Domingo, 17 de Noviembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Clima

Decretan evacuación obligatoria en las Carolinas por inminente impacto de Dorian

Residentes de Jacksonville esperan el impacto del huracán. (REUTERS)

Las autoridades de los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur, en la costa sureste de Estados Unidos, conminaron a los habitantes de las zonas costeras a evacuar debido al riesgo potencial de que el huracán Dorian impacte esa zona.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH), Dorian podría avanzar sobre las Carolinas desde el jueves hasta el viernes, provocando a su paso graves inundaciones.

"Se espera que el núcleo de Dorian se mueva peligrosamente cerca de la coste este de Florida y cerca de la costa este de Georgia esta noche. Se pronostica que el centro de Dorian se moverá cerca o sobre la costa de Carolina del Sur y Carolina del Norte hasta el viernes por la mañana", alertó el Centro Nacional de Huracanes, en su informe de este miércoles, indicó AP.

"Podríamos estar enfrentando un roce o un impacto directo en partes de Carolina del Sur o Carolina del Norte de jueves a viernes", advirtió también Janice Dean, meteoróloga Senior de la cadena Fox. "Ciertamente, podríamos sentir, al menos, viento con fuerza de huracán por cuestión de horas", añadió.

Ante la posibilidad de un golpe directo, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó evacuaciones obligatorias de todas las zonas ubicadas a menos de 305 kilómetros de la costa, y abrió todos los carriles de la carretera interestatal 26 para crear una única ruta de evacuación unidireccional hacia el oeste.

"No hay más tiempo para dudar. Si estás en una zona de evacuación, tienes que salir ya", escribió en su cuenta de Twitter el martes en la noche, tras señalar que evacuar "es la única manera de ponerse a salvo".

A pesar de que Dorian se debilitó y bajó a categoría 2 en las últimas horas, la cantidad de agua que podría descargar el huracán sobre las Carolinas preocupa a los meteorólogos, por la posibilidad de graves inundaciones que amenacen la vida.

La tormenta, que devastó las Bahamas con lluvias y vientos durante más de un día, amenaza con inundar regiones de baja altitud, desde Georgia hasta el sureste de Virginia, mientras se desplaza con dirección norte.

Es probable que Dorian se acerque peligrosamente a Charleston, que es especialmente vulnerable porque está ubicada en una península. Un mapa de riesgos de inundación del Servicio Nacional de Meteorología proyectó una combinación de marea alta y marejada ciclónica de 3,1 metros (10,3 pies) en las inmediaciones de la bahía de Charleston. El récord, cuatro metros (12,5 pies), fue establecido por Hugo en 1989.

"Todo esto crea la posibilidad de inundaciones dramáticas en el Lowcountry [costa este de Carolina del sur]. Es una tormenta muy seria", añadió McMaster.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, también decretó en la mañana de este miércoles evacuaciones obligatorias para la isla barrera, que incluye Outer Banks, Shackleford Banks, Bogue Banks y Bald Head Island, tras calificar a Dorian de "amenaza inminente". Pidió además al Gobierno de Donald Trump una declaración de "desastre federal" para Carolina del Norte antes de la llegada de Dorian.

Según lo previsto, el centro del meteoro tocaría tierra en las Carolinas como un huracán de categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, lo que implica que sus vientos máximos sostenidos serían superiores a 154 kilómetros por hora.

Aún es difícil concretar si Dorian cumplirá con el pronóstico de trayectoria, o en qué punto de las Carolinas tocará tierra, por lo que las autoridades instaron a los residentes a seguir de cerca las actualizaciones de los organismos oficiales. El CNH, por su parte, prevé "algún debilitamiento" del meteoro durante los próximas días, aunque espera que durante ese período permanezca como "un huracán poderoso".

El CNH emitió "un aviso de huracán" para distintas zonas de la costa este: desde los condados de Volusia/Brevard hasta Ponte Vedra Beach, Florida; y desde el río Savannah, en Carolina del Sur, hasta la frontera de Carolina del Norte y Virginia. Esto significa que en las áreas afectadas podrían darse "condiciones de huracán" en las próximas 36 horas.

La tarde del miércoles Dorian se ubicaba a 290 kilómetros al sur de Charleston, con vientos máximos sostenidos de 169 km/h. Se desplaza a 15 km/h.