Miércoles, 19 de Febrero de 2020
Última actualización: 16:13 CET
CLIMA

Dorian mantiene su furia aun degradado, mientras permanece casi estacionario en Las Bahamas

Dorian azotando Las Bahamas. (CNN)

Dorian mantiene su furia y aunque se degradó como huracán a categoría cuatro, sigue siendo una peligrosa y devastadora tormenta con vientos máximos de 155 millas por hora (mph). El meteoro se encontraba a poco más de 100 millas de Florida mientras seguía acechando y causando destrucción en Las Bahamas, según el boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes (CNH) citado por Telemundo.

El huracán estaba a las 11:00AM de este lunes a 30 millas de Freeport, en la isla Grand Bahama, a 110 millas de West Palm Beach (Florida) y se seguía moviendo a una velocidad de una milla por hora, lo que sigue dejando un "impacto devastador" en esta isla.

El cono de trayectoria oficial de la tormenta ya no incluye a las zonas costeras al norte de Florida como West Palm Beach, de acuerdo con el pronóstico oficial del CNH. Sin embargo, expertos recomiendan no bajar la guardia pues en cualquier momento puede dar un leve giro hacia el sur.

Aunque Dorian disminuyó sus vientos de 185 mph a 155, sigue siendo un "extremadamente peligroso" huracán categoría cuatro.

"A pesar de que el pronóstico oficial no muestra a Dorian tocando tierra a lo largo del Costa este de Florida, todavía es posible que el huracán se desvíe de este pronóstico y se mueva muy cerca o sobre la costa", advirtió el CNH.

El hecho de que Dorian se mantenga casi estacionario frente a Las Bahamas puede tener un efecto positivo en Florida, pues hay más probabilidad de que empiece a hacer el giro hacia el noroeste esta noche y mañana en la madrugada.

"Solo una leve desviación a la izquierda del pronóstico oficial traería el centro de Dorian cerca o sobre la costa este de Florida", según el CNH.

Este lunes ya se registran vientos moderados de 20 mph o más en el sur de Florida debido a la circulación ciclónica de Dorian y se harán más fuerte en la tarde. También hay alto peligro de corrientes de resaca.

Se mantiene una vigilancia de tormenta tropical para el condado Broward, un aviso de tormenta tropical y una vigilancia de huracán desde Palm Beach hacia el norte.

También se emitió una vigilancia de marejada de tormenta en Palm Beach hacia el norte y para el Lago Okeechobee, lo que quiere decir que puede causar inundaciones que amenazan la vida en las próximas 48 horas, añadió el reporte de Telemundo.

Cientos de vuelos cancelados en varios estados de EE.UU. por el huracán Dorian

Cientos de vuelos han sido cancelados en EEUU con motivo de la inminente llegada del huracán Dorian a la costa sureste del país.

De acuerdo con la página web FlightAware, citada por EFE, casi 600 vuelos que estaban programados para este lunes han sido cancelados.

Han resultado especialmente impactados cinco aeropuertos de Florida, uno de Carolina del Norte y otro de Atlanta; todos ellos estados que pueden ser afectados por el fenómeno meteorológico.

Los aeropuertos con más cancelaciones son los de Florida: el de Fort Lauderdale, con 291; el principal de Orlando, con 116; el de Palm Beach, con 46; el de Miami, con 44; y el Orlando Sanford, con 31.

En Carolina del Norte el aeropuerto Charlotte/Douglas experimenta 25 cancelaciones, mientras que el Hartsfield-Jackson de Atlanta sufre 25.

Aerolíneas como American Airlines, Southwest, JetBlue, Spirit, United y Frontier están ofreciendo a los pasajeros la opción de cambiar o retrasar sus vuelos, con motivo de Dorian.

American Airlines está facilitando el cambio de vuelos para las personas que tenían previsto viajar hacia o desde ocho aeropuertos de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia entre el 1 y el 7 de septiembre, bajo determinadas condiciones.

Lo mismo ha ofrecido a los pasajeros que tuvieran billetes para volar hacia o desde trece aeropuertos de Florida entre el 29 de agosto al 4 de septiembre.

La posible llegada del potente huracán Dorian a las costas del este de Florida este lunes llevó al cierre de aeropuertos y puertos, y a suspender los servicios de trenes, además de retrasar la vuelta a clase de miles de alumnos escolares y universitarios.

El domingo, el gobernador de Carolina del Sur (EEUU), Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria a partir del mediodía del lunes de las zonas costeras de este estado ante la posible llegada del huracán.