Domingo, 15 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
Sociedad

¿Está Netflix detrás del aumento de los suicidios en adolescentes?

Fotograma de 'Por trece razones'. (NETFLIX)

Desde que Netflix estrenó la serie Por trece razones, en la que una adolescente graba en 13 cintas las causas por las que decide quitarse la vida, la polémica sobre su posible "efecto contagio" en los más jóvenes no ha parado de crecer.

Un reciente estudio alimenta los argumentos de los críticos: al mes siguiente de su estreno en Estados Unidos, el pasado 31 de marzo de 2017, los suicidios en la franja de edad de entre diez y 17 años aumentaron un 28,9% en todo el país.

Aunque los propios autores advierten de que no se puede establecer una relación causal, las expertas consultadas inciden en el peligro de que en los medios de comunicación se presente el suicidio en términos idealizados: es importante hablar del suicidio, sí, pero desde el punto de vista de la prevención y animando a quien piense en quitarse la vida a buscar ayuda.

El estudio, publicado el lunes en el Journal of American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, parte de los datos recogidos por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) entre 2013 y 2017: 180.655 muertes por suicidio en EEUU, divididos en franjas de edad.

Una vez desestacionalizados (se producen más casos en primavera y otoño), comprobaron que la tasa de suicidios en las edades entre diez y 17 años aumentó en abril de 2017 a 0,57 por 100.000 personas, un 28,9% más que la predicción creada en base a las cifras de los años anteriores.

Es la tasa más alta de cualquier mes de los cinco años estudiados. Después de este pico, se registran tasas significativamente más altas en junio y diciembre de 2017. La media antes del estreno de la serie era de 116,29 suicidios adolescentes al mes (0,35 por 100.000 personas), y la de los meses posteriores es de 149,56 casos al mes (0,45 por 100.000).

Los investigadores estiman que el estreno de Por trece razones, cuya tercera temporada está en fase de producción, se asocia con unos 195 suicidios adicionales en 2017 entre los diez y los 17 años. No han encontrado un aumento en las demás franjas de edad, lo que, afirman, va en la línea de trabajos previos según los cuales "los más jóvenes pueden ser particularmente vulnerables al contagio del suicidio".

Netflix ha respondido con un comunicado, según el cual están "analizando" el estudio, "ya que entra en conflicto con el publicado la semana pasada por la Universidad de Pensilvania", que concluía que la serie podía reducir el riesgo de suicidio, aunque se refería a adultos de 18 a 29 años.

"Es un tema sumamente importante para nosotros y hemos trabajado mucho para asegurarnos de que lo tratamos de una manera responsable", afirmó la empresa en un comunicado.

En contra de lo esperado por los autores, el aumento de suicidios no ha sido significativo entre las chicas, pese a que la protagonista de la serie es una adolescente, sino entre los varones. Aunque no saben la razón exacta, los investigadores explican que existe una "paradoja de género": la tasa de suicidios consumados es más alta en hombres que en mujeres, mientras que sucede lo contrario cuando se habla de tentativas.

"No hay un beneficio de salud pública discernible asociado a la visualización de la serie y está justificada la precaución con respecto a la exposición de niños y adolescentes", concluyen los autores.

Diana Díaz, directora del organismo español Teléfono ANAR, que atiende a menores con problemas, coincidió: "Esta serie puede ser peligrosa porque impacta mucho y no todos los adolescentes están capacitados para interpretar el contenido, a nivel psicológico y emocional, y porque al final justifica el suicidio", declaró al diario El País.

Según Díaz, algunos de los adolescentes que llaman al teléfono de la fundación comentan a los psicólogos que la serie les ha impresionado. "Existe el riesgo de que saquen como conclusión que está justificado que una persona se suicide para solucionar sus problemas", advirtió.