Jueves, 19 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
México

López Obrador, tan lejos de Dios y tan cerca de EEUU

Agentes de la policía mexicana detienen a un grupo de migrantes en el sur de México. (EFE)

La frase se le adjudica al dictador Porfirio Díaz, quien en diversas etapas totalizó 30 años en el poder en México: "Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de EEUU". Y no es otra cosa que el reflejo de lo que históricamente ha sido una compleja relación, para México, con su vecino del norte.

En este 2019, en los primeros meses del sexenio de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), cabe decir que el presidente mexicano también padece la vecindad con EEUU, como lo deja en evidencia su política de prácticamente convertirse en la patrulla fronteriza para evitar que emigrantes pisen suelo estadounidense.

Si bien es el mes de junio el que se recuerda como clave en las tensiones entre los gobiernos de AMLO y Donald Trump, en realidad desde que comenzó 2019 hubo un giro importante en la seguridad fronteriza del lado mexicano.

Entre enero y abril de  2019, México detuvo a 53.544 inmigrantes que pretendían llegar a EEUU, según la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

A inicios del mes de junio, Trump endureció su discurso y amenazó a México con imponerle aranceles del 5% a todos sus productos si no frenaba la migración indocumentada que buscaba llegar a EEUU. Durante varios días, una comitiva del Gobierno mexicano encabezada por el canciller Marcelo Ebrard negoció con representantes de la Administración Trump. Acordaron que México bajaría la llegada del flujo migratorio en 45 días. Y ha cumplido.

De acuerdo con el reconocido portal de noticias Animal político, en siete meses de gobierno de AMLO fueron arrestados más de 105.000 migrantes. Junio fue el mes en que más detenciones de migrantes se llevaron a cabo en territorio mexicano, con 23.917 arrestos.

Lejos quedó lo que había dicho López Obrador de que haría un gobierno de brazos abiertos para los migrantes.

Además, "se ha roto una larga tradición que conocimos en América Latina de México como un país con tradición de asilo", dice a DIARIO DE CUBA desde Ciudad de México el periodista Rubén Cortés, director del diario ContraRéplica.

Cortés es un periodista nacido en Cuba y nacionalizado mexicano. A su juicio, el cambio en la política migratoria en el gobierno de AMLO es netamente con un interés comercial, dada la dependencia que tiene México en su intercambio comercial con EEUU.

"La economía mexicana depende cada vez más de EEUU. El 80% del intercambio comercial de México es con EEUU", recalca Cortés.

México vive principalmente de sus exportaciones y estas se dirigen de forma prioritaria a EEUU.

Tras la llegada de AMLO al poder se deterioraron otras dos vías de ingresos que tenía de forma privilegiada el país: la inversión extranjera directa y el turismo.

Hasta el año pasado, recuerda Cortés, México recibió 25.000 millones de dólares en inversión extranjera. Los inversionistas ahora no tienen certidumbre, especialmente después de medidas polémicas tomadas por AMLO como paralizar la construcción de un nuevo y moderno aeropuerto para la Ciudad de México, la capital del país.

Por otro lado, en 2018, México fue el sexto país del mundo en recibir turistas. En 2019 esto ha caído de forma notable, especialmente por el recrudecimiento de la violencia vinculada al narcotráfico, que ha terminado por expandirse también a ciudades o centros visitados por turistas.

De acuerdo con los reportes del Fondo Monetario Internacional (FMI), México bajo la administración de AMLO está al borde de la recesión. Según sus cálculos, el Producto Interno Bruto (PIB) cerrará 2019 en 0,9%. AMLO, sin embargo, asegura que habrá un crecimiento del 2% al concluir el presente año.

Con los cambios registrados en inversiones y turismo, ahora México es más dependiente de su relación con EEUU, lo cual explica en buena medida la decisión de ser, por la vía de los hechos, lo que Washington llama "el tercer país seguro" para los migrantes que huyen de otras naciones y no pueden pisar suelo estadounidense.

Aunque el pasado mes de julio tanto AMLO como el canciller Ebrard rechazaron que su país sería "la tercera nación segura" que reclama Trump, "en la práctica en eso se ha convertido México", recalca Cortés.

"Lo es no solo al no dejar pasar al otro lado de la frontera con EEUU, sino también al recibir a los migrantes que deporta EEUU", precisa.

Los cubanos, por otro lado, se han convertido en blanco de la policía migratoria mexicana tal como ha venido reseñando DIARIO DE CUBA, al dar cuenta de que 14 cubanos fueron liberados pero otros 60 permanecen detenidos en un centro migratorio en Chihuahua.

Aunque la detención por parte de las autoridades mexicanas de migrantes tiene un foco importante en ciudadanos centroamericanos, especialmente de Honduras, también se ha informado de capturas de personas originarias de El Congo, Camerún, Angola, Eritrea, India, Bangladesh y Nepal.

2 comentarios

Imagen de Balsero

Hay que decir que muchos países de América latina invitarían - en cierto modo - a su gente a irse a EEUU, si no fuera porque algunos están lejos y no tienen para pagarse un boleto aéreo. 

Imagen de Libertad Para Cuba

Si EEUU les pone tarifas como represalia por no ayudar a aminorar la marea de inmigrantes, Mexico las tendrá de malas, así que AMLO solo sirve a su país lo mejor que puede, según me parece