Miércoles, 11 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
SUCESOS

Al menos cinco muertos y 21 heridos deja un nuevo tiroteo en Texas

Un hombre reza ante urgencias del Medical Center Hospital en Odessa, tras un tiroteo en el oeste de Texas. (ODESSA AMERICAN/AP)
Una camioneta presenta múltiples impactos de bala en una de sus ventanas, luego de que un hombre disparara al azar a automovilistas, 31 de agosto de 2019, Odessa. (AFP)

Al menos cinco personas murieron este sábado y otras 21 resultaron heridas en un tiroteo sucedido en el oeste de Texas, en EEUU, donde el presunto agresor fue abatido por las autoridades, reportó EFE.

El jefe de la Policía de Odessa (Texas), Michael Gerke, dijo en una rueda de prensa televisada que el atacante disparó desde un vehículo en marcha contra sus víctimas.

Gerke señaló que el sospechoso era un hombre blanco de unos 30 años y descartó que hubiera un segundo atacante, como en principio habían informado las autoridades.

Agregó que por el momento se desconocen los motivos del sospechoso, aunque el suceso se desencadenó después de que la policía le diera el alto cuando se trasladaba en su vehículo.

Gerke dijo que hay al menos tres agentes entre los heridos.

El Departamento de Policía de Midland (Texas) anunció en su página web que el presunto autor del tiroteo fue abatido y falleció por los disparos recibidos en Cinergy, unos multicines de la población de Odessa.

De acuerdo con el relato de las autoridades, el incidente se inició a las 3:17PM, cuando un agente dio el alto a un vehículo de la marca Honda.

En el momento en que dicho vehículo se detuvo, el conductor disparó contra el policía. Acto seguido se dirigió hacia el interior de Odessa, donde el atacante volvió a abrir fuego contra otra persona y se dirigió a la calle 42 de esa localidad, en la que, según Gerke, "hubo múltiples víctimas".

Luego el sospechoso abandonó el Honda, robó un camión de reparto de correo, siguió disparando y ocasionó más víctimas.

De allí, el atacante condujo hacia el este, en dirección a los multicines, donde hubo un intercambio de disparos con la policía que se saldó con la muerte del presunto atacante.

La cadena de televisión CNN mostró un vídeo grabado por un testigo en el momento en que el sospechoso era abatido por la policía en los multicines.

El presidente de EEUU, Donald Trump, afirmó en su cuenta de Twitter que había sido informado del suceso por parte del fiscal general, Willial Barr.

Texas fue escenario este mes de agosto del mayor atentado contra la comunidad latina en EEUU, con la muerte el día 3 de 22 personas —ocho de ellas mexicanos— en un tiroteo en El Paso, en la frontera con México, cuyo autor fue detenido.

Horas después de ese ataque se registró otro tiroteo en una popular zona de ocio de la localidad de Dayton (Ohio), que se saldó con nueve fallecidos y cuyo atacante fue abatido por la Policía.

Estos tiroteos han reavivado el debate por la necesidad de endurecer el control de armas en EEUU, donde el Congreso lleva más de dos décadas sin aprobar una ley que limite significativamente la posesión de armas, en gran medida debido a la influencia de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).