Sábado, 21 de Septiembre de 2019
Última actualización: 18:50 CEST
TECNOLOGÍA

Vuelos de Londres a Nueva York en 29 minutos, ¿para cuándo?

El cohete Starship de Space X. (INFOBAE)
Estimado de duración de los viajes en distintas rutas. (INFOBAE/USB)

Una empresa de inversión suiza asegura que los vuelos de larga distancia en cohete pronto podrían hacer que los viajes en avión queden prácticamente obsoletos. Expertos financieros de la firma UBS afirman que en la nave espacial SpaceX Stars de Elon Musk un viaje de Londres a Nueva York solo tomaría 29 minutos y menos de una hora a Sydney.

Según recoge Infobae, también sostienen que llegar de un punto a otro en la Tierra viajando por el espacio exterior podría "devorar" al mercado actual de viajes que duran más de diez horas.

UBS calcula que para 2030 el mercado de los viajes de estos cohetes tendría un valor de 19.700 millones de dólares al año.

El futuro de los viajes de larga distancia en el planeta incluirá cohetes que ingresarán a la atmósfera superior antes de regresar a la Tierra, precisó un reporte del diario británico DailyMail. Representan un mercado muy lucrativo, señala el medio y pone como referencia a empresas como SpaceX y Virgin Galactic, que compiten en una carrera de turismo espacial.

"Aunque algunos podrían ver esto como ciencia ficción, creemos que hay un gran mercado. Y si bien el turismo espacial todavía está en una fase incipiente, creemos que a medida que se demuestre la tecnología y el costo disminuya debido a la competencia, el acceso a estos vuelos se volverá más general", consideran Jarrod Castle y Myles Walton, analistas de UBS.

Para los expertos, el turismo espacial a Marte y otros planetas también se convertirá en una realidad, con la inscripción de empresas hoteleras para construir puestos de avanzada en estaciones espaciales.

La carrera para ser la primera compañía en enviar pasajeros al espacio se está librando entre Richard Branson —fundador de Virgin Galactic—, Elon Musk —fundador de SpaceX— y Jeff Bezos, dueño de Amazon.

En 2018, más de 150 millones de pasajeros pasaron más de diez horas en un vuelo de larga distancia.

Los cohetes Starship de Elon Musk tienen una capacidad de 100 personas, y los tamaños de las naves espaciales pueden ser un factor limitante para el futuro previsible. UBS sostiene que es poco probable que algún cohete lleve a más de 300 personas pronto, pero que los vuelos más frecuentes podrían resolver el problema.