Miércoles, 18 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
censura

Otro capítulo de la censura de China en internet: mutiladas las orejas de sus actores

Actor con la oreja pixelada. (IQIYI)

La decisión de censurar las orejas de los actores que usan aretes ha provocado un acalorado debate en internet en China. Las imágenes tomadas de programas producidos por iQiyi, un servicio similar a Netflix, muestran a los intérpretes masculinos con grandes manchas que cubren sus lóbulos de las orejas.

Según recoge la edición digital de BBC Mundo, un hashtag en chino que dice "Los actores no pueden usar aretes" se ha utilizado más de 88.000 veces en Weibo, donde muchos usuarios están expresando su indignación por la censura.

Se trata del último ejemplo del control gubernamental de contenidos en los programas de televisión en China. Todo lo referente a la cultura hip-hop, los tatuajes y símbolos de la comunidad LGBTI han sido bloqueados en los medios.

Muchos chinos se volcaron en las redes sociales para justificar este proceder "por el deseo de proteger roles de género 'tradicionales'".

En tono sarcástico, un usuario de la red social Weibo escribió: "Los hombres que usan aretes son mariquitas. Genghis Khan era mariquita, debemos bloquearlo y sacarlo de nuestros libros de historia".

Otros, en la misma línea, se refirieron a doble estándar, dado que las actrices sí podían mostrar sus aretes.

"¿Quién puede decir que esto no es sexismo? ¿Por qué los hombres no pueden hacer eso? Simplemente hemos retrocedido 100 años", criticó un usuario. Otro consideró que la medida es "discriminación sexual tácita".

Si bien la mayoría de los comentarios reprocharon las imágenes censuradas, algunos escribieron que estaban de acuerdo con la decisión: "Estoy de acuerdo con que el Gobierno se involucre en esto. Los hombres deben parecer hombres", dijo uno.

Otros piensan que los hombres que llevaban aretes eran "raros" y "afeminados".

Un usuario de Weibo se preguntó por qué era un problema tan grande.

"Algunas personas realmente dicen que esto influiría negativamente en los niños. Si llevar una joya es culpable de influir negativamente en un niño, ¿qué tan vulnerable es el sistema educativo del país?".

Todas las emisoras de televisión en China son estatales y están fuertemente reguladas y sujetas a censura, recuerda BBC Mundo.

Los programas de TV nacionales a menudo deben enviar cartas a su oficina local del Partido Comunista, con al menos dos meses de anticipación, para su aprobación oficial. Para contenidos extranjeros, este proceso puede llevar incluso más tiempo.

La regulación también se ha extendido más allá de la televisión a las plataformas digitales, debido a que la gente cada vez ve más televisión a través de internet e incluso transmite su propio contenido.

La popularidad de las aplicaciones de transmisión en vivo descontrola a Pekín, que desea un dominio absoluto sobre todo lo que se transmite.

Sin embargo, los usuarios de redes sociales han hecho notar su insatisfacción ante una lista creciente de lo que pueden ver y lo que no.