Viernes, 13 de Diciembre de 2019
Última actualización: 16:13 CET
MODAS

Influencers en Chernóbil: consejos para ¿'descerebrados o desalmados'?

Una joven hace muecas de agonía frente al monumento en Chernóbil. (166MM/INSTAGRAM)
Una mujer posa semidesnuda. (NZ.NIK/INSTAGRAM)

Ante las decenas de imágenes de jóvenes posando en Chernóbil lugar en el que ocurrió la tragedia nuclear más grande de la historia, un joven tuitero, guionista de publicaciones satíricas y humorísticas como El Mundo Today, La Competencia o La Ruina Show ha criticado lo que considera poco cerebro de algunos influencers.

Tras el éxito de la miniserie de televisión de HBO ha aumentado la cantidad de turistas atraídos por la planta y la ciudad fantasmagórica abandonada que la rodea. Hasta allí, en actitud considerada irrespetuosa han llegado, asimismo, los llamados influencers a aquellos que compiten para llegar a serlo.

"Muchos no habéis visto Chernóbil, y por tanto no os han convalidado el título de física nuclear. Os doy unos consejos que, sin haber visto la serie, seguro que se os pasarían por alto", escribió Tomás Fuentes en Twitter y comparte las imágenes de la discordia.

"Desconfía de aquellos destinos vacacionales donde hay que llevar medidor de radioactividad. Si ves un cartel de 'Peligro, radioactividad', ten cuidado. Podría haber radioactividad", señaló como número uno.

"Si para visitar un destino turístico te obligan a ponerte un traje para protegerte de la radiación, no es buena idea desnudarse", añadió como segundo tip al compartir la imagen de una joven ligerita de ropas.

En tercer lugar aconsejó: "Si estás en un lugar radioactivo y quieres hacer una foto divertida jugando con la perspectiva, procura que la foto quede bien a la primera. No es buena idea alargarse buscando la imagen perfecta".

"En general, no es buena idea acercarse a animales salvajes. Si han crecido y vivido toda la vida en una zona radioactiva no anula el peligro. Es más: podrían acentuarlo. Y, sobre todo, intenta no tocarlos", enumeró como consejos cuatro y cinco.

"Si aún así vas al lugar donde ocurrió una catástrofe nuclear, intenta transmitir a tus seguidores el drama que allí se vivió, de la manera más respetuosa posible", dijo esta vez sin ápice de ironía.

"Mucha gente no quiso ser evacuada porque no tenían donde ir. Hazles una visita y pregúntales si brillan en la oscuridad. Es una cosa que agradecen mucho", añadió esta vez sí con cierto sarcasmo y fotografía de influencer incluida.

También sugirió que "no pongas el papo (nalgas) en zonas contaminadas".

La miniserie de HBO, que por cierto encontró críticas en La Habana y Moscú, describe las consecuencias de la explosión, la vasta operación de limpieza y la investigación posterior al desastre nuclear.

El área alrededor de la planta conserva la sensación de un páramo postapocalíptico, donde los perros callejeros deambulan y la vegetación invade edificios sin ventanas y abandonados, cubiertos de escombros.

Una agencia de viajes de Chernóbil reportó un aumento del 40% en las reservas de viajes desde que la serie de HBO comenzó en mayo. El pasado abril marcó el aniversario 33 del desastre en la Ucrania soviética.

El accidente mató a 31 personas de inmediato y obligó a decenas de miles a huir. El número final de muertes por enfermedades relacionadas con la radiación, como el cáncer, está sujeto a debate.

Un estudio bielorruso estima el total de muertes por cáncer a causa del desastre en 115.000, en contraste con la estimación de la Organización Mundial de la Salud de 9.000.

Más de 23.000 niños de Ucrania fueron tratados en la Isla durante más de dos décadas en el balneario habanero de Tarará. Fue otro de los programas que apadrinó personalmente el difunto Fidel Castro.

A pesar de que tras la catástrofe la ciudad fue evacuada y a día de hoy es una zona fantasma (se estima que no será habitable hasta dentro de varios siglos por la concentración de elementos radiactivos) muchos tientan a la suerte posando junto a animales, tocando el mobiliario urbano que aún sobrevive o despojándose de la ropa en mitad de la siniestra localización.

Para viajar a la zona se necesita un permiso especial –que solo tienen residentes y trabajadores– por lo que los turistas deben visitarla en un tour que proporciona mascarillas y dosímetros para medir la radiación. Muchos de estos influencers juegan con estas herramientas.

3 comentarios

Imagen de Lagrange

Camilito el de San Miguel del Padron: Para los ignorantes como tu, una busqueda en Wikipedia parece resolver el problema, plasta de mierda comunista. Esfuerzate mas, te pasas la vida alardeando de tu educación y eres un cebollón de campeonato. Se cree que esa radiactividad no se extinguirá hasta pasados 300 000 años. Lee, sumiso estomacal: https://web.archive.org/web/20110213062103/http://www.conocimientosweb.n...

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

El Celsium 137 tiene una vida media de 30 años. Poca radioactividad debe quedar en el area del accidente ocurrido en el 1986.

Imagen de pim-pam-pum

La estupidez y la falta de sensibilidad están a la orden del día, también hay gente que va a hacerse fotos en Auschwitz  como si aquello fuera un parque de recreo.