Lunes, 23 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
CIENCIA

Comenzó como una investigación del cáncer, pero traerá el remedio para los calvos

Un hombre con calvicie. (GETTY)

Científicos del Centro Médico Southwestern, de la Universidad de Texas, EEUU, que estudiaban cómo se forman algunos tumores cancerosos en ratones, hallaron las células que producen pelo y las que proporcionan color.

Según recogió la edición digital de Crónica, sin ser objetivo del trabajo, el equipo de investigación habría dado pistas para llegar a una solución de la calvicie.

El doctor Lu Le, jefe de Dermatología de la citada instalación hospitalaria, afirmó: "Aunque este proyecto se inició para comprender cómo se forman ciertos tipos de tumores, terminamos aprendiendo por qué el cabello se vuelve gris y descubriendo la identidad de la célula que directamente da lugar al pelo".

El experimento empezó al tratar de remover las células a los ratones. El resultado fue que los hizo calvos. Al intentar remover uno de los genes de las células, los ratones se volvieron blancos.

Los científicos llegan así a un entendimiento de por qué se produce la calvicie y el surgimiento de las canas.

Lu y su grupo esperan que, con este conocimiento, en el futuro puedan "crear un compuesto tópico o entregar de manera segura el gen necesario a los folículos pilosos para corregir estos problemas cosméticos".

Según el estudio, publicado por la revista especializada Genes and Development, el cabello se diferencia de las células madre del folículo a través de las células progenitoras en la matriz.

A diferencia de las células madre en la protuberancia, las identidades progenitoras y los mecanismos que regulan los componentes del tallo del cabello son pocos conocidos.

Las identidades de las progenitoras de la matriz regulan el crecimiento y la pigmentación, en parte al crear un nicho dependiente del factor de células madre (SCF) para los melanocitos foliculares, según explica la investigación.