Martes, 18 de Febrero de 2020
Última actualización: 16:13 CET
América Latina

Los requisitos de varios gobiernos a los venezolanos crean caos fronterizo y presionan a Colombia

Frontera entre Colombia y Ecuador. (EL NACIONAL)

Por segunda ocasión en menos de una semana, autoridades de Colombia han pedido a las de Ecuador que revisen su política de visas de ingreso para venezolanos, en medio de una situación caótica en el puente Rumichaca por el volumen de ciudadanos procedentes de Venezuela que, tras atravesar a pie o en transporte terrestre el territorio colombiano, no pueden continuar su viaje.

Este domingo 8 de septiembre fue el defensor del pueblo de Colombia, Carlos Alfonso Negret, quien hizo un llamado tanto a Ecuador como a Perú. Ambos países, así como Chile, implementaron la solicitud de visas para venezolanos, con requisitos difíciles de cumplir bien sea por el monto o bien por la exigencia de pasaportes o constancia de antecedentes penales.

En Venezuela, entretanto, el Estado incumple con la entrega de pasaportes a sus ciudadanos, y la constancia de antecedentes penales y su posterior apostillado constituye una suerte de calvario, ya que deben solicitar citas en páginas web oficiales cuyos sistemas están en muchos casos caídos o saturados por las solicitudes.

Colombia sigue teniendo una política de entradas sin restricciones al éxodo de venezolanos. Según las estimaciones de Naciones Unidas, cada día unos 5.000 venezolanos cruzan la frontera, principalmente hacia Colombia, a pie y prácticamente con lo que llevan puesto. Para muchos, el país vecino es un tránsito en una larga caminata para llegar a Ecuador o Perú.

Negret pidió un "corredor humanitario" para permitir el paso de unos 1.000 venezolanos que se quedaron del lado colombiano y tienen familiares en Ecuador o Perú. El defensor del pueblo consideró que debe permitirse la reunificación familiar de ciudadanos que huyen de las condiciones generadas en su país por el régimen de Nicolás Maduro.

El pasado jueves 5 de septiembre, el director nacional de Migración de Colombia, Christian Krüger, visitó seis albergues ubicados en la población fronteriza de Ipiales y el puente internacional de Rumichaca, con el objeto de evaluar la crisis que viven los emigrantes venezolanos.

De acuerdo con Migración se trata en total de unos 4.000 venezolanos a quienes alcanzó la medida de solicitud de visa para ingresar a Ecuador cuando realizaban su éxodo a través del territorio colombiano.

Ecuador puso en práctica desde el 26 de agosto la exigencia de visa para los venezolanos. El 15 de junio, Perú había implementado similar medida y Chile también restringió el ingreso de venezolanos desde el 21 de junio.

Con la puesta en funcionamiento de esas medidas y otros requisitos, los tres países sudamericanos han restringido de forma significativa el flujo migratorio de venezolanos. Como resultado, Colombia se ha convertido en una suerte de cuello de botella para los venezolanos que salen huyendo sin dinero o sin documentos.

Ligia Bolívar, exdirectora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), aseguró que la exigencia de visa humanitaria por parte de los gobiernos de Perú, Ecuador y Chile pone en mayor riesgo a los refugiados venezolanos que huyen del país debido a la crisis.

Bolívar advirtió que esta medida hace mucho más difícil el tránsito de los venezolanos pero no detiene la migración. "La gente no va a dejar de irse. Si le cierran la puerta, entran por la ventana", dijo.

"Perú es líder en el Grupo de Lima buscando la vuelta a la democracia en Venezuela. Sin embargo, obstaculiza el ingreso de venezolanos a ese país, sin tener en cuenta que son refugiados y no migrantes", criticó la investigadora especializada en derechos humanos.

El número de emigrantes venezolanos en el mundo subió a 4,3 millones a fines de agosto, según el representante especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Eduardo Stein.

Colombia alberga en la actualidad a 1,5 millones de venezolanos. Solo en Bogotá viven más de 300.000. Comparado con las cifras a nivel general de países latinoamericanos, en la capital colombiana hay más ciudadanos venezolanos que en países como Chile (288.200), Ecuador (263.000) y Brasil (168.000).