Jueves, 14 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Colombia

Silencio en La Habana sobre la vuelta a las armas de miembros de las FARC

Juan Manuel Santos, Raúl Castro y Rodrigo Londoño, alias 'Timochenko', en la firma de los acuerdos de paz. (BBC)

Mientras el Gobierno cubano no se ha pronunciado sobre a la vuelta a las armas de un grupo de miembros de las FARC, las autoridades de Noruega lamentaron el anuncio hecho el jueves por esa faccion disidente y defendió que el proceso de paz en Colombia, del que es garante con Cuba, no puede dar marcha atrás.

Tanto Oslo como La Habana oficiaron como garantes del proceso de paz que llevó a la firma de los acuerdos de desmovilización y entrada a la vida política de la guerrilla más antigua de América.

"Noruega lamenta profundamente la decisión de un pequeño grupo de antiguos líderes de las FARC de tomar las armas. No podemos permitir que se revierta el proceso de paz en Colombia. La unidad por la paz es más importante que nunca", señaló en un mensaje en la red social Twitter la ministra de Exteriores, Ine Eriksen Søreide.

No obstante, a más de 24 horas de darse a conocer el anuncio del que fuera número dos de las FARC, alias "Iván Márquez", cuyo paradero se desconocía desde hace más de un año, de que reinicia "una nueva etapa de lucha" armada, ni el Gobierno cubano ni sus medios oficiales han hecho pronunciamiento sobre ello.

El diario oficial Granma publicó solamente una nota con información del canal venezolano Telesur, que bajo el título "FARC-EP retoma las armas y FARC reitera compromiso con la paz" dio a conocer la noticia del anuncio de las FARC.

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) instalaron la mesa de negociaciones de paz en octubre de 2012 en Hurdal, al norte de Oslo, y las conversaciones se trasladaron luego a La Habana.

El acuerdo de paz para desmovilizar a las FARC se terminó de firmar hace tres años. Fue negociado en La Habana, con la mediación de Noruega. El proceso fue un logro para el presidente de entonces, Juan Manuel Santos.

"Cuba y Venezuela, sin duda, conocían de esta decisión con antelación. Este grupo necesita el respaldo logístico y político de La Habana y Caracas para dar un paso de esta magnitud. Dudo que lo hayan hecho sin la venia de estos dos países aliados", aseguró a DIARIO DE CUBA un diplomático sudamericano con larga trayectoria en la capital venezolana.

Mientras, el mayor general Hugo Carvajal, quien dirigió los servicios de inteligencia en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez y ahora es disidente del chavismo, aseguró que "la reagrupación de las FARC (con ELN) debe preocupar tanto a Venezuela como a Colombia. Las FARC están en Venezuela y sin duda Maduro auspició su reagrupación. Esto es parte del plan de contingencia militar de Maduro-Castro contra Colombia".

La Habana apoyó durante décadas a las guerrillas colombianas, varios de cuyos exmiembros recibieron becas del régimen cubano para estudiar Medicina.

"Iván Márquez", líder del nuevo grupo armado, fue uno de los jefes negociadores de las FARC en La Habana y permaneció durante meses en la Isla, como huésped del Gobierno.

1 comentario

Imagen de Ares III

Los super Andreis Serbin y los superdotados analistas que cita DDC, en lugar de ratificar lo obvio deberian ir dos pasos adelante de maduro y Raul: 1. Que consecuencias va a tener una guerrilla totalmente operativa reactivando el sistema de narcotrafico y hostigando a los colombianos? 2. Como pudiese controlar el gobierno colombiano la desestabilizacion que supone a sus fronteras y a la sociedad en general la continuacion de los secuestros y el dominio de los narcotraficantes para su sociedad?  3. Que beneficios obtiene el castromadurismo de este resurgir guerrillero?Cuando hable de estas cosas, en lugar de declararle pomposamente a DDC que “representa una mayor preocupación para los países vecinos” entonces si pongale el cartelito de "experto". Mientras tanto, el Bobo de la Yuca, el Viajero y Ares III saben mas que él. l.