricionista y activista venezolana, alartó que son más de 2,3 millones las niñas y niños venezolanos que necesitan ayuda humanitaria y protección.

Laureada con el premio franco-alemán de derechos humanos, Raffalli recordó que esas cifras provienen del propio sistema de la ONU, en particular del Humanitarian Needs Overview de UNOCHA, la oficina que coordina los asuntos humanitarios en Naciones Unidas.

Recientemente, en conversación con DIARIO DE CUBA, Marianella Herrera urgió a las agencia de la ONU a actuar de forma organizada y masiva ante la crisis venezolana y en particular en el combate a la desnutrición infantil, por las secuelas que esta dejará en una generación de venezolanos.

Sin embargo, tal cosa no ha ocurrido. Ni siquiera el reajuste en la valoración que ha hecho la FAO (la agencia de la ONU para la alimentación y la agricultura) sobre Venezuela ha traído un cambio sustantivo. Básicamente, Venezuela requiere de acciones urgentes y masivas que no terminan de desencadenarse.

Tras varios años de mutismo sobre la crisis en Venezuela, el informe 2019 de la FAO termina siendo muy contundente. La subalimentación en este país sudamericano casi se ha cuadruplicado, pasando de 6,4% en 2012-2014 a 21,2% en 2016-2018. Eso se traduce en la cifra de entre seis y ocho millones de personas afectadas por el hambre.

1 comentario

Imagen de Ricardo E. Trelles

// ¡Abuso, crueldad infantil! // - - - - El narcochavismo es una desgracia social para Venezuela ( mal combatida y por eso no eliminada, por cierto ). Pero ¡la reproducción irresponsable no se puede permitir en la sociedad!!!!