Miércoles, 13 de Noviembre de 2019
Última actualización: 17:42 CET
Venezuela

Las exportaciones de petróleo de Venezuela caen a límites históricos

José A. Anzoátegui, principal terminal petrolera venezolana. (EL NUEVO PAÍS)

Las exportaciones de petróleo, el recurso que financia al régimen de Nicolás Maduro, cayó a un mínimo de 16 años en agosto a medida que los compradores, incluida la empresa india Reliance Industries Ltd, limitan sus compras de crudo de Venezuela.

Los envíos de petróleo del miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) cayeron un 26% desde julio hasta 625.806 barriles diarios en agosto, la cifra más baja desde enero de 2003, cuando una huelga general cerró campos petroleros, puertos y refinerías, lo que provocó que el régimen del fallecido Hugo Chávez declarara fuerza mayor sobre las exportaciones.

El país utilizó 27 buques para exportar su crudo en agosto, una cifra menor que los 66 buques por mes utilizados hace dos años, indicó un reporte de Bloomberg.

José A. Anzoátegui, la principal terminal petrolera venezolana, anunció que sus tanques de almacenamiento están quedando sin espacio, al operar al 94% de su capacidad. Una flota de 18 buques mantiene 13,9 millones de barriles de petróleo venezolano sin vender en almacenamiento flotante durante siete meses.

Tras perder el mercado estadounidense, que representaba el 37% de las exportaciones de petróleo venezolano, la nación ha despachado la mayor parte de su petróleo a China e India e impulsado los envíos a una subsidiaria de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), Nynas AB, que posee refinerías en Suecia y Alemania. Los volúmenes para Cuba también aumentaron.

Según denuncias de trabajadores del sector, sigue el envío de petróleo y productos refinados a Cuba, a pesar de las sanciones que impuso EEUU este año a este tipo de transacciones.

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos, estimó que cada día terminan saliendo de contrabando unos 100.000 barriles de petróleo y derivados, y en su mayoría enviados a la Isla.

Freites, entrevistado por El Nacional desde Caracas, confirmó que estos miles de barriles salen del Complejo de Refinación de Paraguaná (CRP), en el estado Falcón, al noroeste de Venezuela.

En agosto pasado, China National Petroleum Corp., la mayor compañía energética del Gobierno de Pekín, canceló los planes de cargar cerca de 5.000.000 de barriles de petróleo venezolano en embarcaciones tras la última orden ejecutiva del presidente Donald Trump.

La medida podría representar un revés para Maduro, que cuenta tanto con China como con Rusia para mantener su régimen en funcionamiento en medio de una crisis humanitaria, escasez de alimentos e hiperinflación.

Los tres cargamentos de agosto cancelados por PetroChina Co. Ltd., la filial de CNPC, hasta el momento no han atraído otro comprador, según informes a los que tuvo acceso Bloomberg.